Menú

Cerrar

¿Dónde quieres ir?
1 2
Descuentos
Compara
¡Comienza a comparar!
Haz clic en “Compara” para comparar las diferencias entre 2 o más hoteles.
Mapa
Compara
Ver más
0/3 hoteles seleccionados para comparar
Compara hasta 3 hoteles y reserva el que mejor se adapte a tus necesidades

Los que viajan en búsqueda de adrenalina, encontrarán lo que anhelan en Los Cabos, un par de hermosas ciudades con complejos vacacionales en el extremo sur de Baja California (México), la estrecha península que apunta al sur, situada a lo largo de la costa del Pacífico. Cabo San Lucas es la ciudad más al sur y donde se encuentra la playa de Medano; allí, los amantes de la costa, podrán encontrar sol, nadar y participar en una gran variedad de deportes acuáticos. San José del Cabo está situado más al norte y tiene un ambiente más tranquilo. Éste es un lugar perfecto para los paseantes, que pueden ir andando a visitar la plaza central, y disfrutar de la arquitectura española del S.VIII. Los apasionados del arte pueden encontrar inspiración por las pinturas y esculturas que hay en la Galería del Distrito, donde el popular paseo del arte se lleva a cabo los jueves por la noche. Los amantes de las aves querrán seguir el sendero de Estero San José, un santuario desde el que los observadores de aves podrán ver garzas, halcones y fregatas. La localidad es, en realidad, un pueblo de pescadores, por lo que una visita nocturna a la histórica playa de Palmilla incluirá ver a los pescadores y sus capturas.

Nadar, navegar y aprender a volar en un viaje a Los Cabos

Aquellos que pasen sus vacaciones en los Cabos tendrán fácil acceso a sus playas de arena blanca, a la fantástica vida nocturna y a los relajados restaurantes frente al mar. Los deportes acuáticos son las actividades que sobresalen, y la más emocionante de todas es el fly-boarding. Es interesante ver a los que practican este deporte, ya que vuelan por encima de las olas gracias a una aerotabla propulsada por chorros de agua; parecen antiguos dioses del agua, ya que de ellos mismos surgen un par de manantiales. Probar esta actividad es impresionante, y los principiantes necesitan pocas lecciones para intentarlo. Los aprendices marcan su dirección controlando el peso de su cuerpo, y algunos expertos llegan a elevarse hasta una altura de más de 10 metros. Además de volar, los turistas pueden aprender a hacer surf, paravelismo o ir a pescar el majestuoso marlín azul, por nombrar solo algunas de las posibilidades. Los que no puedan decidirse entre ir a navegar o a un restaurante, puede hacer ambas cosas en un crucero-restaurante, donde los comensales, además, podrán ver la puesta de sol mientras disfrutan de unas margaritas.

Elija el mejor hotel en Los Cabos

Los huéspedes de los hoteles Barceló en los Cabos pueden elegir entre una gran variedad de deportes de agua, pero aquellos que quieran actividades en tierra firme, encontrarán también muchas excursiones en quad. Estos vehículos de cuatro ruedas pueden meterse por caminos abruptos fuera de la carretera, como el desierto o la montaña, para descubrir la vida salvaje y los pueblos indígenas. Un viaje en quad al otro extremo de la península, puede ser el colofón a las vacaciones. El promontorio rocoso se adentra en el mar en el extremo sur de la península. Las fotos tomadas en la playa del Amor y del Arco, conmemoran un viaje a Los Cabos emocionante y lleno de diversión.