Tratamientos de belleza en invierno: faciales y corporales. ¡Cuida tu piel!
LECTURA

Los mejores tratamientos de belleza en invierno...

Los mejores tratamientos de belleza en invierno que tu piel agradecerá

Ahora que definitivamente ha llegado el frío y que la contaminación aumenta debido al uso de las calefacciones, la piel muestra rojeces, se seca o se deshidrata reclamando una atención especial. El invierno es el momento de prestar un particular cuidado al cuerpo e intensificar los tratamientos faciales y corporales para evitar que sufra y que envejezca antes de tiempo. ¡Apunta estos trucos de belleza!

Tratamientos de belleza en invierno: qué hacer con nuestra piel cuando llega el frío

En verano cuidamos con más esmero de nuestro cuerpo, pues está más visible y expuesto al sol. Sin embargo, el viento y el frío son factores que pueden ocasionar incluso más estragos, especialmente a las pieles más finas y sensibles. En invierno sufre sequedad, enrojecimiento o tirantez que aumentan debido a los cambios bruscos de temperatura y a la elevada exposición a la calefacción. Esto influye también en la aparición de arrugas tempranas y en que el rostro se muestre con menos luminosidad. Ante esta situación cabe preguntarse qué podemos hacer con nuestra dermis cuando caen las temperaturas. A continuación te recomendamos unas pautas a seguir, imprescindibles para una dermis sana, que incluye unos cuantos tratamientos de belleza en invierno que tu piel agradecerá.

Cuidados de la piel en invierno: tratamientos de estética faciales

El rostro es la parte del cuerpo más expuesta a las inclemencias del invierno y en la que más se muestran sus estragos. La hidratación facial adecuada será una de las claves fundamentales para presumir de la tez perfecta, ya que con el frío las células se renuevan con mayor dificultad, provocando que ésta se encuentre más seca y sensible.

Conseguirás mejorar la hidratación utilizando cremas adecuadas para tu piel, con una textura estilo gel y que sean lo bastante nutritivas. Los tratamientos faciales a base de ácidos cosméticos, como es el caso del ácido glicólico, ayudarán a eliminar marcas en la piel como acné, cicatrices o líneas de expresión. Además, si los aplicas varias veces al día ayudarás a que tu cara esté radiante. Por la noche, elige una crema especial con menos grasa para que la piel descanse y tenga un aporte extra de suavidad y no olvides usar una mascarilla al menos una vez a la semana.

Más trucos de belleza: mantén siempre la cara limpia con aceites y leches limpiadoras. Lavarla al menos dos veces al día, utilizando limpiadores que no incorporen detergentes, hará que los poros se liberen y puedan transpirar contribuyendo a que ésta se hidrate de forma natural. En la ducha no uses agua demasiado caliente, pues la resecarás más.

Si tienes la piel sensible, utiliza siempre productos adaptados a su cuidado apropiado. Este tipo de productos suelen tener niveles bajos de alcoholes y jabones, culpables de que aumente la sequedad en la piel. Igualmente esto será aplicable si usas maquillaje; trata de que contenga protección solar ya que, aunque pueda parecernos que en invierno no nos quemamos, las pequeñas exposiciones al astro también intensifican el envejecimiento de la piel sin dejar de dañarla en esta estación.

Secretos de belleza para labios, manos y cabello

Los labios también se deben mantener especialmente hidratados durante el invierno, ya que tienden a agrietarse más con el frío. Recuerda meter una barra de cacao en el bolso y utilizarla siempre que los notes tirantes, o con mayor frecuencia si es posible.

Tampoco olvides echarte crema varias veces al día en las manos y utilizar guantes, ya que esta parte del cuerpo es bastante delicada y siempre olvidamos mimarla. Además, en invierno se cuartean con gran facilidad, provocando el nacimiento de las temidas arrugas.

De la misma manera, el pelo sufre en invierno por culpa del exceso de humedad y por la sequedad del ambiente. También habrás notado que suele estar más graso, haciendo que se caiga con mayor facilidad. Cortarlo, cambiar de champú y aplicar un tratamiento de queratina serán buenas opciones para que crezca con más energía, suavidad y brillo.

Para reforzar el estado idóneo del ambiente a la hora de cuidar tu cuerpo, será imprescindible que las estancias de tu hogar se encuentren con las perfectas condiciones de humedad. Para ello baja la calefacción y usa un humidificador: comprobarás en poco tiempo sus efectos beneficiosos.

Costumbres saludables para la piel: tomar vitamina C y beber mucha agua es el mejor de los tratamientos faciales

Llevar unos buenos hábitos de salud se manifestará tanto en el interior como en el exterior de tu cuerpo. Los malos hábitos, en cambio, dejarán huellas en la piel, un buen aviso de que deberás cambiarlos.

Para cuidar tu piel desde el interior, toma alimentos que contengan vitamina C, muchas frutas y verduras, ya que se caracterizan por ser antioxidantes y producir colágeno. Otra forma de hidratar por dentro es bebiendo al menos dos litros de agua al día, algo tan importante de hacer en invierno como en verano. ¡Es el mejor de los tratamientos faciales!

Tratamientos de estética para el invierno: depilación láser

El invierno es una estación idónea para regalarse tratamientos de estética, aprovechando que el sol no es tan agresivo. Sesiones y masajes que ayuden a eliminar células muertas, regenerar células y producir colágeno.

Aprovecha para hacerte la depilación láser y acabar definitivamente con el vello incómodo y antiestético que tanto te molesta. El argumento de peso es que la piel no está morena y será difícil que la expongas al sol, dos requisitos fundamentales a la hora de depilarse con láser. Teniendo en cuenta el tipo de vello y de piel que tengas, deberían ser suficientes entre ocho y doce sesiones. De esta forma, en verano podrás presumir de una perfecta depilación sin los molestos granitos ocasionados por la depilación con cuchilla o cera.

Otra forma de mimar tu cuerpo es acudiendo a un spa para recibir un tratamiento o un agradable baño. Los cambios extremos de temperatura en el agua estimulan el sistema circulatorio, rejuveneciendo y tersandola piel. Es uno de los tratamientos de belleza en invierno más efectivos y relajantes. Busca las fórmulas y cuidados que más se adapten a tus necesidades y hazte el mejor regalo: mantenerte siempre joven con tratamientos anti-aging y anti-polución.

Desconectar con la innovación de un tratamiento anti-polución

Una de las razones del éxito del hotel en Chiclana, el Royal Hideaway Sancti Petri, es la innovación de sus tratamientos. Entre sus últimas novedades encontramos el ritual de belleza anti-polución de Perricone que aumenta la flexibilidad de la piel y elimina los posibles daños provocados por la contaminación medioambiental. Y es que cada vez son más las ciudades europeas que superan los límites permitidos de dióxido de nitrógeno en el aire, una circunstancia que afecta a nuestro organismo por dentro y por fuera.

“La baja calidad del aire acelera el proceso de envejecimiento natural de nuestra piel, reduciendo su barrera protectora y desequilibrando sus nutrientes”, asegura Toñi Leal, Wellness Personal Assistant de hotel Royal Hideaway Sancti Petri.  Según Leal, “las pieles que sufren a diario condiciones medioambientales extremas demuestran un tono menos radiante y uniforme, con mayor flacidez y presencia de líneas de expresión”.  Es por esto que se decidieron a poner en marcha este exclusivo tratamiento anti-polución, de la mano de la firma cosmética Premium Perricone MD.

?En qué consiste esta propuesta? Se trata de un protocolo de tres fases y con una duración de 90 minutos. Empezamos con una fusión entre masaje y ejercicio con movimientos cercanos al yoga y técnicas de respiración. De esta manera se reactiva el organismo aumentando la oxigenación y potenciando la circulación de sangre, para que el producto que se aplica tenga una mayor asimilación.

En la segunda fase, se realiza una limpieza, facial, un peeling enzimático, se prepara la piel con un plasma frío y otro caliente, se purifica y se reducen los poros, y luego se hidrata. Todo ello con productos adaptados a cada cliente. Por último, para que salgamos perfectos, se aplica un tratamiento con pigmentación. Un tratamiento de lujo para una piel de lujo.