¿Por qué Riviera Maya es un destino 'top' para viajar con niños?
LECTURA

¿Por qué Riviera Maya es un destino ‘top&...

¿Por qué Riviera Maya es un destino ‘top’ para viajar con niños?

Todo wanderlust sabe que hay un momento para cada viaje o un viaje para cada momento, según prefieras plantearlo. No es lo mismo viajar a los 18 años, cuando sobra energía y falta dinero, que a los 50. Tampoco es lo mismo un viaje cuya premisa sea relajarse a otro que orbita en torno al turismo y la cultura. Y por supuesto, en nada se parece recorrer el mundo en solitario que hacerlo en compañía. Hay todo un abismo de distancia entre un escenario y otro, incluso si coincide el destino elegido. La Riviera Maya, por ejemplo, la hemos abordado en multitud de ocasiones como el lugar de vacaciones perfecto al que ir en pareja o con amigos, pero la cosa cambia si se disfruta en familia. Poco se habla de hacer un viaje a la Riviera Maya con niños, sobre todo cuando este paraíso del Caribe mexicano tiene las dos únicas cosas que no pueden faltar en una escapada con los más pequeños de la casa: seguridad y mucho (muchísimo) entretenimiento. Después de leer todo lo que podéis ver y hacer allí juntos, es fácil entender por qué el éxito está asegurado.

1) El mejor hotel de la Riviera Maya con niños

Una de las búsquedas más extendidas a la hora de planificar un viaje a la Riviera Maya, o adonde sea en realidad, es la de “dónde dormir”. Y de nuevo, la respuesta varía mucho según el tipo de viaje y la compañía (o ausencia de ella). Si vas con niños necesitas un alojamiento children-friendly y con régimen de todo incluido.

Dentro de Barceló Maya Grand Resort, Barceló Maya Tropical es perfecto para que los niños puedan disfrutar de cada instante con ilusión. Cuenta con habitaciones de categoría familiar para proporcionar una estancia inmejorable, múltiples áreas verdes e infantiles, cuatro restaurantes, circuito de piscinas e incluso un centro comercial. Hasta hay un U-Spa para mayores y otro, el U-Kids Spa, para que los más pequeños también puedan relajarse.

Riviera Maya con niños

La antigua ciudad maya de Tulum es una visita obligada en tu viaje a Riviera Maya con niños (o sin ellos).

2) ¿Qué hacer en la Riviera Maya con niños?

– Organizad una visita a las ruinas de Tulum. Barceló Maya Tropical queda a menos de 40 minutos de esta antigua ciudad portuaria maya, cuyos restos arqueológicos son de los más visitados de todo México. El edificio principal es una gran estructura de piedra llamada El Castillo, asentada sobre un acantilado que da acceso a una playa de arena blanca y aguas turquesas. Alrededor se extienden las demás construcciones de lo que fuera la ciudad de Tulum. El recorrido, al ser al aire libre, es muy ameno y puede acabar con un chapuzón en el mar.

Riviera Maya con niños pequeños

Si preguntas por excursiones en la Riviera Maya con niños, todo el mundo te dirá que acudas a la Isla Cozumel. Dispone de una amplia oferta de actividades.

– Escapaos a la Isla de Cozumel, en el estado de Quintana Roo. Su condición paradisíaca está justificada. Sus calles siempre están llenas de cantantes y mariachis, su arrecife es uno de los más famosos y extensos del mundo (basta con ver el documental que hizo el oceanógrafo Jean Jacques Cousteau para comprobarlo) y disponen de cantidad de excursiones que gustan por igual a niños y a adultos (paseos a caballo por la playa, expediciones submarinas, esnórquel, circuitos hinchables, recorridos en catamarán bordeando la costa).

que hacer en riviera maya con niños

El recinto arqueológico de Chichén Itzá fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1988 y posteriormente, en 2007, una de las Maravillas del Mundo.

– Atravesad la selva hasta Chichén Itzá. En Riviera Maya el balanceo entre cultura y entretenimiento está a la orden del día. Después de una jornada en Cozumel, toca seguir conociendo la historia del país y la cultura maya. Y no hay mejor sitio para hacerlo que en este recinto arqueológico que, en 1988, fue declarado Patrimonio de la Humanidad y posteriormente, en 2007, una de las Maravillas del Mundo. La pirámide de Kukulcán se eleva en mitad de la explanada para dejar boquiabierto a quien la visita, independientemente de su edad.

Actividades Riviera Maya para niños

El Cenote de Ik-Kil está abierto al público para nadar y su belleza es legendaria.

– Bañaos en el Cenote de Ik-Kil. Otro de los indispensables de tu viaje a la Riviera Maya con niños (o sin ellos) es darse un chapuzón en esta cueva de origen natural, próxima a la pirámide de Kukulcán y a la que se accede por medio de unos pasadizos internos. Ninguna foto es capaz de retratar fielmente la belleza del lugar y mucho menos, lo que se siente al nadar en este cenote mientras el sol se cuela por arriba.

Excursiones Riviera Maya con niños

Si estás planeando un viaje a Riviera Maya con niños, no puede faltar en vuestro itinerario la Isla Mujeres. Su arena blanca, sus aguas turquesas y su oferta de actividades son una garantía de entretenimiento y disfrute.

– Coged un catamarán rumbo a la Isla Mujeres. Si la economía local se basa en el turismo, la pesca y el buceo es por algo. Y es que sus aguas transparentes atraen anualmente a miles de turistas. Al igual que en la Isla Cozumel, aquí también ofrecen un montón de actividades aptas para niños: esnórquel para ver peces tropicales, rutas en kayak, windsurf cerca de la orilla, clases de baile para practicar ritmos latinos, menús degustación, etcétera.

3) Otras excursiones en Riviera Maya con niños

– No dejéis de ir al parque temático Xplor. Podrán lanzarse en tirolina, recorrer la selva en vehículos anfibios o nadar en un río subterráneo. Este emplazamiento es sinónimo de diversión para los pequeños de la casa. Pero si no os convence su propuesta, siempre podéis decantaros por otro parque de atracciones: Xcaret, Xel-Há o Labna-Ha Magic Mayan World (entre otros). Los hay acuáticos, ecológicos y de aventura. Lo ideal es consultarlos de antemano y escoger el que mejor se adapte a vuestros intereses.

– La lista de ruinas arqueológicas que ver en Riviera Maya es tan extensa que podríamos pasar horas enumerándolas. Quizá las de Cobá y las de Palenque son otras dos que no pueden faltar en este itinerario.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: