Playas de Menorca, las mejores calas de la isla balear

Las mejores calas y playas de Menorca

No hay duda de que uno de los grandes atractivos de Menorca son sus maravillosas playas y calas en las que el color del agua se tiñe de un azul que es completamente característico de las Islas Baleares. Por eso, esta isla tranquila y pausada se convierte en uno de los mejores destinos de vacaciones para aquellos que busquen playas de ensueño, un lugar repleto de cultura y belleza y la perfecta dosis de tranquilidad y diversión. Así que si estás planteándote un viaje a esta isla te contamos cuáles son las mejores playas de Menorca para que no te dejes ni una sola sin visitar.

– Cala Macarella, una de las mejores calas de Menorca

En esta maravillosa cala de Menorca, no solo hay un rincón extraordinario sino dos. Por una parte está cala Macarella, la que es considerada por muchos la mejor playa de Menorca, y junto a ella está su hermana pequeña, cala Macarelleta, que se ha convertido en un reducto naturista donde aún se conserva parte del sistema dunar de esta cala. Su maravilloso entorno lleno de pinos y encinas contrasta con el turquesa del mar y la arena blanca creando un rincón espectacular.

Cala Escorxada

Cala Escorxada es una de las mejores calas de Menorca

– Cala Escorxada, la más escondida de las calas

Porque no es sencillo llegar hasta cala Escorxada es por lo que es una de las playas de Menorca que no suele estar muy llena incluso en temporada alta. Situada en la zona sur de la isla, requiere un buen paseo o acceso por mar pero al llegar, nos encontramos con un paraíso en forma de media luna bien guarecida por rocas en sus laterales y por un tupido pinar al fondo, resguardo perfecto para quienes quieran huir del sol.

– Binigaus, entre las playas de Menorca más salvajes

Una de las primeras maravillas que tiene esta playa de Menorca es que para acceder a ella hay que seguir parte del llamado Camí de Cavalls, un maravilloso sendero histórico de 185 kilómetros que recorre toda la isla. Tras llegar a ella, nos encontramos con una playa bastante grande y prácticamente salvaje en la que embelesan los colores del entorno y el Illot de Binicodrell, un islote que se dibuja en el horizonte haciendo aún más hermosa esta playa.

calas de Menorca

La playa de Son Bou es la más extensa de Menorca

– Son Bou, de las más largas playas de Menorca

La playa de Son Bou, con tres kilómetros de longitud es la más larga de Menorca y por ello es la opción perfecta si lo que se busca en caminar por la orilla hasta encontrar un rincón tranquilo. Tanto es así que en la zona oeste enroca con la playa de Atalis, muy querida por los que practican el nudismo. En Son Bou, se puede encontrar desde la playa más familiar de Menorca hasta un perfecto arenal en el que estar bien separado del mundo.

– Cala Mitjana, uno de las más bonitas playas de Menorca

Al igual que cala Macarella, en esta playa también nos encontramos con una hermana pequeña, cala Mitjaneta, apenas una aislada lengua de arena. En cala Mitjana llaman la atención los acantilados calcáreos que la rodean y que producen un maravilloso efecto visual por el contraste de colores; aquí el turquesa del agua parece resaltar aún más. Eso sí, esta playa de Menorca suele tener bastante animación al encontrarse muy cerca de la siempre concurrida cala Galdana.

– Cala Pregonda, protagonista de un disco

Esta cala de Menorca se encuentra al norte de la isla y eso ya es algo sorprendente ya que la mayor cantidad de playas de Menorca se encuentran en el sur. La segunda sorpresa es el color de la arena, un llamativo rojizo que se enmarca por un litoral rocoso y una playa más profunda que las demás. Su maravilloso paisaje es tal que el mismísimo Mike Oldfield lo escogió para que fuera la portada de uno de sus discos.

Menorca playas

El turquesa de cala Turqueta es sencillamente espectacular

– Cala Turqueta, dos playas en una

Esta cala está realmente dividida en dos por un saliente de roca y para llegar a ella hay que adentrarse por un precioso pinar protegido que ya hace por sí solo que merezca la pena el viaje. Además, como su propio nombre indica, el color del agua en esta cala es más espectacular si cabe de lo que Menorca nos tiene acostumbrados. Además, si arrecia el viento de tramontana, cala Turqueta presenta un maravilloso y recogido refugio. ¿Qué más se le puede pedir a una de las mejores playas de Menorca?