Yoga: Los 10 mejores mitos del yoga y sus beneficios
LECTURA

Los 10 mitos del yoga y sus beneficios

Los 10 mitos del yoga y sus beneficios

El yoga es una disciplina que no trata solo de cultivar el cuerpo sino también la mente y, en opinión de muchos, también el alma. Su origen se localiza en la India como una práctica de meditación muy común en el hinduismo y posee nueve ramas/tipos distintos con un mismo objetivo: unir cuerpo y mente. Esta es la teoría básica aunque, a raíz de su creciente popularidad, hay mucha más literatura que ciencia alrededor del yoga y los beneficios del yoga. Unos opinan que es demasiado fácil para considerarse ejercicio. Otros que es mucho más que eso, que te cambia la vida. Entre medias, ideas como que todos los yoggies son vegetarianos o hippies o adeptos a una especie de secta…Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto?


EN ESTE ARTÍCULO DE PIN AND TRAVEL:


1. El yoga es relajación, no deporte:

En las clases de yoga existen diversas fases en las que se induce y desarrolla la relajación pero gran parte del tiempo se trabaja activamente. El objetivo es controlar y manejar el prana o pranayama, una energía sutil que flota en el aire y que hay que canalizar a través de la respiración. Por eso, el primer paso es adquirir cierta resistencia y estabilidad física para luego llegar a un nivel de concentración que nos permita manejar ese prana y desarrollarnos en tres áreas: la mente, el cuerpo físico y la conciencia. Aunque suene místico, la realidad es mucho más simple y consiste en trabajar con concentración cada movimiento y fortalecer el cuerpo mientras dedicamos la mente plenamente a lo que estamos haciendo. Un lujo poco habitual en la vorágine diaria.

Además, depende mucho de dónde lo realices. Por ejemplo, el hotel Barceló Illetas Albatros permite la realización de yoga frente a una idílica playa privada mientras que en Es Castell (Menorca) puede hacerse en el primer amanecer de España, gracias a ser el punto más oriental del país.

2. El yoga es una secta:

El misticismo que rodea esta disciplina normalmente nos lleva a pensar en algo espiritual que quizá no compartimos o no nos interesa a priori. No obstante, aunque nace en el seno del hinduismo y en sus clases pueden entonarse mantras y promoverse la meditación esto no supone que sea un dogma ni una religión.

3. El yoga es solo para gente con problemas de espalda:

El yoga tiene beneficios pero cuando fue ideado no lo hizo como si se tratase de una terapia contra el dolor de espalda. No hay que olvidar que no es una terapia aunque de forma colateral, su práctica puede tener un efecto terapéutico.

4. El yoga para niños no es

Los niños podrán aprender yoga desde muy pequeños aunque obviamente es necesario adaptarlo. Al principio, se tratará de una práctica más pasiva ampliando las posturas de yoga gradualmente. Y no te preocupes que no se van a aburrir, las clases para niños están llenas de energía y actividad además de ser normalmente muy participativas.

yoga para mayores

5. El yoga es para gente mayor

Si eres una persona mayor no esperes hacer posturas de yoga muy complicadas nada más empezar al igual que tampoco sabrá hacerlas una persona joven que se está iniciando en esta disciplina. El mejor consejo es empezar poco a poco y con el paso del tiempo notarás como tu equilibrio, flexibilidad y coordinación mejoran considerablemente.

6. Hay que ser vegetariano para practicarlo:

Aunque tradicionalmente el yoga sigue la tradición hindú de Ahimsa o no-violencia que incluye el vegetarianismo, no es necesario seguirlo para poder practicarlo. Como para la práctica de cualquier otro deporte, una alimentación equilibrada y saludable será de gran ayuda a la hora, no sólo de practicarlo sino en cualquier otra faceta de la vida.

7. Yoga para principiantes, tienes que ser flexible

Lo único que deber tener flexible es la mente, al menos de inicio. Luego, con el paso del tiempo y la práctica, mejorarás tu flexibilidad, claro. Pero como en cualquier otro deporte, es algo que se va desarrollando, no tiene que venir de serie.

8. El yoga es sólo es para mujeres

Mientras que en Occidente, la práctica del yoga ha sido tradicionalmente una cosa de mujeres, en la India, su lugar de origen, era casi exclusiva de hombres hasta el siglo pasado. Lo cierto es que cada vez más hombres se animan a practicarlo para mejorar su rendimiento.

yoga para mujeres

9. No tengo la ropa adecuada para las posturas de meditación

Si tienes las ganas adecuadas, lo único que necesitarás será una esterilla y ropa cómoda. Lo ideal es que sea elástica y transpirable, vamos, como prácticamente cualquier ropa de deporte, ya estás preparado para los ejercicios de meditación.

10. El yoga es demasiado lento y aburrido

Existen múltiples tipos, hay algunos más pausados o suaves como el yin yoga u otros más rápidos, complejos y dinámicos como el Ashtanga o el Vinyasa Flow, sólo tienes que encontrar el que más se adapte a lo que buscas.