Pedaleando sobre la Luna (o Lanzarote)

Las mejorres rutas en bici por la isla de los paisajes imposibles para disfrutar de unas vacaciones sobre ruedas


Los has visto en anuncios de coches y en películas de ciencia ficción. Ahora podrás recorrerlos a pedales. Hablamos de los paisajes de Lanzarote. Volcanes, lava, fenómenos naturales marcianos y el océano Atlántico están presentes en rutas en bici para todos los gustos en la isla de Fuego. 

Ruta en bici por Lanzarote: Playa Blanca

El sur de Lanzarote es una de las zonas más visitadas de la isla por sus playas de arena fina. Entre ellas, destaca Playa Blanca, una zona con gran oferta hotelera y de restauración. La carretera LZ-2 parte del Faro de Pechiguera, pasa por las Salinas de Janubio -donde deberás aparcar tu bicicleta para observar el contraste de colores (mejor si es al atardecer)- y termina en el pueblo de Yaiza. Este recorrido, de 14 kilómetros junto al mar, se puede realizar en menos de 40 minutos, ya que no existe un gran desnivel y es apto para todo tipo de ciclistas.

Las salinas de Janubio, declaradas espacio natural protegido, son las más extensas de Lanzarote

Del Monumento al campesino al Mancha Blanca

Desde el pueblo de Mozaga, en el interior de Lanzarote, comienza esta ruta que mezcla los tres grandes pilares del turismo en Lanzarote: cultura, deporte y naturaleza.

Su punto de partida es la Casa Museo del Campesino. Antes de arrancar la ruta en bici, deléitate con el alucinante edificio diseñado por César Manrique. Además, podrás aprovechar para probar alguno de los platos de su restaurante, uno de los más aconsejables para conocer la cocina de la isla.

Después de la visita al edificio y la obligada foto junto al monumento, continúa hacia el caserío de La Florida, desde donde se accede a la zona volcánica de Tinguatón, meca del senderismo en la isla por los contrastes de los paisajes de Lanzarote atravesando la carretera L-46.

Siguiendo la carretera LZ-67 encontrarás el Centro de Interpretación de Mancha Blanca. En su interior hay una exposición de todas las especies vegetales y animales que habitan el Parque Nacional del Timanfaya.

Esta ruta tiene una extensión de 14 kilómetros y puede completarse en unos 40-50 minutos.

El Monumento al Campesino es la obra de César Manrique con mayor carga simbólica

Puerto del Carmen

Puerto del Carmen, un antiguo pueblo de pescadores, se ha convertido en el epicentro de la oferta cultural y gastronómica de la isla. Al igual que otros municipios canarios, su momento más álgido son los carnavales, menos concurridos, pero igual de divertidos que los de otras capitales como Las Palmas o Santa Cruz.

Además de albergar una vibrante cantidad de bares, pubs y locales nocturnos, de Puerto del Carmen también sale una de las mejores rutas en bicicleta de Lanzarote, paralela a su costa, que podrás recorrer desde Playa Chica a Punta Lima, atravesando la Avenida de las Playas. Llano y seguro, se trata de un recorrido apto para todos los públicos en un entorno urbano.

Constituido como uno de los núcleos turísticos más importantes de la isla, Puerto del Carmen destaca sobre todo por sus playas, su oferta deportiva y su animado ocio nocturno

Los pastos de Haría

Si eres de los que siempre busca "pastos más verdes", en el pueblo de Haría encontrarás los más frondosos de todo Lanzarote. Gracias a su característico microclima, el municipio tiene la vegetación más tupida de toda la isla, por lo que es conocido como el pueblo de las “mil y una palmeras”.

Planifica tu trayecto un sábado para aprovechar y visitar el mercado tradicional que se instala en el centro histórico (de 10 a 14h), donde se venden productos de agricultura ecológica (incluido el aloe vera, por supuesto), artesanía típica y los famosos mojos, para llevar como recuerdo. Además, al anochecer, la iluminación del pueblo saca a relucir la leyenda de la “bruja de Haría”, un efecto óptico por el que se ve la forma de una bruja en su escoba desde lejos.

Desde el centro de Haría parte otra ruta hacia el Barranco de Haría, donde se cultivan las uvas de las que se obtiene uno de los mejores vinos locales. Desde ahí, la ruta nos lleva a ascender hasta la icónica Ermita de las Nieves por la LZ-10.

El recorrido, de casi 10 kilómetros con un desnivel de más de 350 metros, requiere alrededor de una hora. Si te gusta pedalear y disfrutar de la naturaleza, ¡esta es tu ruta!

La ermita de las NIeves se sitúa en el lugar más alto de la isla, a casi 650 metros sobre el nivel del mar