LECTURA

¿Conoces la michelada? Descubre una de las bebi...

¿Conoces la michelada? Descubre una de las bebidas mexicanas más adictivas

Cuando uno visita México, se queda con las playas paradisíacas de Riviera Maya, con los fondos marinos de Cozumel, con la cultura maya que puebla el país. Pero sobre todo, el viajero se queda con los sabores de México: ácidos, picantes, dulces… Una mezcla de sensaciones que activan las papilas gustativas y hacen querer volver a saborear el país. Hoy queremos maridar la experiencia de un viaje a México con una de sus bebidas más conocidas, que despertarán a tu paladar cuando visites el país: la michelada.

La mezcla perfecta entre una cerveza y un refresco, con lima, sal, cerveza rubia y aderezos. Una vez la pruebes, se convertirá en la bebida de tu viaje, y con la cantidad de versiones de la misma que hay, habrá que probarlas todas antes de coger el avión de vuelta, ¿no? Sigue leyendo y descubre una de las bebidas mexicanas más adictivas, perfectas para el verano.

Dónde nació la michelada: cómo surgió una de las bebidas mexicanas más famosas

Existen dos historias muy diferentes acerca del origen de la michelada, la primera con tintes más de leyenda, y la segunda, mucho más certera, pero menos “anecdótica”. La popular versión del origen de la michelada se remonta a los años 70, en concreto, en la ciudad de San Luis de Potosí, en la zona centro del país. Allí, en el club deportivo local un socio llamado Michel Ésper, se dice que pedía todos los días una cerveza “aderezada”: una rubia, sal, limón y hielo. La refrescante mezcla se acompañaba de una pajita o popote.

Desde entonces, la famosa bebida terminó por cuajar entre los habitantes de San Luis de Potosí que la denominaron “michelada”.

La otra historia viene desde Estados Unidos, y es que allá por los años 50 las cervezas tanto en Europa como México se tomaban a temperatura ambiente, sin embargo, en Estados Unidos comenzaron a tomarse con hielo o bien refrigeradas, llamándolas “chilled beers”. La forma de tomar la cerveza fría caló en un país latino como México, que terminó por aderezarla para mantener ese sabor único mexicano. Al final, la palabra en inglés “chilled” terminó por mutar a “chelada” o “mi chela helada”, que mundialmente se ha conocido como michelada.

¿Cómo preparar una receta de michelada? Te enseñamos también su variante más clásica: la chelada

Como venimos contando, la receta de michelada clásica es mucho más sencilla de la actual. De hecho, a su hermana pequeña se le denomina “chelada” y es una mezcla de limón, sal y cerveza. Pero como buenos mexicanos, que hasta las golosinas de los niños pican, tenían que terminar por crear una bebida que conjugase los sabores de México como ninguna otra, y así surgió la receta clásica de michelada que se toma hoy en día.

  • Receta de michelada:
    • Ingredientes: una cerveza rubia, como la Coronita o la Modelo; el zumo de dos limas; una cucharadita de Tabasco o cualquier salsa picante y media de salsa Worcestershire o Perrins; sal y chile molidos al gusto; hielo y un vaso de medio litro o pinta.
    • Preparación: se frota una de las limas por el borde del vaso de pinta y se impregna el mismo de chile y sal, creando una costra deliciosa. Una vez esté listo, se añade al vaso el zumo de las limas, las salsas y el hielo. Se termina regando con la cerveza y a disfrutar.
  • Receta chelada:
    • Ingredientes: una cerveza rubia; el zumo de dos limas; sal; hielo y un vaso de medio litro o pinta.
    • Preparación: se crea la costra en el vaso, pero sin chiles, y se añaden el resto de ingredientes en el vaso. Un popote y a vivir México a sorbos.

Para los expertos foodies, no podíamos olvidarnos del maridaje. ¿Con qué casa bien una buena michelada? Gracias a la acidez que le confiere el limón o lima, es perfecta para compensar con comidas grasas. Además, también es una bebida salada y picante, con lo que compagina perfectamente con cualquier platillo típico mexicano e incluso asiático. Marisco, pescados e incluso dulces casan genial con una bebida como la michelada.

Los mejores bares de México para disfrutar de la michelada auténtica, y cientos de versiones diferentes

Y dónde mejor para disfrutar de una auténtica michelada que haciendo un viaje a Ciudad de México, donde los chilangos (el gentilicio informal de los habitantes de Ciudad de México) estarán encantados de enseñar una de las bebidas más famosas de su país. Unos días en la ciudad y terminarás enamorándote de la michelada. Mientras tanto, te dejamos con una guía de los mejores bares de México para tomarte una buena michelada, y ya de paso, armarte de valor y pedir el plato más picante de la carta. ¿Te atreves?

  • Las Aztecas: un bar típico chalengo en el que se sirven las micheladas de la ciudad más auténticas. Servicio para llevar y en el que se pueden encontrar versiones alocadas como con mango o camarones. Puro sabor mexicano en un vaso.
  • Mercado Lagunilla: los mercados, o tanguis, como los llaman los mexicanos están repletos de puestos de comida local donde el viajero podrá disfrutar del sabor más auténtico mexicano. En concreto en el famoso mercado Lagunilla se encuentran variopintos puestos donde las micheladas están a la orden del día.
  • Micheladas Kokin: micheladas para llevar cargadas de sabor, acidez, dulzor y todo lo que tu paladar desea, todo en uno. Las famosas micheladas de Kokin son un referente en la ciudad y no pueden pasar desapercibidas por el turista. ¡Pruébalas!