Menú

Cerrar

¿Dónde quieres ir?
1 2
Descuentos
Compara
¡Comienza a comparar!
Haz clic en “Compara” para comparar las diferencias entre 2 o más hoteles.
Mapa
Compara
Occidental Lisboa

4/5

205 reseñas


  • Sala de reuniones y eventos
  • Gastronomía, el hotel dispone de un restaurante a la carta
  • Ubicación a 800 metros del centro comercial
  • Wi-Fi gratuito en todo el hotel
Ver más
0/3 hoteles seleccionados para comparar
Compara hasta 3 hoteles y reserva el que mejor se adapte a tus necesidades

Lisboa es una ciudad que sorprende y engancha. La capital de Portugal se ha conformado a través de las diferentes culturas venidas hasta este territorio. Y es que su privilegiada ubicación en la desembocadura del río Tajo ha hecho de ella una de las ciudades más destacadas en la dominación del Atlántico. 

 

Además de contar con una de las vidas nocturnas más animadas de Europa, esta impresionante ciudad ofrece a sus visitantes un fantástico clima durante todo el año, grandes centros comerciales, playas de gran calidad próximas al centro y numerosos atractivos turísticos. Quienes lleguen hasta Lisboa no tienen tampoco que dejar pasar la oportunidad de saborear su rica gastronomía.

Qué visitar en Lisboa

Alojarse en un hotel en Lisboa es una perfecta opción para comenzar la ruta por esta fascinante e histórica ciudad. Lisboa es una ciudad que conquista al viajero por sus infinitos puntos de interés para visitar. 

 

La mejor manera de recorrer cada uno de los rincones de Lisboa es hacerlo paseando por los principales lugares de sus barrios: Alfama, Mouraria, Baixa, Barrio Alto, Belem o Parque de las Naciones. 

 

Baixa y Alfama son los barrios centrales. Aunque son muy distintos comparten una característica común: la historia. En ellos se encuentran gran parte de los monumentos de esta ciudad. Para llegar hasta los barrios de Chiado y Barrio Alto lo mejor es coger el famoso tranvía 28, el Elevador de Santa Justa o el Elevador Da Gloria. 

 

En el barrio de Belém se puede disfrutar de dos lugares emblemáticos de Lisboa: el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém. La Plaza del Comercio y el Castillo de San Jorge son otros dos de los imprescindibles a la hora de hacer turismo en esta ciudad.