Menú

Cerrar

¿Dónde quieres ir?
1 2
Descuentos
Compara
¡Comienza a comparar!
Haz clic en “Compara” para comparar las diferencias entre 2 o más hoteles.
Mapa
Compara
Ver más
0/3 hoteles seleccionados para comparar
Compara hasta 3 hoteles y reserva el que mejor se adapte a tus necesidades

A pesar de no estar bañada por la costa del Mar Menor, la ciudad de Murcia huele a mar. Y es que es imposible separar esta ciudad de su marcado carácter mediterráneo e incluso marinero, tan presente en su arquitectura, en su historia y, por supuesto, en su gastronomía. Gracias a la combinación de estos tres elementos, los hoteles en Murcia ofrecen al viajero todo lo que pueda desear para sus vacaciones: un alojamiento cómodo, moderno y bien comunicado en un entorno ideal para unos días de descanso. 

Lugares imprescindibles en una escapada a Murcia

El tiempo no supone una limitación en una ciudad como Murcia. La zona Centro es un espacio muy cómodo en el que los principales atractivos de la capital se encuentran perfectamente conectados a pie, o bien a través del transporte público. Los hoteles ubicados en torno al Río Segura, junto al centro, resultan especialmente convenientes para quienes, por cuestiones de disponibilidad, no pueden pasar en la ciudad más tiempo del que desearían y esperan aprovechar su escapada a Murcia para conocer lo más destacado.

 

Muchos visitantes de este destino únicamente se encuentran de viaje de negocios en Murcia, y otros deciden escoger la ciudad como parada antes de continuar su ruta entre Andalucía y la Comunidad Valenciana. Por suerte para ambos, existe la posibilidad de realizar una visita rápida por la ciudad y descubrir sus encantos en apenas un día. Para ello, la jornada debería empezar en la plaza de las Flores y las calles peatonales que la rodean. Aquí se concentra gran parte de la actividad diaria de la ciudad, en un entorno comercial y artesanal cuyos orígenes se remontan a la Edad Media. Tras pasar por la Catedral y recorrer las calles de Trapería, Jabonerías o Platería, visitantes y locales suelen saciar su apetito con la típica tapa 'Marinera', un bocado de deliciosa ensaladilla rusa sobre una rosca de pan coronada por una anchoa, abriendo apetito para otras especialidades culinarias de la región de Murcia como el zarangollo, las albóndigas de bacalao o los paparajotes.

 

La tarde debería concluir con un recorrido por la ribera norte del río Segura y las obligatorias paradas en el conjunto monumental de San Juan de Dios, el Puente Viejo, el monumento de La Sardina y el Paseo del Malecón, antes de regresar al hotel.

Hoteles en Murcia para una estancia de lujo

El propio lema en el escudo de la ciudad es toda una invitación al viajero: “Ensalzar y amar lo antiguo y lo nuevo”. Quizá sea la frase que mejor resume el encanto de esta tierra y el atractivo que supone marcarse como destino unas vacaciones en Murcia. Lo moderno y lo tradicional han encontrado el equilibrio en una ciudad en constante renovación que no ha perdido el encanto y la frescura de su característico entorno huertano, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

 

Su oferta de alojamiento también se caracteriza por cumplir con ese lema en el que tradición e innovación son dos términos complementarios. Los hoteles en Murcia como el Occidental Murcia Siete Coronas son establecimientos que se nutren de la cultura y tradición de la ciudad para ofrecer a sus huéspedes una experiencia genuina sin comprometer los lujos y las comodidades más modernas. Cuando se trata de Barceló Hotel Group, se trata de hoteles sofisticados y propuestas innovadoras para una estancia que, ya sea por ocio o por negocios, proporciona a los huéspedes el ambiente idóneo para relajarse y aprovechar todas las posibilidades de la ciudad. En definitiva, el punto de referencia de cualquier viajero para el que comodidad, descanso y trato personalizado de calidad sean una prioridad durante su estancia.