LECTURA

Los mejores platos típicos de Portugal

Los mejores platos típicos de Portugal

Existen casi infinitas razones para viajar a Portugal. Podríamos empezar reseñando que según los World Travel Awards –los considerados como los Óscar del turismo- el país luso es el Mejor Destino del Mundo. A eso podemos unirle el que su capital, Lisboa, fuera considerada Mejor Ciudad Destino y Mejor Destino para un City Break. Y por último, Madeira fue considerada, de nuevo, el Mejor Destino Insular. Si todo esto no te convence, quizás te dejes llevar por los platos típicos de Portugal, una gastronomía que hace la boca agua con bacalao a la portuguesa, francesinhas, caldo verde o pasteles de Belém, la joya de la repostería portuguesa. ¿Estás preparado para conocer la comida típica de Portugal y plantearte mudarte al país vecino para siempre?

Bacalao a la portuguesa, uno de los platos típicos de Portugal y de la gastronomía portuguesa

El bacalao es uno de los emblemas de la comida portuguesa y el país luso tiene innumerables formas de cocinarlo. No en vano, los cocineros portugueses presumen de que existen 365 formas de cocinar un bacalao, una para cada día del año. Una de las formas más extendidas de hacer uno de los platos típicos de Portugal es el bacalhau à bràs, lo que algunos consideran como bacalao a la portuguesa. Su fácil receta ha hecho que se haya extendido por toda la geografía portuguesa, llegando a encontrarse en zonas cercanas a la frontera con España como bacalhau dourado.

Para realizarlo, el ingrediente fundamental es el bacalao en salazón, un clásico de la cocina portuguesa. Para hacerlo debidamente, hay que desalarlo un día antes y es importante que el huevo esté bien revuelto junto con las patatas paja. Como acompañamiento, y que sea realmente el plato típico de Portugal con mayúsculas, se le añade perejil y aceitunas negras.

Plato típico de Oporto

Lo que no debes perderte de la comida portuguesa: la emblemática francesinha, el plato típico de Oporto

Entre las típicas comidas de Portugal una de las más internacionales es la francesinha. Procedentes de Oporto, una de las ciudades más especiales donde ir en Portugal, podrían parecer un sándwich pero son muchísimo más consistente. Efectivamente lleva pan de molde tostado, relleno de distintos embutidos y carne, cubierto todo con lonchas de queso que posteriormente se gratina y se baña en una salsa picante con base de cerveza y tomate. Hay quienes, para completar esta delicia de la gastronomía portuguesa, les agrega un huevo frito. Como recomendación, si te atreves a probar esta plato típico de Oporto, acompáñala de una cerveza bien fría y te sabrá muchísimo mejor.

Si te preguntas el origen de este plato que es ya un emblema de la comida típica portuguesa tendrás que ir a Oporto para comprobarlo. Aunque no existe una versión oficial sobre cómo se creó este plato, la más extendida de lo atribuye a David Silva, un empleado de un restaurante de Oporto que también había trabajado en Francia y que se inspiró en el croque-monsieur francés.

Comidas de Portugal

Comida típica portuguesa: ¿has probado el caldo verde, uno de los platos portugueses perfectos para el invierno?

El color verde tan característico de esta sopa, uno de los platos típicos de Portugal que debes probar si visitas el país luso, se lo dan las berzas o col gallega que se acompañan de puré de patatas, cebolla, ajo, aceite de oliva y un ligero salazón. Además, para acompañar el caldo verde, se le añade, ya sea dentro del propio caldo o aparte, unas rodajas de chorizo. Se considera, a pesar de su consistencia, un entrante y, especialmente en momentos de frío, es tremendamente reconstituyente. Un must en la gastronomía de Portugal para el invierno.

Este plato, popular de entre las comidas típicas portuguesas, nació en la frontera con Galicia, en la región del Miño, pero se ha ido extendiendo por todo el país. Es habitual consumirlo en las fiestas de los santos populares así como, después de madrugada, en la última noche del año. Imagina degustarlo en Nochevieja en alguna de las playas de Madeira: inolvidable.

Postres portugueses

Los pasteles de Belém, el dulce típico de Lisboa y uno de los mejores postres portugueses

Tras estos tres irresistibles platos portugueses, llega el postre. ¿Qué comer en Portugal para ponerle el broche dulce a una rica velada? Parece imposible que quepa tantísimo sabor en 8 centímetros de diámetro y que, tras siglos de existencia, la receta de estos dulces portugueses aún continúa siendo secreta. Es más, tanto la pasta como la crema se elaboran en el llamado “taller del secreto” durante dos días. Lo que se sabe es que su pasta está hecha de hojaldre y la crema tiene una base de yema de huevo, leche y azúcar.

Estos pasteles típicos de Portugal, según se dice, se empezaron a elaborar en el convento lisboeta de los Jerónimos pero, con su cierre, el panadero decidió vender la receta al empresario portugués Domingos Rafael Alves. Hoy en día, sus descendientes siguen elaborando el dulce típico de Lisboa en la Casa Pastéis de Belém, nada menos que entre 20.000 y 50.000 al día. Como se pueden tomar tanto fríos como calientes, son una buena opción en cualquier momento del día. Eso sí, la mejor manera de degustar estos postres portugueses es acompañándolos de azúcar y canela en polvo espolvoreada. Volverás a por más.