LECTURA

Madeira, no te pierdas sus lugares imprescindibles

Madeira, no te pierdas sus lugares imprescindibles

Madeira es un archipiélago y una isla. La segunda forma parte del primero que se completa con la vecina isla de Porto Santo, tres pequeños islotes no habitados –Las Desertas- y otro grupo de islas -las Salvajes- que se encuentran más cerca de Canarias que de Madeira y que solo cuentan con la presencia de varios guardas. Y es que Madeira, al igual que Canarias, Azores y Cabo Verde, pertenece a la llamada región Macaronésica, del griego, “afortunadas”. Una denominación que entiende cualquier viajero que aterrice en ellas. A continuación, te hacemos una ruta por los imprescindibles que hay que ver en Madeira, a lo largo de todo el archipiélago, sí o sí.


EN ESTE ARTÍCULO DE PIN AND TRAVEL:



Viajes a Madeira para disfrutar de sus impresionantes paisajes

Madeira es conocida internacionalmente por su exuberante naturaleza y su impresionante desnivel. Su belleza no pasa desapercibida y de hecho ha sido elegida como la mejor isla de Europa en los World Travel Awards 2018. Una de las mejores formas de descubrir su paisaje verde y escarpado es visitar Cabo Girâo, uno de los acantilados más altos de Europa, con su impresionante mirador de suelo de vidrio. Otro de los miradores imprescindibles es el del Pico Areiro al que se puede subir en coche o hacer una ruta de unas 6 horas ida y vuelta.

Isla de Madeira: Turismo en Cabo Girâo

El impresionante Cabo Girâo, en la isla de Madeira

Aunque sin dudas las mejores rutas por la isla se hacen siguiendo las levadas, acequias talladas hace centenares de años para conducir el agua, que llevan a su lado un sendero. Y si después de la caminata te apetece darte un baño, nada como las piscinas naturales de Moniz. Madeira no es isla de grandes playas pero estas pozas de agua salada formadas por roca volcánica están perfectamente acondicionadas para el baño. Eso sí, si el oleaje es fuerte, suelen estar cerradas.

Vacaciones en Madeira, qué ver en la cuna de Cristiano Ronaldo

La llegada a Madeira normalmente se realiza a través del aeropuerto Cristiano Ronaldo de Madeira, recientemente rebautizado en honor al delantero del Real Madrid que nació en Funchal, la capital de la isla. Para quienes sean admiradores del jugador es fácil seguir su ruta y contemplar el busto que se encuentra en el mismo aeropuerto, así como el museo que exhibe todos sus trofeos individuales, incluidos sus Balones y sus Botas de Oro, y la estatua de más de dos metros que se encuentra en la puerta.

Y si quieres seguir el rastro del delantero en el futbol de la isla, nada como acercarte a ver un partido del F.C Andorinha, equipo en el que debutó el luso y que hoy luce la cara de un Ronaldo de siete años en las camisetas.

Qué ver en Funchal, un imprescindible de la Isla de Madeira

A Funchal, la capital de Madeira se la puede considerar una pequeña Lisboa. La Zona Velha, el casco antiguo de la ciudad y barrio de pescadores, se ha revitalizado en los últimos años al tiempo que se llenaba de bares, restaurantes, galerías de arte y tiendas, convirtiéndose así en el centro artístico de la isla. Muy cerca se encuentra el Mercado de Lavradores, un auténtico espectáculo de sabores y olores en el que se mezclan locales y turistas y donde muchos vendedores ofrecen sus productos a los visitantes para que los pruebes.

Que visitar en Madeira

El Jardín Botánico de Funchal, la capital de Madeira

Pero no solo de comida vive el mercado. Tradicionales artículos de mimbre o flores también pueden comprarse aquí; especialmente el ave del paraíso, una flor típica de Madeira. Aunque si lo que te interesan son los jardines y parques, nada como una visita al Jardín Botánico, el cual, además de una impresionante colección de flora, cuenta con un pequeño museo y con un mirador desde el que podrás admirar el puerto de Funchal en todo su esplendor. Además de este Jardín, en Funchal también podrás visitar el Parque municipal de Monte o al Jardín Panorámico, con unas impresionantes vistas al Atlántico. Madeira goza de un envidiable clima con temperaturas que oscilan durante todo el año entre los 17 y los 25 grados.

Y por último, reserva un rato para dar un tranquilo paseo por el Paseo Marítimo de Lido que conecta la zona de Lido con la playa de Formosa, una cuidada playa de guijarros que cuenta con un pequeño túnel por el que se accede a unas piscinas naturales. Un verdadero paraíso junto al Allegro Madeira, el nuevo hotel Adult only de Barceló Hotel Group, que además cuenta con un romántico rooftop bar desde el que podrás disfrutar de unas impresionantes vistas.

Isla de Porto Santo, un must que ver en Madeira, playas infinitas perdidas en el tiempo

Situada a 43 minutos de Madeira, la isla de Porto Santo está conectada con su hermana mayor tanto por avión como por ferry, por lo que muchos viajeros aprovechan para visitarla en excursiones de un día. Si la orografía de Madeira es escarpada, la de Porto Santo es lo opuesto por lo que su clima es más seco y dispone de interminables playas de arena blanca.

Madeira Playas: Porto Santo, las mejores playas de Portugal

Las impresionantes playas de Porto Santo.

 

Teniendo en cuenta su tamaño, de apenas 42 km², la isla se puede visitar en poco tiempo, sin olvidar la Casa-museo de Cristóbal Colón, sus imponentes miradores y, como no, sus playas. Aunque sin duda la mejor forma de visitar la capital –Vila Baleira- es callejear sin rumbo entre sus calles. No te arrepentirás.