¿Qué es la gastronomía experiencial?

Descubre los mejores restaurantes de Cádiz basados en la gastronomía experiencial, una fórmula que va mucho más allá de la innovación.


Qué es gastronomía experiencial: dícese del hecho de disfrutar de un restaurante de una manera inolvidable y con valor añadido. Cada vez más establecimietos apuestan por esta tendencia, que no solo limita el acudir a un restaurante al mero hecho de comer. Un ejemplo perfecto podría ser ATUNANTE (por amor), un nuevo local con una propuesta innovadora en las tendencias gastronómicas para Chiclana de la Frontera, en Cádiz. La carta tiene al atún como máximo protagonista, desde los entrantes a los postres, pasando por los platos principales. Comer o cenar en él es todo un mundo de sensaciones, donde entran en juego los alimentos, sí, pero también la música o el arte. Toda una experiencia si es uno de tus próximos destinos donde viajar en mayo o en cualquier época.

Gastronomía experiencial: Restaurantes en Cádiz con nombres experienciales

En el caso de ATUNANTE (por amor, su nombre remite al estilo de vida tanto de los atunes como de los tunantes, ambos viajeros continuos. Los atunes hacen cada temporada una larga ruta desde el norte hasta el Mediterráneo, parando en Cádiz para enamorarse, porque como dice la canción de Raffaella Carrà, para hacerlo "hay que venir al sur". Comer y emocionarse, sentir… algo más allá de comer por comer. El restaurante ATUNANTE (por amor) sirve menús emocionales, desarrollados cuidadosamente de acuerdo a los gustos, personalidad, estado de ánimo y otros factores de los comensales. Así, ‘Una habitación con peces’ no es un cuadro, sino una propuesta deliciosa. ‘Pasa la vida’, ‘Bésame mucho’, ‘Volaré’, y ‘Me gustan los malos’ son los otros menús. En ellos juegan la música del espacio, con canciones que recuerdan a estos títulos, e incluso el arte, con cuadros como la lección de anatomía de Rembrandt que en este caso da una lección sobre las partes del atún.[instagram url=https://www.instagram.com/p/BHxAQkcBoqA/ rel="nofollow"][instagram url=https://www.instagram.com/p/80A0r9y2Ug/ rel="nofollow"][instagram url=https://www.instagram.com/p/6qS-mTgRMC/ rel="nofollow"]La carta de ATUNANTE (por amor) da un paso más allá, por el avance, por la originalidad y por el deso de sorprender.  Cuenta con platos  inspirados en Cádiz y sus costas y, cómo no, en el atún rojo de la almadraba (incluso en los postres, como en el Atún y Piñonante, que fusiona crema de queso, atún, piñones y caramelo). De este modo, nacen propuestas como el Carámbano de Toro del Mar (un tartar), las deliciosas Columnas de Hércules (columnas  en forma de lingote de atún al estilo moruno) o el riquísimo Templo Helado en Calma (donde el atún se sirve en formato de carpaccio con una esfera de yozu).

Todos los elementos están minuciosamente seleccionados para la mejor experiencia de gastronomía experiencial: desde los deliciosos ingredientes a los elementos decorativos, como la cubertería, que también inspirada en el atún rojo de la almadraba. El restaurante está también invadido por el arte, como ocurre con las bandadas de atunes que lo sobrevuelan. ATUNANTE (por amor) también da mucha importancia al vino, ofreciendo una una original propuesta de etiquetas poco tradicionales.