Menú

Cerrar

¿Dónde quieres ir?
1 2
Descuentos
Compara
¡Comienza a comparar!
Haz clic en “Compara” para comparar las diferencias entre 2 o más hoteles.
Mapa
Compara
Barceló Oviedo Cervantes

4.5/5

1238 reseñas


Excelente ubicación
Sensacional oferta gastronómica
4 modernas salas de reuniones para 180 personas
Hotel de diseño ideal para parejas
Ver más
0/3 hoteles seleccionados para comparar
Compara hasta 3 hoteles y reserva el que mejor se adapte a tus necesidades

Decía el cineasta Woody Allen que Oviedo es como un cuento de hadas y Oviedo le devolvió el honor poniendo una estatua suya en su centro histórico. Ciudad agradecida, con un importante patrimonio prerrománico le ha valido el título de Patrimonio de la Humanidad, es inevitable conocerla sin saborear un vaso de sidra debidamente escanciada acompañada de un buen cachopo y el mejor descanso en Barceló Hotels & Resorts en Oviedo. Quizás no es alimento propio de hadas, pero sin duda conduce al paraíso.

El tesoro del prerrománico asturiano

A 15 minutos del centro de la ciudad se encuentra el Monte Naranco donde reposan dos de los edificios más emblemáticos de estilo prerrománico que pueden encontrarse en la zona: Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, levantadas en el siglo IX. Desde Barceló Hotels & Resorts en Oviedo puede seguirse el rastro del prerrománico en la fuente de la Foncalada y en la iglesia de San Julián de los Prados.

Un paseo por el centro histórico

Para conocer el carácter local es imprescindible alojarse en el centro, donde aguarda Barceló Hotels & Resorts en Oviedo, y poder pasear por la plaza de El Fontán, donde hoy reside el mercado homónimo. No lejos de allí está la plaza de la Constitución, con la iglesia de San Isidoro el Real y el Ayuntamiento luchando por erigirse protagonistas del lugar. Si lo que se busca en sentirse como dentro de las páginas de La Regenta es preciso dirigirse a las estrechas calles del Antiguo, donde se encuentra la Catedral.

La contundente gastronomía asturiana

El ritual de la sidra es un arte en sí mismo, no solo el escanciarla –servirla situando la botella por encima del hombro y haciendo que el líquido golpee el borde del vaso- sino también el servirla, en pequeñas cantidades, y el beberla, siempre de un único trago. Si quiere asegurarse de haber vivido Oviedo, debe intentarlo sin reparo alguno.

Conozca la maravillosa capital asturiana desde los hoteles en Oviedo de Barceló Hotel Group.