LECTURA

Un recorrido por los cinco mejores mercadillos ...

Un recorrido por los cinco mejores mercadillos navideños de Europa

Una de las mejores cosas que tiene la Navidad para los viajeros es que las ciudades se engalanan y muestran su cara más hermosa con el alumbrado navideño y todo el ambiente que se crea a su alrededor. Para dejarse llevar por el espíritu de esta época y aprovechar para comprar los regalos más especiales, nada como hacer escapadas en diciembre y visitar los mejores mercadillos navideños de Europa.

Los mejores mercadillos navideños: Europa en Navidad 2018

– Viajes en Navidad recomendados: escapada al Mercado de Navidad de Praga con brindis de svařák

Una de las ciudades navideñas más bonitas de Europa contiene a su vez varios mercadillos que harán las delicias de aquellos a los que les emocionen las luces, los villancicos y todo lo que huela a Navidad. Compuestos de casetas de madera, aquí pueden encontrarse alimentos y bebidas calientes para no perder la temperatura mientras se pasea buscando el regalo perfecto.

Mercadillos navideños Europa: mercado de Navidad Praga

Si quieres fundirte, no solo con el espíritu navideño sino también con el carácter local, apunta estas sugerencias gastronómicas. Para beber puedes tomar svařák, vino caliente con canela y clavo, o punč, una suerte de ponche hecho a base de agua, azúcar, alcohol, limón y condimento. Si lo que te apetece es comer, debes probar el aromático trdelník, un rollito de galleta, con azúcar y trocitos de almendra que se toma caliente, o jamón asado. De aquí no vas a salir ni con frío ni con hambre.

Una vez hemos comido, toca pasear por entre las casetas de los mercadillos navideños de Praga buscando la inspiración para los regalos pero antes habrá que decidir qué mercadillo visitamos primero porque Praga cuenta con varios; todos vestidos con los colores típicos de la época –verde, blanco, rojo y oro-  y  se distribuyen formando la tradicional estrella de cinco puntas. El mayor mercado de Navidad de Praga es el de la Plaza de la Ciudad Vieja, vestido con un inmenso árbol de Navidad y en el que hay numerosos conciertos. A este se une el de la Plaza de Wenceslao así como el de la Plaza de la República, la Plaza Namesti Miru y, el más pequeño, de la Plaza Tylovo. En todos ellos puedes encontrar artículos de vidrio, juguetes de madera, cerámica, artesanía, velas o adornos para el árbol de Navidad y el Belén.

– Mercado de Navidad de Roma, en busca de la befana, de excursión por una de las ciudades navideñas europeas con más encanto

La capital italiana, tan acostumbrada a destacar entre todos los listados viajeros, no iba a ser menos en uno que recopilase los mejores mercadillos navideños europeos. El clásico es el de la Plaza Navona que bebe de la tradición que marcaba esta céntrica plaza como mercado al aire libre durante todo el año. Ahora, el mercado navideño es el lugar al que acuden todos los romanos que buscan hacerse con bellos adornos para sus casas y que no quieren pasar estas fiestas sin su befana. Esta bruja es la que se encarga de dejar a los niños los regalos y los dulces en sus calcetines el día 5 de enero así que aquí abunda su figura, protagonista indiscutible del mercado.

Mercadillos navideños Europa 2018: mercado de Navidad Roma

Otros mercadillos navideños menos tradicionales pero que bien merecen una visita si viajas a Roma y eres un enamorado de la Navidad son los de la plaza Mazzini o la Plaza Verdi. Y aunque no es un mercado, la indispensable visita a la Plaza de San Pedro se verá recompensada, si se hace en época navideña, con la visión del árbol más grande de Roma, con más de 20 metros de altura. A su lado, se erige también un pesebre –un presepi, como se conocen aquí a los tradicionales belenes- para completar la decoración navideña.

– Mercados navideños: Alemania cuenta con Berlín, Munich o Hamburgo, uno de los mejores mercadillos navideños de Europa

Mientras el mercado navideño de Berlín se lleva la fama, Hamburgo suele quedarse en un discreto segundo plano en lo que a turismo se refiere. Sin embargo, la ciudad con el puerto más importante de Alemania cuenta con innumerables mercadillos navideños repartidos entre sus calles, entre los que destaca el de la Plaza del Ayuntamiento, el histórico, donde se cuida la imagen al detalle. Aquí puede encontrarse comida típica y caliente –salchichas, salmón, jamón, panecillos, etc- y el famoso glühwein, vino dulce caliente que ayuda a mantener la temperatura.

Mercadillos navideños 2018 Europa: mercado de Navidad Hamburgo

En las casetas se ofrecen multitud de artículos artesanales: cerámica, artículos de madera, todo tipo de decoración navideña, prendas de piel o velas. Todo ello bajo la vigilante figura de un antiguo tiovivo y con la visita esporádica –y bajo un horario concreto- de Papá Noel que sobrevuela el mercadillo tres veces al día.

Cerca de este, se encuentra el mercadillo de Jungfernstieg, situado a orillas del río Alster. Esto tiene una ventaja y un inconveniente. Por un lado, las vistas que ofrece este emplazamiento son verdaderamente especiales pero su ubicación hace que haga todavía más frío. Así que si visitas este mercadillo, abrígate bien y no te olvides de calentarte con los manjares locales. Muy cerca están los de Gerhard-Hauptmann-Platz, Spitalerstrasse y Mönkebergstrasse. Y si quieres alimentar tu lado más canalla, el mercadillo de Santa Pauli, el barrio rojo de Hamburgo, incluye pases de striptease, venta de productos eróticos, conciertos y diversos espectáculos que lo convierten en uno de los favoritos de los más jóvenes.

– La Navidad en Europa se llena de luz y nostalgia en el mercado de Navidad de Budapest 2018

En pleno centro de Budapest se encuentra el mercadillo de la plaza Vorosmarty que, nada más entrar, envuelve con sus olores a vino caliente y canela. Aquí la oferta gastronómica es extensa; como plato fuerte tenemos kolbasz –unas salchichas cocinadas-, pecsenye –carne a la parrilla-, kenyérlangos –un pan al horno sazonado con tocino ahumado- o langos -pan con queso y salsas-. Si optas por el dulce y quieres degustar los productos como un verdadero local te recomendamos kurtoskalacs, una masa horneada con azúcar canela, nueces o coco. Y todo ello bañado, como no, con el tradicional vino dulce con canela y especias.

Mercados de Navidad Budapest: mercadillos navideños Europa 2018

En cuanto a las compras, la artesanía local siempre es una buena opción, además podrás elegir entre artículos de vidrio, de cerámica, juguetes de madera y adornos navideños; todo lo que puedas imaginar en sus más de 100 casetas. Aunque una de las mejores cosas de este mercadillo es ver cómo avanza el calendario de adviento que proyectan en la fachada del café Gerbaud en el que cada día es una persiana.

El otro gran mercado de Navidad de la capital húngara es el que tiene lugar en la plaza de la Basílica de San Esteban en el que se realiza un espectáculo de luces en la fachada de la Basílica. Todo aderezado con un inmenso árbol de Navidad y una pista de patinaje sobre hielo que hace las delicias de los niños y de los no tan niños.

– Mejores mercados de Navidad en Europa: viaje a Milán en la fiesta de San Ambrosio

En Milán, el inicio de la Navidad tiene una fecha marcada: el 7 de diciembre. Ese día se celebra la fiesta de San Ambrosio, el patrón de la ciudad, y da comienzo el mercadillo navideño de Milán que se celebra desde el siglo XIII y que se conoce como “Oh Bej! Oh Bej!”. La razón de este peculiar nombre es que esa es la expresión que los niños milaneses soltaban al ver los regalos y que, traducido desde el lombardo, significa “Oh, qué bonito! El mercadillo actualmente se celebra junto al castillo Sforzesco y en sus calles aledañas.

Mercadillos navideños 2018 Europa: mercado de Navidad Milán, Italia

Aquí se pueden encontrar desde los tradicionales adornos navideños, con figuras de belén hechas con una mezcla de papel maché y arcilla, hasta artesanías locales, muebles antiguos y, como no, gastronomía típica con el vin brulé como elemento fundamental.