Volcanes de México: Mitos y leyendas mexicanas sobre volcanes
LECTURA

Los volcanes de México, una de las más bellas l...

Los volcanes de México, una de las más bellas leyendas mexicanas

México presume de tener más de 500 volcanes aunque muchos de ellos no han sido reconocidos como tales. El más alto de todos ellos, el Pico de Orizaba, tiene 5.700 metros sobre el nivel del mar, seguido por los de Iztaccíhuatl y el Popocatépetl. Son precisamente estos dos volcanes de México sobre los que existe una de las más bellas leyendas mexicanas.

Los volcanes de México, protagonistas de bellas leyendas mexicanas

Según la mitología mexica –o azteca, como se la conoce también popularmente- Iztaccíhuatl era una princesa que se enamoró de uno de los guerreros de su padre. El nombre de ese guerrero, como no, era Popocatépetl y, como suele suceder en todos los relatos de este tipo, el padre de la princesa puso una prueba al guerrero antes de entregarle la mano de su hija. Popocatépetl  debía acudir a una batalla a Oaxaca y debía volver de allí con la cabeza de su acérrimo enemigo clavada en una lanza. Como no podía ser de otra manera, el guerrero regresó victorioso y se organizaron numerosos fiestas y festines en su honor pero, como tampoco podía faltar un poco de drama en la historia, el guerrero Popocatépetl descubrió que su amada, la princesa Iztaccíhuatl, había muerto.

Con el corazón devastado, el guerrero llevó el cuerpo de su princesa a un monte cercano y en recompensa los dioses la convirtieron en un volcán inactivo. Pero aún faltaba la gran muestra de amor, el guerrero encendió una antorcha y aseguró que ni uno solo de los huracanes que tocase la zona sería tan fuerte como para apagar ese fuego con el que velaría el cuerpo de la princesa. Y los dioses nuevamente actuaron; lo convirtieron en un volcán cercano a Iztaccíhuatl y, debido a que no se debía apagar el fuego de la llama de su amor, el volcán Popocatépetl sí está activo y de hecho, en la actualidad, está de nuevo en alerta por su actividad volcánica.

Volcanes en México: Popocatepelt

Varias leyendas de México nombran al Popocatépetl, uno de los mayores volcanes activos en México

Dada la riqueza de la cultura mexicana, era de esperar que esta no fuera la única versión de esta leyenda de México. Según otras versiones, el padre de la princesa, Tezozómoc, le pidió una tarea al guerrero que consideraba imposible porque no veía con buenos ojos la unión. Era tan difícil que a Iztaccíhuatl le llegó la noticia de que su amado no lo había conseguido y había muerto al intentar completar su hazaña. Y como suele suceder en estas historias, la princesa murió de pena. El problema es que Popocatépetl sí lo había logrado y cuando regresó comprobó la muerte de la princesa y, al igual que ella, también murió de tristeza. En esta versión de la leyenda de los volcanes de México, los dioses también se apiadan de los amantes y los cubren de nieve convirtiéndolos en montañas.

De ambas leyendas de México existen más alternativas, que si la noticia de que el guerrero había muerto la dio un enemigo esperando que este se retirara al ver sufrir a su amada, que si el padre de la princesa no quería que se casaran porque quería entregarla a los dioses convirtiéndola en un volcán con la ayuda de un hechicero, que si ambos huyeron para estar juntos pero los guardias del padre de ella los persiguieron e hirieron a la princesa y del lugar en el que murió surgió el volcán y así sucesivamente. Lo que está claro es que esta leyenda de los volcanes en México es fundamental en la cultura del país y por ello existe en forma de canciones, poemas y múltiples narraciones.

Volcanes activos en México

Los volcanes en México no son los únicos con leyenda

Sí, los volcanes activos en México  son algunos de los que más leyendas contienen pero no son los únicos. Uno de los volcanes del mundo más activos de Bali, el Gunung Agung, es muy importante para los hindúes ya que lo consideran el ombligo del mundo, el hogar de Mahadewa, la manifestación del dios más importante del hinduismo: Shiva. Algo parecido es lo que pensaban los griegos con respecto al Vesubio, en Italia, que creían estaba habitado por gigantes y fue allí donde Hércules luchó con ellos y salió victorioso.

También en Hawái existen leyendas sobre volcanes. Allí se cree que el volcán Kilauea nació tras una disputa entre Pele, señora del fuego, y su hermana Na-maka-o-kana, señora de los mares. La segunda, celosa de la primera porque creía que había seducido a su marido, se dedicaba a inundar todos los lugares en los que Pele quería asentarse hasta que Pele compuso su hogar en el volcán Kilauea.