¿Conoces las expresiones y palabras cubanas más famosas?

Un diccionario exprés con expresiones, frases y palabras cubanas imprescindibles para no pasar por un forastero en tu próximo viaje a la tierra del ron y la guaracha 


Que Cuba es uno de los destinos favoritos donde ir de vacaciones, está más que claro. Que una vez se pisa el pie en el país caribeño, uno se siente como en casa, también es por todos conocido. Pero también allí es imposible no sentirse descolocado cuando se escuchan palabras cubanas o frases como “¡Qué volá!” o “Irse pa’l yuma”. Y es que, pese a que en Cuba el idioma oficial es el castellano, no cabe duda alguna de que los cubanos tienen su propio lenguaje y expresiones que bien podrían conformar un diccionario cubano propiamente dicho. Desde las playas de Varadero hasta las calles llenas de gente de La Habana, hoy hacemos un recorrido por las expresiones cubanas más conocidas de este país, para que todo viajero las puedas usar (eso sí, con moderación) en su próximo viaje a Cuba. No olvides añadirla al equipaje junto a tu guía de viaje.

¿Qué es el diccionario cubano?

Para comprender bien el origen de los cubanismos y cómo hablan los cubanos, hay que remontarse a la historia del país y de sus habitantes. Como en cualquier lugar del mundo, la historia y las gentes que han discurrido por Cuba han influenciado en gran parte el lenguaje. La jerga cubana es única gracias a los pueblos y culturas que desembarcaron en su día en esta isla del Caribe.

Cuba llevaba habitada más de diez mil años por pueblos pesqueros procedentes tanto de la zona del río Misisipi y de Centroamérica, y con la llegada de la corona española a estas tierras en el siglo XV, Cuba se convirtió en una zona deseada por distintos países del “otro mundo”. Esto explica que franceses, ingleses y, por supuesto, españoles quisieran explotar toda la riqueza del país, desde productos como la madera, hasta productos exóticos.

No hay nada como un turista que muestra interés por las tradiciones y el lenguaje locales

Gracias a la importancia del comercio en el puerto cubano, el español comenzó a introducirse poco a poco en el lenguaje de los locales y fue el idioma del comercio y el mercado. Tras 400 años de posesión española, finalmente los cubanos se independizaron y Estados Unidos y Rusia marcaron la identidad cubana. Sin olvidar la influencia portuguesa y, sobre todo, la africana, debido a los esclavos que llegaron a la isla y que forman una parte muy importante del ideario cubano, y sobre todo de las palabras típicas cubanas.

Diferencias entre el español de España y las expresiones y vocabulario cubanos

Si bien el diccionario empleado en todo el país no es otro que el diccionario español, la isla bonita tiene sus peculiaridades a la hora de hablar y expresarse. Son muchas las frases cubanas populares propias de la isla, que incluso difieren según la zona del país en la que te encuentres. El detalle más claro es que en la parte oriental de la isla se habla un castellano más clásico, mientras que en la parte oeste de la isla, como la zona de La Habana o Varadero, se emplea un español más actualizado y moderno, con toques 'callejeros'.

Una de las características más básicas y perfectamente reconocibles del dialecto cubano es sin duda la forma de pronunciar algunos fonémas. El ejemplo por antonomasia es la sustitución de la letra “R” por la letra “L”, como ocurre con palabras como amor (amol). Otro cubanismo es el hecho de que solo existe el tuteo, bien por influencia del inglés o como sinónimo de pertenencia, siempre oirás el “yo, tú, él, ellos”, tanto en una conversación en un chiringuito playero, como en una reunión de negocios.

Habla como un autóctono en tu próximo viaje al archipiélago

Pero si hay algo que hace único al 'idioma' y las expresiones de Cuba es el gran sentido del humor. La personalidad de los cubanos es más que evidente, y se toman con humor hasta el lenguaje. De ahí que hayan surgido palabras cubanas y expresiones populares que provienen de bromas locales, mitos y anécdotas de la historia de la isla y sus gentes.

Diccionario cubano-español

Gracias a la riqueza de las expresiones cubanas, numerosos autores han dejado por escrito las palabras de Cuba típicas y todo lo que tiene que ver con el léxico de este lugar. Uno de los primeros que se escribieron fue el Índice alfabético y vocabulario cubano, escrito en 1859 por un descendiente andaluz, y que recoge los primeros atisbos de lo que bien podría considerarse como un nuevo idioma. Sin embargo, existe uno de ellos en el que cada expresión cubana tiene su lugar y explicación, y ese es el escrito por Argelio Santiesteban, El habla popular cubana de hoy. Después de este breve repaso por la historia y el lenguaje cubano, es el momento de pasar al traductor cubano a español, y ver las palabras en cubano y su significado en español:

  • Asere, ¿qué bolá?: es uno de los términos cubanos básicos que hay que aprender antes de hacer un viaje a Cuba, y es que es el clásico saludo cubano, “¿Cómo estás, amigo?”.
  • Ambia: no podría ser otra que la palabra para amigo o amiga. Es otra de las palabras cubanas comunes e imprescindibles en el diccionario cubano-español.
  • Chama  o chamaco: es un término que se utiliza en Cuba como sustitutivo de "niño", o también como sinónimo de "joven".
  • Ando a la my love: esta expresión cubana es el claro ejemplo de mezcla entre el inglés y el español. No tiene otro significado que el de estar relajado y sin preocupaciones, como cualquier viajero que pisa Cuba.
  • Tirar un cabo: si un cubano te dice esta expresión, te está pidiendo ayuda con algo, un favor.
  • No cojas lucha: esta expresión, parecida a “ando a la my love”, significa que no hace falta preocuparse. Relajación y una sonrisa en la cara.
  • Ser un quema’o: aquellos con espíritu viajero se habrán topado con muchos “quema’os” en sus viajes. Y es que este término se utiliza para aquella persona que conoce mucho sobre un tema, y le encanta hablar sobre él.
  • Amanecer con el moño virao: cuando un cubano amanecer con el moño virao es que básicamente se ha despertado con el pie izquierdo, de mal humor. Es una de las frases de Cuba que más le oirás a un local cuando no tiene un buen día.