Las Palmas recupera la esencia del Hotel Santa Catalina
LECTURA

Las Palmas recupera la esencia de su hotel más ...

Las Palmas recupera la esencia de su hotel más emblemático: Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel

Hay un lugar en Las Palmas que ha puesto de acuerdo a Maria Callas, Agatha Christie, Ava Gardner, Winston Churchill o el príncipe Carlos de Inglaterra. Se trata del emblemático hotel Santa Catalina que, desde su apertura en 1890, se convirtió en lugar de reunión de importantes personalidades que buscaban en la isla un lugar en el que descansar y disfrutar de los servicios de un hotel de lujo. Ahora, Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel reabre sus puertas, bajo la gestión de Barceló Hotel Group, dispuesto a conservar el carácter icónico que le ha caracterizado en sus casi 130 años de historia.

Descubre Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel: una modernización que conservará su carácter emblemático

Este hotel, inaugurado en febrero de  1890, ha cautivado a emblemáticas personalidades por ser considerado uno de los mejores de Europa. No en vano, fue el hotel más antiguo no solo de la ciudad, sino también de Canarias, gozando de una ubicación privilegiada, en el mismo centro del Parque Doramas. En la actualidad, este representativo hotel forma parte del Patrimonio Arquitectónico y Cultural de la capital canaria siendo uno de los ejemplos más significativos del movimiento arquitectónico regionalista del siglo XX.

Con más de 200 habitaciones, Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel está llamado a convertirse, haciendo honor a sus casi 130 años, en un ejemplo de elegancia gracias a la conservación y rehabilitación de algunos de sus espacios más icónicos. Muestra de ello es el emblemático Patio de las Tortugas, uno de los espectaculares jardines que rodean el salón principal del hotel, donde los clientes podrán disfrutar de un área de relajación en un apacible retiro natural. No en vano, Santa Catalina a Royal Hideaway Hotel ha sido reconocido como Mejor hotel histórico de lujo de Europa  y Mejor hotel cultural de lujo del sur de Europa. Ambos reconocimientos destacan la historia, el valor cultural y la tradición de este hotel centenario

El cuidado proceso de rehabilitación ha incluido también el tratamiento de lienzos del s. XIX y murales realizados en la década de los cincuenta del pasado siglo. Este proyecto se planteó para abarcar la restauración de obras de varias estancias del hotel como el Bar Carabela, el Salón Arencibia y el emblemático Salón Miguel Martín-Fernández de la Torre, en honor al reconocido arquitecto canario que convirtió el hotel en el icono de lujo que es actualmente.

Importante nexo con la cultura y la gastronomía para disfrutar como un local en tus viajes a Canarias

El Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel busca mantener la herencia cultural del hotel y su vínculo emocional con la ciudad, algo que ha caracterizado a este establecimiento desde su apertura. Por eso es clara su intención de preservar su patrimonio y compartir su historia a través de un concepto que recupera el esplendor y la excelencia de un hotel de lujo clásico.

En cuanto a su oferta gastronómica, su alta cocina forma ya parte de la leyenda del hotel. Así nace el restaurante Poemas by Hermanos Padrón, con un nombre inspirado en el proyecto pictórico Poema de los Elementos, del reconocido artista grancanario Néstor Martín-Fernández de la Torre.  Jugando con este concepto, Juan Carlos y Jonathan Padrón, únicos chefs de origen canario con estrella Michelin y dos soles Repsol, buscan profundizar en los vínculos del arte con la cocina, apostando por una fusión de ingredientes internacionales y canarios procedentes del mar, la tierra y la naturaleza, creando obras de arte para el paladar.

Espacios destinados para el bienestar en un hotel de lujo en Las Palmas

La ubicación del hotel es, sin duda, privilegiada. Con unas impresionantes vistas al océano Atlántico, se encuentra en el corazón del emblemático parque Doramas, muy cerca del centro de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y a apenas 15 minutos de la Playa de las Canteras. Este arenal, inmerso en la vida de la ciudad, cuenta con la Bandera Azul, así como con la Q de Calidad turística, y permite un baño tranquilo a la vez que ofrece la posibilidad de hacer surf y esnóquel en sus aguas.

Además, si te alojas en el Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel podrás contar con el espacio Alis Rooftop, con su infinity pool y sus impresionantes vistas, aptas solo para adultos. También podrás disfrutar de sus patios zen interiores; todo ello forma parte de una convencida apuesta por la filosofía wellness, por lo que se han incorporado al hotel las últimas tendencias e innovaciones en esta materia, todo ello contando con un entorno privilegiado.