Viajar a Italia: Dónde comer la mejor pizza italiana - Pin and Travel
LECTURA

Dónde comer la mejor pizza en Italia

Dónde comer la mejor pizza en Italia

Durante un viaje a Italia, el viajero hace dos cosas principalmente: patear y comer. Y es en esta segunda donde vamos a indagar hoy, en la maravillosa cocina italiana y en concreto en su producto estrella: la pizza italiana. Un manjar que, si bien casan variopintos ingredientes en ella, los italianos tienen muy claro cuáles son las preparaciones clásicas y básicas de su patria. La receta es sencilla, los ingredientes también, pero de una pizza se surgen cientos de sabores y texturas que los italianos dominan a la perfección. Desde la abuela napolitana hasta el chef más reconocido, la pizza es plato que disfrutan los paladares de todo el mundo.

Hoy queremos que nos acompañes a través de una ruta entre los mejores tipos de pizza italiana, para descubrir los restaurantes donde comer la mejor pizza en Italia. Un plato que representa la bandera italiana (el rojo del tomate, el verde de la albahaca y el blanco de la mozzarella) no podía ser otra cosa que el símbolo de uno de los países más visitados del mundo. ¡Buon appetito!

Conoce la historia de la auténtica pizza italiana: se remonta a tiempos del Imperio Romano

Así es, la pizza como la conocemos hoy en día surgió siglos más tarde, pero según ‘Draw My Life’, no fue hasta el siglo XVIII cuando se creó la receta de pizza italiana mítica.

El tomate no llegó a Italia hasta el siglo XVI con lo que antes de esa época difícil que se hicieran pizzas como hoy en día, sin embargo, en tiempos del Imperio Romano se han descubierto recetas de panes al horno especiadas y con aceite que eran muy populares en a lo largo del Mediterráneo. En la Península Ibérica se preparaban las cocas y en Italia, las famosas focaccias, que eran uno de los alimentos principales de los soldados romanos.

pizza tradicional italiana

Esta masa de pan horneada con aceite y diferentes especias era tan popular que incluso se recogió en el primer libro de recetas de cocina romanas por Marco Gavio Apicio.

Tendremos que esperar unos cuantos años, en concreto, hasta el siglo XVIII cuando Nápoles vivía una de las peores hambrunas de su historia, y para lo que empezaron a incorporar a esta masa de pan horneada, una salsa o pasta de tomate. De esta forma, además de sabor, se incorporaban nuevos nutrientes a la masa. Poco después llegó el delicioso queso y distintos ingredientes. Gracias a los viajes comerciales y demás movimientos de napolitanos por toda la península italiana, la pizza pronto comenzó a popularizarse durante el siglo XIX.

En concreto, fue en 1889 cuando surgió la famosísima pizza Margarita. ¿La anécdota? El rey Umberto I y Margarita de Saboya acudieron a Nápoles y el famoso pizzero Raffaele Esposito elaboró para la pareja tres tipos de pizza. Entre ellas, la escogida por Margarita fue nada más y nada menos que aquella elaborada con tomate, albahaca y mozzarella, puesto que le recordaba a la bandera italiana. Así fue como la pizza ‘margherita’ se convirtió en el símbolo del país.

Años más tarde, y debido a las emigraciones de italianos al continente americano, y en concreto a Estados Unidos y Argentina, la pizza logró fama mundial, tal es así, que Estados Unidos es uno de los países con más pizzerías del mundo, y hasta los argentinos tienen su propia forma de disfrutar la pizza.

La receta de la masa de pizza italiana: una de las recetas más sencillas de elaborar

Una de las mejores cosas que tiene la pizza es sin duda, la facilidad para cocinarla. Con unos ingredientes súper sencillos y un poco de paciencia, cualquiera puede crear la masa de pizza italiana por excelencia.

Los ingredientes para preparar una pizza italiana son sencillos: 400 gramos de harina de trigo, 15 gramos de levadura fresca, 200 mililitros de agua tibia, sal y aceite.

masa de pizza tradicional italiana

En un bol grande se incorpora el agua y junto con la levadura, se mezcla bien hasta que se integren ambos ingredientes. Seguido, se añade la harina y con la mano se integra todo para crear una masa. Se saca del bol y con paciencia y esmero se sigue amasando, añadiendo ahora la sal, y una vez la sal esté completamente mezclada con la salsa, el aceite. Tras un buen rato mezclando y mezclando, es el momento de devolver la masa al bol y poner papel film encima.

Se deja macerando durante dos horas, se le da la forma deseada (siempre con la mano) y es el turno de los ingredientes. Hornear durante 10-12 minutos a 220 grados y listo.

Gracias a la versatilidad de la masa, han surgido diferentes tipos de pizza a lo largo de la historia, y todas tienen su historia particular. Esta la ya conocida margarita; la carbonara, elaborada con base de queso, huevos y panceta; la sencilla marinara con tomate, orégano, ajo y aceite; o la originaria de Nápoles, puttanesca, a la que se añaden anchoas.

La ruta por la mejor pizza italiana: recorre el país en un viaje gastronómico

Conociendo la historia y origen de la pizza italiana, y teniendo las nociones básicas para preparar la clásica masa de pizza, es el momento de poner los conocimientos en práctica, catando las maravillosas pizzas italianas en un viaje gastronómico.

Cada año, la Guía 50 Top Pizza elabora una lista de las mejores pizzerías de todo el mundo. No es de extrañar que la gran mayoría del listado pertenezca al país italiano, y entre las mejores pizzas del mundo se encuentran opciones de todo tipo de precios y gustos. Nada como organizar un viaje a Roma o una escapada a Milán para recorrer los paisajes italianos del norte y sur del país, y hacer unas cuantas paradas para disfrutar de las mejores pizzas. Algunos de los mejores restaurantes del mundo en materia de pizza son:

  • I Masanielli Francesco Martucci, en Caserta. Cerca de Nápoles se encuentra la mejor pizzería del mundo. La definición perfecta de pizza que se atreve a incorporar sabores diferentes. Siempre manteniendo la clásica masa de pizza napolitana.
  • Pepe in grani, en Caiazzo. Franco Pepe es el pizzero por excelencia, que decidió crear su restaurante en un pequeño pueblo cerca de Nápoles en el que la pizza es la especialidad. Tanto es así, que ostenta el título durante tres años seguidos de mejor pizzería y pizza del mundo.
  • Seu Pizza Iluminati, en Roma. Nos alejamos del hogar de la pizza, Nápoles, pero acabamos en una de las ciudades más bonitas del mundo y con una de las mejores pizzas. En este restaurante se elaboran pizzas tan originales que los napolitanos han acabado rendidos a sus pies.
  • Pizzeria Da Zero, en Milán. Además del Duomo o la Galería Vittorio Emanuele II, Milán tiene una parada obligada, y es esta pizzería que ha conseguido entrar dentro de las 50 mejores.