Cosas típicas de Portugal que tienes que comprar en Lisboa
LECTURA

¿Qué comprar en Lisboa? Guía de ‘shopping...

¿Qué comprar en Lisboa? Guía de ‘shopping’ ¡imprescindible!

La capital lusa es conocida por ser una de las ciudades europeas con más ambiente y vida nocturna, una ciudad con un clima envidiable y una gastronomía local que invita a repetir. Una escapada a Lisboa siempre es un acierto.

A Lisboa se vuelve más de una vez en la vida, y en cada viaje es normal traer diferentes cosas típicas de Portugal, encontradas en mercadillos en Lisboa o alrededores: pasteles de Belém y otros dulces portugueses, vinho verde o las archiconocidas toallas portuguesas.

Hoy dejamos por un momento de lado el Mirador Portas do Sol, la Torre de Belém y el tranvía, para dejar un día de viaje a responder a la pregunta “qué comprar en Lisboa”. Una vuelta por su gastronomía y su oferta decorativa que hará las delicias de los amantes de los souvenirs. Después de esta guía de Lisboa, habrá que hacer hueco en la maleta para todo lo que hay que comprar en Lisboa. Shopping imprescindible. Venha!

Dónde comprar toallas y sábanas en Lisboa, una de las cosas típicas de Portugal y un básico que comprar en Lisboa

Entre las cosas típicas de Portugal, y convertido casi en una leyenda urbana, encontramos las toallas y sábanas portuguesas. Por todos es conocido, especialmente para el turista llegado de España, la excelente calidad/precio de los tejidos lusos, lo que lo ha convertido en un básico de los mercadillos en Lisboa y de los recuerdos de este viaje en general.

La fama por comprar toallas y sábanas en Lisboa, y en general, en Portugal viene porque los portugueses tienen una gran tradición algodonera, siendo unos excelentes artesanos con este delicado tejido. Es más, el algodón que emplean a la hora de crear prendas como toallas, mantas y sábanas es de origen vegetal y de una calidad alta. Se llega a considerar que las plantaciones lusas de algodón son de las más finas del mundo.

Qué comprar en Portugal

El algodón empleado es puro y de calidad, e incluso en ocasiones lo importan desde Egipto, otro gran as de este material, lo que hace que en la fabricación de este tipo de prendas se consiga un producto perfecto y a un precio justo. Y todo gracias a la habilidad y nociones de los portugueses para tratar las fibras de algodón.

Una de los mejores lugares donde comprar toallas y sábanas en Lisboa es adentrarse en sus muchos mercadillos artesanales, donde incluso se pueden conseguir al peso. Si se prefiere ir de shopping más relajado, una de las tiendas más emblemáticas donde comprar en Lisboa es Paris em Lisboa en el bohemio barrio de Chiado, donde se pueden conseguir textiles y tejidos de altísima calidad, así como complementos elaborados con telas finas. Todo un deleite para los más fashionistas.

Los dulces portugueses tradicionales de la comida típica de Lisboa que no te puedes perder, los pasteles de Belém

Entre los recuerdos de Lisboa que todo viajero lleva de vuelta a casa, algo que no puede faltar y que hace la boca agua con tan sólo imaginarlo son una de las cosas típicas de Portugal, que incluso han traspasado fronteras: los pasteles de Lisboa, pasteles de Belém o también conocidos como pasteles de nata.

Este postre portugués, que podría decirse que es la versión dulce del bacalao dorado o bacalhau à Brás por lo conocido que es, es tan sencillo en su elaboración e ingredientes que le hace especial. Se trata de unos pastelitos de hojaldre rellenos de una crema “secreta” cuyos ingredientes básicos son la leche, la yema de huevo y el azúcar. Pero lo especial de la denominación “de Belém” es su procedencia, y es que se cree que ya en el siglo XVIII los monjes del convento de los Jerónimos, en Lisboa, elaboraban estos pasteles, receta que se rescató para montar en el anexo al convento la pastelería Casa Pastéis de Belém, que desde 1837 lleva haciendo esta delicatessen de forma continuada. Y desde entonces son el dulce típico de Lisboa por antonomasia.

Sin duda, un clásico de la comida típica de Lisboa y de todo Portugal, unos dulces portugueses imprescindibles que comer y regalar, y que además llevan el nombre de uno de los más populares lugares que visitar en Lisboa: Belém.

En el shopping de tu guía de Lisboa no puede faltar el vinho verde y las sardinas en lata, otro de los básicos que comprar en Portugal

Este vino portugués, elaborado exclusivamente en la región noroeste de Portugal, también conocida como Entre Douro e Minho, es un clásico si se visita no sólo la capital lusa, sino también su vecino más al norte, Oporto. El vinho verde, de toques ácidos y a veces espumoso, es un vino joven (de ahí su denominación “verde”, no por su color aceitunado) para beber en el año que, al ser bajo en alcohol es perfecto para maridar con platos suaves, como arroces, mariscos, sushi, pescados, carnes blancas o ensaladas. El perfecto acompañamiento para unas vacaciones de sol y playa. Un buen local para hacerse con un vinho verde de calidad es la Garrafeira Nacional, distribuidas por toda la capital portuguesa y que ofrece no sólo este especial vino, sino otras delicias del país.

Comida típica de Lisboa: sardinas

Otro peculiar souvenir que sí o sí hay que comprar en Lisboa es la sardina enlatada. Algo curioso, pero este pequeño pez se puede encontrar en diversas tiendas de la capital, así como en objetos decorativos y souvenirs. Todo comenzó en 2011, cuando se inauguró el concurso “Sardinhas das festas de Lisboa”, una festividad en la que se preparaba comida típica lisboeta como parrilladas, y a partir de la cual la sardina en lata o la sardina fuera de la lata acabaron convirtiéndose en todo un símbolo de la ciudad.

Ahora no sólo de los deliciosos pasteles de Belem vive esta ciudad, y en toda guía de Lisboa siempre habrá un hueco para una recomendación de vinho verde acompañado de una sardinha.

La cerámica portuguesa, recuerdos de Lisboa en azulejos con sello de artesanía

Una tarde de shopping en Lisboa no puede terminar sin una parada en las muchas tiendas de artesanía de cerámica portuguesa. Y entre sus muchos productos, cabe destacar el azulejo: el culpable de la belleza de las ciudades y pueblos portugueses.

De herencia musulmana, Portugal compite como uno de los países con mayor tradición de la cerámica y de los azulejos del mundo, llegando a decorar fachadas, iglesias y hasta estaciones de metro. Desde el siglo XV, el país se ha visto envuelto en este maravilloso entramado de piezas que lo han convertido en patrimonio de Portugal.

Cerámica portuguesa: azulejos de Portugal

Un patrimonio que está bien influenciado en las distintas culturas, países y tendencias artísticas que llegaban a Portugal. La cerámica portuguesa ha pasado por etapas en las que se empleaban únicamente el color blanco y azul, otras inspiradas en la porcelana china, y otras en las vanguardias procedentes de Francia. Sintra, Patrimonio de la Humanidad es la máxima expresión del azulejo cerámico en Portugal, pero otro gran ejemplo son las estaciones del metro de Lisboa, todas revestidas de este especial motivo decorativo.

Los amantes de los azulejos portugueses y la cerámica podrán adquirirlos en todas sus formas: cuencos, vasos, jarrones, azulejos, etc. La tienda Cerâmicas na Linha en Lisboa es todo un paraíso de esta artesanía arcillosa. El broche final para esta guía sobre qué comprar en Lisboa y traerte un pedazo de uno de las ciudades de moda de Europa.