Pirámides mayas y ruinas más espectaculares de Latinoamérica
LECTURA

Las pirámides mayas más espectaculares de Latin...

Las pirámides mayas más espectaculares de Latinoamérica

La cultura maya, ese gran desconocido que atrae las miradas de viajeros de todo el mundo: desde su arquitectura hasta su forma de plasmar el arte, despiertan el interés de todos aquellos que viven en persona un día entre pirámides, ciudades y ruinas mayas. Una fama más que merecida, y es que los mayas han dejado una huella cultural única en el mundo, y lo que es más impresionante: su legado sigue vivo gracias a las pirámides mayas y las ciudades que siguen en pie y que es posible visitar hoy en día.

A todo aventurero que quiera poner rumbo a unas vacaciones visitando las ciudades mayas más impresionantes del mundo, le surgirá la siguiente duda: «¿dónde vivían los mayasUna pregunta que se responde localizando en el mapa la amplia zona de Centroamérica, y en concreto, México, Guatemala y Honduras fueron los puntos calientes donde esta cultura asentó sus bases hasta la última ciudad maya en pie, en 1697.

Es el momento de explorar más en profundidad la arquitectura maya, y qué mejor muestra de su potencial que adentrándose en las pirámides mayas más impresionantes de Latinoamérica. Una delicia cultural y arquitectónica al alcance de todos.

El orgullo hondureño y una de las ciudades mayas más importantes de Mesoamérica: Copán, una joya de la arquitectura maya

Visitar Honduras implica una parada casi obligatoria a la cultura maya, y es que en este país los mayas vivieron parte de su larga historia. En concreto, los mayas erigieron una ciudad: Oxwitik, o como se la conoce actualmente, Copán. Las Ruinas de Copán, el parque arqueológico que alberga una de las pirámides más impresionantes de la arquitectura maya y la joya de la corona de Honduras, es también una gran excusa para adentrarse en esta cultura, gracias a su perfecta conversación.

Ciudades mayas: Copán, Honduras

Los mayas en Honduras crearon Copán, declarado en 1980 Patrimonio de la Humanidad y la cual tuvo su época de mayor esplendor entre los siglos VI y VII, llegando a albergar a más de 20000 personas en una superficie de 250 kilómetros cuadrados. Para visitarlo conviene adentrarse a primera hora de la mañana, no sólo para disfrutar del recinto solo, sino también para evitar el calor sofocante de esta zona.

Una de las construcciones más impresionantes de las Ruinas de Copán es la Acrópolis, donde además se encuentra una de las pirámides mayas imprescindibles: el templo-pirámide 16. La Acrópolis se localiza en la parte central del recinto arqueológico y era la zona destinada a la realeza. Más concretamente, el Templo 16, representa la parta más alta de la Acrópolis, y está dedicado al fundador de la dinastía, K’inich Yax K’uk’ Mo’.

Un dato curioso y que hará ver con otros ojos estas pirámides, y en general cualquier legado de las ruinas mayas, es que sus piedras y motivos estaban coloreados con tonos muy vivos, desde el rojo hasta el verde o el azul.

Una de las pirámides mayas que reciben más visitas al año: el templo maya de Kukulkán en Chichén Itzá, México

La cultura mesoamericana asentó su mayor núcleo de población en México, de ahí que sea el país con mayor número de asentamientos de la civilización maya del mundo. Es por ende, el lugar en el que se encuentran las pirámides mayas más importantes, y en este caso no se puede olvidar la impresionante pirámide de Kukulkán o templo de Kukulkán, la cual se puede visitar perfectamente en unas vacaciones en Riviera Maya.

Localizada en la gran ciudad de Chichén Itzá, es el edificio que enmarca esta ancestral virguería arquitectónica. “El Castillo”, como denominaron al templo de Kukulkán los españoles cuando la descubrieron (por su semejanza a la arquitectura europea que conocían), fue construido en el siglo XII en honor al dios maya Kukulkán (“Serpiente Emplumada”), de ahí que dependiendo de las sombras que cubran el edificio o el momento del día en el que se visite esta maravilla, puedan llegar a apreciarse formas que recuerdan a este animal.

Templo maya de Kukulkán: pirámide Chichén Itzá

Este templo, es también una demostración de las posibilidades y conocimientos de la cultura maya en ámbitos como la geometría, las matemáticas, la astronomía y la acústica. En sus relieves y detalles se pueden observar simbolismos relacionados con su calendario solar agrícola, el Tzolkin, y es que la civilización maya destaca por ser una gran conocedora de su principal medio de vida: la agricultura. Su destreza nata del cambio de las estaciones, las variables del clima y los momentos idóneos de cosecha, la convirtieron en una civilización única en el mundo.

Es por esto, que el templo-pirámide de Kukulkán es uno de los más importantes. Si bien no es una de las pirámides más altas de Mesoamérica (mide 30 metros de altura, comparada con los 65 metros de la pirámide del Sol, en Teotihuacán), la pirámide de Chichén Itzá se convierte en una de las más impresionantes, gracias a su simbolismo y diseño.

El Templo del Gran Jaguar en las ruinas mayas de Tikal, una de los grandes iconos de los mayas en Guatemala

Nos desplazamos unos cuantos kilómetros hasta cruzar la frontera y adentrarnos en otro de los países con mayores yacimientos mayas: Guatemala. Unas vacaciones en este país no están completas sin una visita a una de las ciudades más grandes del periodo precolombino, Tikal. Una vez disfrutado de la Ciudad de Guatemala y asentado el “campamento base” en el Barceló Guatemala City, un viaje de 8 horas a la región de Petén se convertirá en un paso hacia atrás en el tiempo.

Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979, Tikal fue la capital del reino maya y alcanzó su apogeo entre el 200 y el 900 d.C. Es en este amplio complejo de edificios arquitectónicos únicos donde se encuentra una de las pirámides mayas más impresionantes: El Templo del Gran Jaguar, una de las pocas pirámides mayas que se construyeron con motivos funerarios.

Arquitectura maya: pirámide Tikal, Guatemala

Considerada la puerta al inframundo maya, el jaguar tallado en la puerta principal le da nombre a esta maravilla arquitectónica, única en su especie. Se empleaba para celebrar ritos y ceremonias y es en este templo de  47 metros de altura donde fue sepultado el gobernante maya Ah Cacao en el año 734.

Una maravilla para la vista, gracias al juego de luces y sombras que se crea entre sus muros y piedras apiladas, que además hará las delicias de los amantes de Star Wars, ya que Tikal forma parte del Episodio IV: Una Nueva Esperanza.

La cultura maya y las pirámides: Riviera Maya acoge la más alta de la Península de Yucatán, la pirámide de Cobá

A tan sólo una hora de una de las mejores playas del mundo, y de uno de los mejores hoteles de Riviera Maya, se encuentra uno de los grandes desconocidos de las ruinas mayas: la ciudad de Cobá. Esta urbe precolombina que llegó a acoger hasta 50.000 habitantes posee actualmente una de las pirámides mayas más impresionantes, y a la que se puede acceder hasta la cima, momento para admirar las vistas de la majestuosa selva.

Pirámides mexicanas: pirámide de Cobá, Riviera Maya

La pirámide de Nohoch Mul, de 42 metros de altura o 120 escalones, para los amantes de las alturas, es uno de los edificios más importantes de la ciudad de Cobá y es considerada la más alta de la Península de Yucatán. Un consejo para quienes deciden aparcar por un día la playa para adentrarse en la selva: es mejor visitarlo a primera hora de la mañana e ir descansado. La sensación, al igual que en Chichén Itzá, Tikal o Copán es la de una máquina del tiempo a la gran desconocida civilización maya.