Bosques de España: los mejores y más bonitos para perderse
LECTURA

Los mejores bosques de España en los que perderse

Los mejores bosques de España en los que perderse

El 21 de marzo se celebra el Día de los bosques para homenajearlos y generar conciencia sobre lo importante que son. Especialmente en España que está considerado el segundo país de la Unión Europea con más superficie forestal, alrededor de un 57% del territorio. Precisamente por eso, vamos a iniciar una ruta por los bosques de España buscando los más bellos, aquellos que tengan más encanto, lo que hay que visitar sí o sí para enamorarnos un poco más de estos paisajes. Así que si quieres unirte a nuestro viaje por los bosques en España, sigue leyendo y toma nota ¿cuál quieres visitar primero?

Los bosques de España más bonitos:

– El bosque encantado de Anaga (Tenerife), uno de los mejores bosques en España

En este bosque de Tenerife se encuentra el sendero del mismo nombre que presume de ser uno de los paseos más bellos que se puede realizar en un bosque de España. No en vano, el Parque Rural de Anaga está considerado Reserva de la Biosfera y es uno de los bosques de laurisilva -una especie de selva húmeda- mejor conservados de España. Eso sí, para visitarlo es necesario tramitar un permiso.

La mejor forma de conocerlo es a través del sendero que consta de una ruta circular de aproximadamente 7 kilómetros. Podrás conocer distintos roques como el de Anaga o Anambro.

baño de bosque España

El hayedo de Montejo es uno de los bosques de España más impresionantes, especialmente en otoño

– El Hayedo de Montejo (Madrid), ¿te atreves a un baño de bosque en España?

Este particular hayedo, situado al norte de Madrid, está considerado uno de los más meridionales de Europa y, al igual que el anterior, también es necesario reservar para poder visitarlo. Este es uno de los más bellos bosques de España y se pueden encontrar algunas hayas inmensas que sobrepasan los 20 metros y que incluso tienen nombres como la del Ancla, la del Trono o la Primera. Aunque la más conocida es la de la Roca que tiene más de 250 años.

A pesar de su nombre, hay que tener en cuenta que, además de hayas, también se pueden observar robles, cerezos, abedules, acebos o brezos.

– Bosque de Muniellos (Asturias), el mayor robledal de España

El bosque de Muniellos en Asturias no solo está considerado el mayor robledal de España sino también uno de los más grandes de Europa. Se encuentra dentro del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibías y también necesita una autorización para visitarlo.

Para conocerlo, lo mejor es pasear entre los robles de este maravilloso bosque de España. Existen dos rutas, una es la del río, que es más sencilla y es verdaderamente bonita, y la de Fuenculebrera que es más larga y permite profundizar más en el bosque. Incluso, pueden combinarse ambas y realizarlas en forma de anillo ya que ambas tienen el mismo principio y el mismo final.

bosques de españa

El ambiente en las Fragas do Eume es realmente magnético

– Fragas do Eume (A Coruña), descubre el verdadero encanto

Las Fragas do Eume, en Galicia, es uno de los bosques atlánticos de España que han conseguido conservar de una forma lo más respetuosa posible su flora y su fauna. Recorrerlo es un auténtico viaje hacia un lugar maravilloso y espectral a partes iguales. Puedes elegir entre cualquiera de sus cuatro entradas y perderte entre su espectacular naturaleza.

En su interior, existen numerosas ruinas con un importante interés histórico y cultural así que visitándolo encontrarás diversos puentes, cruceros, santuarios e incluso los restos de los monasterios medievales de Monfero y Caaveiro desde el cual se puede contemplar una impresionante vista panorámica de uno de los bosques de España con más encanto.

– Bosque de Otzarreta (Vizcaya) y sus hayas centenarias

Este hayedo, situado a unos 40 kilómetros de Bilbao, está atravesado por el río Zubizabala, en la parque vizcaína del Parque Natural de Gorbeia. Además de sus hayas centenarios, al visitarlo podrás descubrir las llamadas hayas trasmochas, que se pueden reconocer por sus peculiares formas ya que en la parte baja cuenta con un gran perímetro y, llegado un punto, se ven diferentes ramas más pequeñas junto con diversas cicatrices de ramas podadas.

Este trabajo de poda lo realizaban los carboneros cuando el árbol contaba con unos 50 años. Cortaban la guía principal a más de dos metros de altura haciendo que brotasen a su alrededor pequeñas ramas que iban podándose cada década. Esa madera era usada para producir el carbón vegetal con el que se nutría la metalurgia vasca.

bosques en España

Las impresionantes Gradas del Soaso en el Hayedo de Ordesa

– Hayedo de Ordesa (Huesca), uno de los mejores bosques en otoño

Situado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, a este hayedo se llega siguiendo la llamada Senda de los cazadores que además de facilitar la llegada a este particular hayedo, considerado uno de los más bellos bosques de España, recorre el curso del río Arazas ofreciendo un paisaje realmente increíble a escasos 20 kilómetros de Boltaña.

Además de deleitarnos entre las hayas centenarias, visitar este bosque permite también conocer maravillas como las Gradas del Soaso, la cascada de Arripas o la de Cola de Caballo así como el Cañón de Ordesa. Y por supuesto, si de árboles estamos hablando, conviene acercarse a Lecina y contemplar la carrasca milenaria, el ejemplar que se ha llevado el premio al Árbol europeo del año. Esta encina tiene más de 16 metros de alto, 7 de perímetro y su sombra se proyecta a más de 615 metros cuadrados. Además, el mismo pueblo de Lecina bien merece un tranquilo paseo que puede complementarse con una visita a Alquezar y sus pasarelas con vistas al Cañón del Vero.

– Selva de Irati (Navarra), uno de los bosques en España más grandes

La navarra Selva de Irati está considerado el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa y con sus más de 17.000 hectáreas, visitarlo en otoño, cuando las hayas pierden sus hojas es una experiencia realmente única que ofrece un gradiente de colores inimaginable. Por algo, este maravilloso rincón del mundo está considerado Patrimonio de la Humanidad.

Los dos principales accesos se encuentran en dos pueblos que merecen una visita por sí mismos, Otxagavía y Orbaitzeta, con su espectacular Real Fábrica de Armas abandonada y cruzada por el río Legarza. Eso sí, tampoco hay que olvidar visitar el Embalse de Irabia.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: