LECTURA

Viajar con un bebé es más que posible: ¡atrévet...

Viajar con un bebé es más que posible: ¡atrévete!

Unas vacaciones con los más pequeños (y más aún si se trata de viajar con un bebé) puede parecer imposible a primera vista, sobre todo un viaje que implica largos vuelos, lidiar con el jet lag o turistear por ciudades poco baby-friendly. Sin embargo, hoy queremos desmitificar las vacaciones con niños pequeños: tan posibles de disfrutar como cualquier otra (o todavía más). Para todos los padres viajeros, compartimos los mejores consejos a tener en cuenta a la hora de organizar unas vacaciones con bebés de 1 año o menos: es cuestión de elegir el destino perfecto y sobre todo, el alojamiento.

Destinos para viajar con bebés donde la agenda no existe

Elegir el destino de vacaciones perfecto para viajar con un bebé es el primer paso a la hora de organizar unas vacaciones en familia de ensueño. Según las preferencias de la familia: un viaje de sol y playa o uno más cultural y urbanita. Pero sobre todo, es importante seleccionar destinos y alojamientos que ofrezcan facilidades para todos.

Un ejemplo de estos hoteles para niños son aquellos con “salida tardía” para aprovechar más el tiempo con el bebé en caso de que surjan imprevistos;  servicios de canguro como el que oferta Occidental Caribe en Punta Cana; destinos como Italia, con una red de transportes perfecta para recorrer largas distancias cómodamente; o enclaves marinos como Aruba o Cuba donde abundan las playas interminables con aguas tranquilas.

¡Los niños disfrutarán de los chapuzones tanto como tú!

Destinos de sol y playa: la mejor alternativa para padres que viajan con un bebé

Entre los destinos de sol y playa, Aruba se postula como uno de los preferidos a la hora de viajar con bebés: temperaturas suaves durante todo el año y playas de arena blanca kilométricas donde la palabra “abarrotada” no tiene hueco. Aruba es el combo perfecto para descansar y evitar preocupaciones al viajar con un pequeño.

Sin salir del Caribe, una apuesta segura para padres es Cuba, donde las familias encontrarán oferta no sólo cultural, sino de playa y descanso. Varadero es la zona por excelencia de los amantes del verano perpetuo y un gran destino familiar, gracias a las facilidades de desplazamiento que ofrecen los hoteles y su oferta de ocio para todas las edades.

República Dominicana es sinónimo de vacaciones, y es un gran destino para ir acostumbrando al bebé a un viaje largo, pero que además no permite aburrirse durante un segundo. Santo Domingo, la capital dominicana, cuenta con jardín botánico, zoo e incluso acuario: planes perfectos para toda la familia, y sobre todo para un bebés.

Viajamos en último lugar a México, y en concreto al Barceló Maya Caribe. En plena Riviera Maya, este hotel ofrece habitaciones con acceso directo a sus más de 7 piscinas, y un servicio gratuito de autobuses, con los que recorrer todo el complejo sin tener que cargar con el carrito y los útiles del bebé a cuestas.

El turismo cultural es ideal para los bebés más curiosos

Destinos culturales para escapadas con niños: Marruecos, Italia o Grecia se hacen indispensables

Si los viajes largos con bebés no los has contemplado todavía, destinos más accesibles como Roma, Argólida o Marrakech se hacen perfectos para familias que disfrutan más de un turismo cultural (con tiempo para el relax, por supuesto).

Una buena opción es optar por hoteles como Barceló Aran Mantegna con servicio de traslado al centro, en el que alejarse de las preocupaciones típicas de viajar con un bebé y en el que poder disfrutar de camino del Circo Máximo o las Termas de Caracalla. Además, el país con forma de bota puede presumir de su gran conexión entre ciudades principales vía ferroviaria, lo que permite disfrutar de un viaje entre Roma y Milán en pocos días.

Otro gran destino donde ir de vacaciones con un bebé, y que no se aleje demasiado de casa es Marrakech. La ciudad de las especias, ahora convertida en un must para todo viajero, es perfecta para recorrerla a pie con un carrito a cuestas, mientras se disfruta de su gastronomía y oferta cultural.

Finalmente, un gran destino que aúna a partes iguales turismo cultural como de playa y que es muy cómodo para viajar con un bebé es, sin duda, Grecia. Su oferta turística comienza redescubriendo Atenas, la cuna de la civilización, y termina con sus más de 1.400 islas paradisíacas, entre las que Mikonos o Santorini no pueden faltar.

Con algunos tips básicos, viajar con un bebé es mucho más sencillo

La guía perfecta para viajar en avión con un bebé

Una vez elegido el destino -una decisión aún más importante que la de dónde viajar con niños pequeños– ya sólo queda disfrutar de todo lo que un viaje conlleva. ¿Y cómo es viajar con un bebé? Sin duda, hay que tener en mente unos tips básicos para que el trayecto y la estancia sean lo más cómodos posibles. Prepara una bolsa con lo básico para el pequeño: pañales, aperitivos y juguetes. En viajes largos con bebés, es importante que mantengan sus horarios de descanso y comida, y para papás que no paran ni un segundo, nada mejor que una mochila portabebés y despedirse del carrito.