Descubre la mejor ruta por El Salvador
LECTURA

Una ruta por El Salvador, el país del café y lo...

Una ruta por El Salvador, el país del café y los volcanes

Es el país más pequeño de Centroamérica, sin embargo a El Salvador no le falta de nada. Tanto si te apasiona una ruta del café como el surf o la naturaleza, disfrutarás en este enclave único.

Unas cuantas pistas sobre qué hacer en El Salvador

Pequeño y tropical, El Salvador tiene cuatro símbolos patrios que definen gran parte de su personalidad. Como todos los países, uno es su bandera, pero los otros tres cuanto menos, sorprenden, pues son un pájaro, una flor y un árbol. Declarado Ave Nacional, el torogoz o talapo, con un plumaje multicolor, representa la libertad, pues se trata de un animal que no puede vivir en cautiverio. El tercero sería el izote, una flor blanca de la familia de los liliáceos que los salvadoreños usan en su gastronomía y en sus textiles; y por último, el maquilishuat, un árbol que puede llegar a alcanzar los 30 metros de alto, con un follaje muy espeso y grandes y llamativas flores de color rosa, y cuya madera es muy preciada para trabajos de ebanistería. El color, la naturaleza y la artesanía dibujan el perfil de uno de los países de Centroamérica más desconocidos por los turistas.

Vacaciones y ruta por El Salvador

El Salvador no es ni es el país más seductor, ni el que más playas de aguas cristalinas tiene o el que más destaque por sus ruinas arqueológicas, sin embargo, lo tiene todo a escala reducida, por lo que recorrerlo en unas vacaciones es tarea relativamente fácil si uno quiere empaparse de su cultura a través de sus rutas.

Podrás visitar alguno de los mejores cafetales del mundo

Si eres de los que todas las mañanas antes incluso de abrir el ojo, enchufas la cafetera, sabrás que una de las mayores riquezas de El Salvador es su café, el cultivo que se hizo con gran parte de sus tierras hace siglos y que sigue siendo el sostén de un porcentaje importante de la población.

El Salvador cultiva café arábica y casi una decena de variedades como bourbon o tekisic. La mayor parte de estas semillas están entre los 900 y 1.600 metros de altitud sobre el nivel del mar y se caracteriza por su método artesanal de producción y por sus suelos volcánicos. En la zona más cercana a la frontera con Guatemala se agrupan algunas haciendas y plantaciones en las que podrás descubrir cómo es el café antes de llegar a tu taza, dónde crece y cómo son los bosques que rodean los cafetales y según la época en la que visites el país podrás participar en el cultivo, recolección, despulpado, lavado, secado o tostado de los granos, antes de degustarlos.  A partir de este momento tus desayunos sabrán diferente.

Practicar el surf y otras actividades al aire libre

Las olas salvadoreñas también son especiales, por algo hasta su costa peregrinan surfistas de todo el mundo y se ha convertido una referencia gracias a sus tubos, uno de ellos de 15 a 20 segundos y de 50 a 75 metros de longitud, una maravilla para los más osados. Dos de las mejores  playas son El Sunzal y playa La Paz. Además de lanzarte al agua con la tabla, al salir el hambre se calma en cualquiera de sus restaurantes especializados en pescado.

Actividades al aire libre y hacer surf en El Salvador

Rutas por los Parques Nacionales de El Salvador

Siempre al aire libre, pero con la intención de seguir poniendo a prueba el cuerpo, el Parque Nacional de los Volcanes seducirá a quienes se lancen al senderismo y las caminatas con cuestas. Ubicado en el extremo oriental de la Cordillera Apaneca-Ilamatepec, 14 volcanes considerados jóvenes forman parte del Parque, que va desde Cerro Grande de Apaneca hasta la Caldera del Lago de Coatepeque, en la región centro-occidente de El Salvador. Pero si en lugar de volcanes lo que quieres es conocer la fauna y flora local, Cerro Verde es tu ruta. A más de 2.000 metros sobre el nivel del mar, este parque está repleto de plantas, árboles y orquídeas que probablemente sólo vas a ver aquí. Si en tu paseo oyes un sonido especial es el del guardabarranco, la que dicen que es una de las mejores aves cantoras del mundo. En el Bosque de Chaguantique, una de las zonas naturales protegidas de El Salvador, conviven el mono Araña, que se hallaba en peligro de extinción, y  la mariposa Big Blue, además de árboles de 60 metros de alturas y numerosos nacimientos de agua.

Qué ver en la capital: monumentos imprescindibles

La capital del país, San Salvador, está protegida por dos importantes ‘monumentos’ naturales que definen el skyline de la ciudad: al oeste está el volcán de San Salvador y en el sureste, el cerro San Jacinto, y entre ambos discurre la vida.

Algunos de los monumentos históricos más representativos de la ciudad son el dedicado al Divino Salvador del Mundo, el patrono de la ciudad; la catedral Metropolitana, conocida como parroquia de San Salvador, o el Palacio Nacional, en el centro histórico de la ciudad, y en cuya fachada comparten protagonismo sus seis majestuosas columnas con dos estatuas de Cristóbal Colón e Isabel la Católica. En su interior destacan los salones, cada uno de ellos nombrado con un color y su jardín.  El teatro más antiguo de Centroamérica también está aquí, y esta joya que ha sufrido múltiples reformas comenzó a construirse en 1911. El Teatro Nacional es un fantástico lugar para deleitarse con un concierto de cámara o de música folklórica.

Dónde dormir en San Salvador

Muy cerca del Museo de Arte –otra visita que hay que hacer- se levanta el Barceló San Salvador, un hotel recién inaugurado con 205 habitaciones amplias, cómodas y con vistas a la ciudad y su volcán. Planifica desde tu habitación (o desde el spa, la piscina, el gimnasio…) las rutas y déjate llevar por el país del café y los volcanes.

Mejores hoteles de El Salvador