Rascacielos: descubre los edificios más altos y grandes del mundo
LECTURA

Mira hacia arriba, es el Día de los Rascacielos

Mira hacia arriba, es el Día de los Rascacielos

Hormigón, cristal o vigas de acero, este es el material de la mayoría de rascacielos: el objetivo era llegar alto. Cada 3 de septiembre toca levantar la cabeza y admirar las obras arquitectónicas que reinan nuestros horizontes, auténticas obras de ingeniería que siempre han dado que hablar. Y seguro que de tanto pensar en ellos te has preguntado cuáles son los rascacielos más grandes del mundo. Pues sigue leyendo y te presentamos algunos de los que forman parte de una lista en constante evolución. 

¿Cuáles son los rascacielos más altos?

Tocar el cielo con las manos o acercarse lo máximo posible a él es algo con lo que sueña el hombre desde el siglo XIX. De la carrera espacial al ansia por construir los edificios más altos y que ocuparan la menor superficie posible, los retos se superan y las expectativas suben aun a riesgo de dejar sin habla a los mortales. Levanta el mentón y mira hacia arriba, pues es el momento de admirar el skyline, es el Día de los Rascacielos.

El primer rascacielos de España comenzó a construirse en octubre de 1926. El lugar, la Gran vía madrileña; su artífice, el arquitecto Ignacio de Cárdenas y la compañía que estaba detrás, Telefónica. Siguiendo el ejemplo de construcción de los americanos con un esqueleto de vigas de acero, se necesitaron sólo dos años para verlo lucir en mitad de una de las principales arterias de la capital y desde allí, realizar la primera comunicación transatlántica de Madrid a Nueva York. Casi 25 años después, y una vez terminada la Guerra Civil española, la compañía telefónica llevó a cabo una ampliación del edificio, que llegó a alcanzar los 89,30 metros. Fue el primer rascacielos en España y durante una época, el más alto de Europa. Hoy es uno de los rincones más curiosos que ver en Madrid y dentro alberga la Fundación Telefónica.

Alójate en un hotel de cinco estrellas en la Torre de Madrid, uno de los más emblemáticos rascacielos en España

Con 142 metros de altura, y construido unos cuantos años después, entre 1954 y 1960, la Torre de Madrid, en Plaza de España, también presumió, y presume, de ser uno de los más altos de la capital. Los hermanos Julián y José María Otamendi fueron quienes recibieron el encargo de la Compañía Inmobiliaria Metropolitana, para la que ya habían levantado otro en la misma plaza, el Edificio España. El proyecto, monumental para la época y hasta con modernos ascensores, se convirtió en el edificio de hormigón más alto del mundo y fue hasta 1967 el más alto de Europa y hasta principios de la década de los 80, el que más altura tenía en España. Si no tienes planes en Madrid, ¿qué tal una ruta por edificios de vértigo?

rascacielos

Mucho y poco tiene que ver aquel edificio de los sesenta con lo que es hoy. Convertido en el hotel de lujo de cinco estrellas Barceló Torre de Madrid respira el estilo de Jaime Hayón, uno de los diseñadores más reconocidos dentro y fuera de España. Cada detalle tiene un porqué, y tanto las zonas comunes como sus más de 250 habitaciones son una oda al buen gusto y la vanguardia. En la novena planta está la Suite real con una terraza privada de 150 metros cuadrados. Desde allí, tendrás Madrid y los rascacielos de la capital a tus pies.

Los más altos y nuevos edificios: Rascacielos del mundo y de Madrid

Aunque ambos edificios rascacielos seguirán vigilando la Gran Vía de Madrid, cada uno desde un punto diferente, lo cierto es que desde hace casi una década las conocidas como las Cuatro Torres les quitaron parte del protagonismo. Más altas, más esbeltas y más modernas se adueñaron del skyline madrileño tras su inauguración en 2008. 

La primera torre, obra del arquitecto Norman Foster, tiene 45 plantas, 248 metros de altura y luce, en lo alto, las letras de su compañía, cada una de las cuales pesa entre 40 y 80 kilos; la segunda, la única construida por dos españoles (Carlos Rubio Carvajal y Enrique Álvarez-Sala Walter) alcanza los 236 metros y en su azotea tiene un pequeño parque eólico con cuya energía se ilumina la fachada. La tercera esconde una peculiaridad: en la planta 33, los más fieles desafían a las alturas en la capilla católica; construida por el arquitecto Henry N. Cobb, tiene 230 metros y 57 plantas. Y por último, la Torre de Cristal, cuya cúpula guarda un impresionante jardín vertical, tiene 249,5 metros de altura y además fue obra por el arquitecto argentino César Pelli, el mismo que construyó las Torres Petronas de Kuala Lumpur.

rascacielos mundiales

Pero las Cuatro Torres no estarán solas. A principios de 2017 Juan Villar Mir, presidente de la Inmobiliaria Espacio, presentó el proyecto para la quinta: Caleido. La más baja de todas, con 165 metros, será la sede de la escuela de negocios IE University y tendrá 36 plantas. Si los cálculos no fallan abrirá sus puertas a finales de 2020. Un generoso aporte a los rascacielos del mundo.

Los más internacionales: rascacielos más grandes del mundo

Aunque Chicago y Nueva York fueron las precursoras en levantar edificios espectaculares que acaparaban las portadas de los periódicos (en 1930 en edificio Chrysler, con 77 plantas, fue el más alto del mundo durante casi un año), el continente asiático es el que más méritos está haciendo en la carrera por tener las torres más altas del mundo.

Costó 1.500 millones de dólares, se ve a una distancia de 95 kilómetros y tiene 57 ascensores. Inaugurado en 2010, el edificio más alto del mundo tiene 828 metros de altura, se levantó en Dubái (la ciudad que también presume de batir uno detrás de otro infinidad de récords) y se bautizó como Burj Khalifa. Se estima que en 2020 será desbancado por la Dubai Creek Tower, actualmente en construcción, y que, según los pronósticos se alzará 1.300 metros y será inaugurada con motivo de la Expo 2020 celebrada en la ciudad. Si estás pensando visitar Dubái para la ocasión y quieres alojarte cerca de Dubai Creek, el hotel Occidental Al Jaddaf será una elección perfecta. 

edificios rascacielos

También en Asia se encuentra el que está considerado el segundo rascacielos más grande del mundo, en centímetros hacia arriba: la Torre de Shanghái, con 623 metros y 128 pisos. El edificio abrió sus puertas en 2015 tras siete años de obras. El resultado es espectacular. Y cerrando el podio, está la Makkah Royal Clock Tower, en el complejo de Abraj Al-Bait, en la histórica ciudad de La Meca (Arabia Saudí). Su altura máxima es de 601 metros y contiene el reloj más grande del mundo con 43×43 metros y que, según se dice, es visible a 25 kilómetros.