Menú

Cerrar

¿Dónde quieres ir?
1 2
Descuentos
Compara
¡Comienza a comparar!
Haz clic en “Compara” para comparar las diferencias entre 2 o más hoteles.
Mapa
Compara
Ver más
0/3 hoteles seleccionados para comparar
Compara hasta 3 hoteles y reserva el que mejor se adapte a tus necesidades

Madeira floreció como punto de interés turístico a lo largo de los siglos XIX y XX. Desde entonces, se caracteriza por ser un refugio de belleza natural en medio del Atlántico. El azul del mar, el verde de la vegetación y el colorido de las flores confluyen en un archipiélago en el que dos tercios de su superficie es área protegida. En los hoteles de Madeira los viajeros encontrarán calma y tranquilidad y podrán disfrutar del impresionante clima que ofrece este destino.

Isla de Madeira: Un paisaje Patrimonio de la Humanidad

Uno de los mayores atractivos turísticos de Madeira, tanto como isla como archipiélago, reside en la exuberancia de su paisaje que aúna características del clima tropical y mediterráneo, originando un espectacular mosaico de vegetación.

Entre los lugares más emblemáticos de su frondosa vegetación se encuentra el fascinante bosque autóctono de Laurisilva, reconocido por la UNESCO en 1999 como Patrimonio Natural de la Humanidad. El Bosque de Laurisilva es considerado un gran tesoro natural y la casi totalidad del área que abarca está incluido en el Parque Natural de Madeira.

Una de las mejores maneras de descubrir este paraíso medioambiental es caminar por los senderos y «levadas» que recorren el alma de este bosque, disfrutando del contacto directo con las especies endémicas de flora y fauna.

Junto al Parque Natural de Madeira, el destino ofrece la oportunidad de visitar reservas naturales como la Reserva de la Biosfera de Santana, reconocida en junio de 2011 por la UNESCO con la distinción de "Reserva de la Biosfera"; la Reserva Natural de las Islas Desertas, último refugio atlántico para la foca monje; la Reserva Natural de las Islas Salvajes, una de las más antiguas reservas naturales de Portugal; la Reserva Natural Parcial do Garajau, una fantástica reserva marina creada en 1986; y la Reserva Natural de Rocha do Navio.

Puntos de interés que no hay que perderse en Madeira

A pesar de su pequeña extensión, Madeira es rica en impresionantes paisajes y encantadoras localidades. El archipiélago es ideal para descubrir rincones extraordinarios rodeados de una exuberante naturaleza.

El hotel Allegro Madeira ofrece la oportunidad perfecta para descubrir Funchal, la capital del archipiélago un destino ideal para unas vacaciones con un agradable clima y muchos lugares para visitar: la Sé, la Colegiata, Largo do Município (Plaza Municipal) o el Mercado de los Labradores (Mercado dos Lavradores), entre muchos otros.

Para continuar el recorrido, el visitante podrá optar por puntos de interés como Cabo Girão, el segundo acantilado más alto del mundo; Curral das Freiras, con uno de los paisajes más impresionantes de la isla; Paul da Serra, la mayor meseta de Madeira; el paso de la Encumeada, donde es obligatorio detenerse para observar la espectacular vegetación del bosque Laurissilva; o Ponta de São Lourenço, el punto más oriental de la isla.

Además, si una peculiaridad tiene la isla de Madeira, son sus playas volcánicas. Las playas de Madeira son negras ya que su arena es de origen volcánico y esto es precisamente lo que las hace tan especiales. Playa de Porto Santo, Ribeira Brava, Praia Formosa o Praia da Fajã dos Padres son algunas de las mejores playas de arena negra de todo el Atlántico