Alrededores del hotel Occidental Playa de Palma

Barcelo.com

Su hotel

Y usted

;
map

Mapa y localización

CL Fra Joan Llabrés, 16   07600 Playa de Palma, Palma de Mallorca (Mallorca) , Islas Baleares   España  


Puntos de Interés

6 km Son Sant Joan Int'l

7 km Campo de Golf Son Antem

200 m Playa de Palma

200 m Bus Palma

Premios y Reconocimientos

Premios y reconocimientos

Opiniones de los Clientes

No hay mejor experto que un viajero.

Occidental Playa de Palma

4.0/5 Round Indicators
| 2334 Reseñas

VALORACIÓN TOTAL

Round Indicators

VALORACIÓN DETALLADA

Round Indicators

Relación calidad-precio

Round Indicators

Ubicación

Round Indicators

Calidad del sueño

Round Indicators

Habitaciones

Round Indicators

Limpieza

Round Indicators

Servicio


Opiniones

Excelente

37% Complete

868

Muy bueno

38% Complete

899

Normal

16% Complete

377

Malo

5% Complete

122

Pésimo

2% Complete

68

Filtrar por

Ordenar por

    Round Indicators
    CarlosAndreu España. 12/13/2018 De negocios

    “Muy buena relación calidad precio a 48€, pero poco más”

    Habitación: 429 Fecha de entrada: 30/11/2018 Tarifa: 48€ AD Ubicado en el Arenal de Palma, a escasos minutos del aeropuerto en una zona invadida prácticamente por ingleses y alemanes, visitamos el hotel en su temporada más baja, encontrando una población prácticamente desierta. Entre pinares y palmeras, en una calle en cuesta emerge rodeado de jardines y unas cuantas plazas de parking un edificio de tonos albero con una pequeña torre y con un enorme pórtico bajo el que paran los taxis y otros vehículos. Tras ese edificio se abre un frondoso jardín con piscina y con varias construcciones entre ellas un molino, que asemejan a un pueblo tradicional mallorquín. Bajo ese pórtico, en ladrillo claro y con un techo interior en madera oscura, encontramos el acceso al edificio. Una enorme pared de cristal con una puerta giratoria nos deja en un amplísimo hall, con dos paredes de cristal al exterior, que lo llena de luz por las mañanas, y con techos altos. Suelo de mármol negro y gris. Una gran lámpara cuelga en el centro sobre una mesa labrada decorada con motivos navideños. A la derecha, varios sofás de enea con cojines oscuros y zonas de espera y tertulia. A la izquierda el largo mostrador de recepción, en madera oscura rematada en cristal con algunos carteles del hotel sobre el mismo. Dos puestos de trabajo separados. Atrás una enorme e impactante imagen de un detalle de la catedral de Palma. Nos atiende una joven algo fría. Una vez más el tedioso trámite de copiar los datos personales en el ordenador. Cuando por fin termina, nos indica que debemos abonar la estancia en ese momento. Y entonces hay que volver a copiar los datos para la factura, por más que todos ellos ya estuvieran registrados en la reserva online. Firmamos unas cuantas veces y nos entregan un cartoncito con las llaves de la habitación y la clave del wifi que es gratuito y bastante veloz en todo el establecimiento. La sensación es cálida, aunque algo impersonal y excesivamente descomunal. Otra pared de cristal con una puerta corredera nos introduce en el interior del hotel en busca del ascensor que queda algo escondido tras una columna, en un gran atrio que se abre al restaurante, al bar y al jardín. Paredes rojas, decoración algo anticuada pero cálida. Los ascensores son grandes, pero están algo deteriorados, especialmente las puertas, que cierran de forma algo violenta. El ascensor se abre a un recibidor al que también llegan las escaleras. A la izquierda, un pasillo a ambos lados recoge las habitaciones. Suelo de porcelana marrón de grandes baldosas algo ruidosas para andar con ruedas de maletas. Paredes en color albero. La de la izquierda con ventanas al jardín de la entrada. A la derecha, se abren las puertas de las habitaciones, en madera clara con algunas lamas y unos detalles en tonos azulados. Quizá la sensación del pasillo sea algo desangelada, con luz excesivamente fría cuando no es el sol el que lo ilumina desde el exterior. Tras la puerta se mantiene ese suelo de gres en color marrón con aire rústico. Las paredes estucadas en un rancio amarillo algo desgastado en esquinas y bajos. La habitación es estrecha, mucho. Tras la puerta queda el cuadro eléctrico, que zumba un poquito llegando a molestar algo en la calma de la noche. A la derecha una ranura para la tarjeta y un interruptor que enciende una fría luz sobre nuestra cabeza. Al lado está la puerta corredera de cristal opaco del baño, con un pomo metálico en forma de bola. Dos pasos más allá y justo antes del dormitorio está el display del aire acondicionado. Funciona ruidosamente pero de forma eficaz, incluyendo el modo automático: un botón de encendido y apagado, otro de frío y calor, otro de potencia y una rueda para fijar la temperatura. Un paso más y entramos en el estrecho dormitorio. Lo primero que encontramos a la derecha es el armario empotrado con puertas correderas de espejo. Dentro baldas, un par de barras colgadoras con perchas normales, una caja fuerte y un lustrazapatos. A continuación encontramos la cama, que deja apenas cincuenta centímetros de paso a sus pies. Blanca, ancha, formada por dos colchones unidos. Pero excesivamente corta. 180 cm, posiblemente para dejar hueco a los pies de la cama para pasar. Eso hace que resulte incómoda para los que somos de talla grande. Seis almohadones de distintos tamaños, formas y durezas. Colchón muy confortable y un elegante y suave edredón blanco con listas. Tras la cama un cabecero de madera clara con un decorado de enea en tonos azules y marrones. Sobre él, una colorida lámina de un paisaje rural mallorquín. A cada lado, sendas mesillas de madera con la parte superior de cristal en blanco. En ellas una balda y un cajón. Sobre las mismas, interruptores para apagar todas las luces y enchufes disponibles. Encima, incrustados en el cabecero sendas lámparas de noche metálicas direccionables que ofrecen una luz cálida pero insuficiente para trabajar o leer sobre la cama. La iluminación en general resulta algo escasa. Tras la cama y hasta el balcón a la izquierda encontramos una pantalla de televisión plana y bajo ella un sofá doble algo incómodo y un poco viejo, que usamos a modo de maletero. Frente a él, un escritorio en forma de cuña hasta la ventana. La misma madera clara que en el cabecero y las mesillas, y el mismo tape superior de cristal blanco. Sobre él, además de una lámpara metálica y con pantalla blanca hay, como cortesía del hotel, dos botellas de agua y unas cuantas almendras en un estuche de plástico personalizado para el hotel. Varios folletos sobre la cadena y algunos otros sobre los servicios del hotel. Cuelga de la pared, un gran espejo con un marco de madera. Bajo el escritorio un pequeño armario con baldas y una silla de madera tapizada en tonos salmón. Al fondo de la habitación protegido por un foscurit y un visillo, incapaces de detener la luz mallorquina, está el balcón. Pequeño, con dos sillas y una pequeña mesa. Puertas correderas de techo a suelo. Las vistas, aquí abajo al patio central del hotel, que imita a un pueblo mallorquín con el molino, sus casitas... Y entre medio las piscinas, una de ellas cubierta. Allí al fondo, entre otros edificios, se alcanza a ver el mar. El descanso se hace complicado. La insonorización de las habitaciones es escasa. Y se escucha cualquier voz en la habitación contigua y cualquier paso por el pasillo. Además, de madrugada se escucha alguna juerga en alguna habitación lejana y a primera hora los primeros huéspedes que abandonan el hotel arrastrando sonoramente sus maletas por el pasillo. El baño resulta frío, pero no de temperatura. Dos focos que se encienden con vibración aportan esa frialdad al ambiente justo encima del lavabo. No es grande, pero tampoco pequeño. Aunque su puerta es corredera. El mismo suelo que en la habitación, pero las paredes recubiertas de gres marrón y azul con baldosas cuadradas. A la izquierda el inodoro, blanco, moderno, con la cisterna empotrada en la pared. De frente el lavabo, ovalado, extenso y generoso situado bajo un gran espejo con un marco de color metálico y sobre una encimera de cristal bajo la que hay un armario. La grifería, muy nueva, dispensa buena temperatura de agua, aunque le falta un poco de caudal. Sobre la encimera se ofrece un completo y generoso juego de amenities. Bien envasadas en sobres de papel plastificado de elegantes colores. Encontramos (todo por dos) un set dental, un set de afeitado, gorro de ducha, un bote pequeño de champú y otro de gel, unos pañuelos de papel y una pastilla de jabón. A la derecha queda la pequeña bañera. No sirve para darse un baño porque es excesivamente pequeña. Protegida por una mampara de cristal que cierra mal y hace que por la mañana el agua de la ducha caiga al suelo del baño. Dentro, la grifería es moderna. Un grifo permite llenar la bañera. A media altura otro grifo de ducha como de teléfono. Y arriba una gran regadera de efecto lluvia. Aunque la temperatura es adecuada, falta bastante caudal y presión. Lástima porque la grifería prometía. Junto a ella hay un bote dispensador de jabón anclado a la pared, que no usamos. El set de lencería es lo mejor del baño. Dos grandes toallas de ducha, ubicadas en un viejo toallero metálico dentro de la ducha y dos de lavabo en una barra junto al mismo. Todas ellas blancas, mullidas y muy bien conservadas. Por la mañana, en un enorme y bullicioso salón decorado con aire rústico se sirve el desayuno. Un enorme despliegue de productos en distintas estaciones, incluyendo una cocina que hace sobre la marcha y a demanda productos calientes (huevos, bacon, salchichas, tortitas, tortillas...). Hay puestos de ensaladas y verduras, de zumos -mejorables- y frutas, de embutidos y quesos, de dulces y bollería, una enorme variedad de lechos, siropes y productos sin gluten... platos calientes (judías, verduras asadas, champiñones...), y un pequeño rincón para platos locales (ensaimadas, sobrasada, quesos, embutidos...). El café se ofrece en unas máquinas que sirven un líquido aguado manifiestamente mejorable. En la recepción la salida, habiendo hecho todos los trámites el día anterior, y no habiendo minibar resulta rapidísima. Un repaso al ordenador, pregunta de qué tal ha ido todo, y hasta pronto... Calidad/precio: 8 Servicio: 6.5 Ambiente: 6.5 Habitación: 6 Baño: 6.5 Estado de conservación: 5 Desayuno: 8 Valoración General: 6

    GEM-Playadepalma, Manager en Occidental Playa de Palma, respondió a esta opinión
     Buenas tardes Carlos Andreu, Muchas gracias por enviarnos una descripción tan detallada de su estancia en nuestro hotel. Queremos agradecerle por un lado todos sus comentarios tanto positivos como los mas críticos. Realmente es un placer leer su opinión, y le aseguramos que todo lo que esta en nuestra mano para mejorar, lo tendremos en cuenta. Sería un placer volver a recibirle en Occidental Playa de Palma, si así lo considera no dude en ponerse en contacto directamente con nosotros para poder ofrecerle un servicio personalizado y cálido. Muchas gracias de nuevo por su comentario y por compartir sus opiniones sobre nuestras instalaciones y servicios. Si lo desea podemos comentarlo personalmente en su próxima visita a Palma de Mallorca. Un cordial saludo, Dirección Occidental Playa de Palma.

    Round Indicators
    Pioneer31947699404 12/12/2018 En pareja

    “opinion”

    todo muy bien, excepto el olor a humedad que tenia la habitación; aunque amablemente nos atendieron, el olor fue molesto durante todos los días de estancia; imaginamos que era por la proximidad de la piscina. El trato personal, muy bueno.

    GEM-Playadepalma, Manager en Occidental Playa de Palma, respondió a esta opinión
     Buenas tardes, Ante todo queremos agradecerle el tiempo dedicado para escribir su opinión. Nos complace saber que le supimos tratar como se merece , y que nuestro servicio ha estado a la altura de sus expectativas. En cuanto a la humedad sentimos mucho los inconvenientes que le pudiera ocasionar. La isla tiene un clima muy húmedo y para evitar esa sensación tenemos deshumidificadores y una potente calefacción. En cualquier caso tomaremos nota de su comentario para seguir mejorando y mantener nuestro nivel de servicio. Saludos y gracias! Dirección Occidental Playa de Palma

    Round Indicators
    A3521GEalejandrob Palma de Mallorca, España. 12/11/2018 En pareja

    “Desayuno bueno, lo demás regular”

    Está claro que en una noche no puedes opinar de todo el establecimiento, aún así hay cosas evidentes como que el desayuno está bien, la recepcionista que nos atendió también muy amable pero la cena fue terrible, prácticamente todo frío y parecía que no reponían nada.

    GEM-Playadepalma, Manager en Occidental Playa de Palma, respondió a esta opinión
     Buneas tardes Alejandro, Muchas gracias por elegirnos para su estancia en Palma de Mallorca. Nos alegra mucho saber que el servicio de nuestra recepcionista estuvo a la altura de sus expectativas. También hemos tomado nota de sus observaciones sobre las experiencias culinarias y sinceramente lamentamos leer que nos quedamos por debajo de sus expectativas culinarias en esta ocasión. Aunque nos gustaría aprovechar la oportunidad para señalar que nuestros chefs siguen una rotación de menú dos semanas incluyendo una amplia gama de especialidades, tanto locales como internacionales, para satisfacer todos los requisitos alimenticios y complacer a los paladares más exigentes. Es por esto que sentimos al leer que no fuimos capaces de conquistar el suyo y comunicaremos sus críticas a nuestro equipo. Del mismo modo le pasaremos su felicitación por el desayuno O Breakfast, que estamos estrenando en la cadena Occidental. Muchas gracias de nuevo por sus comentarios, esperamos volver a verle y que podamos revertir su opinión de nuestras cenas, como usted bien dice en un solo día no se puede valorar, por lo que esperamos que nos pueda dar una nueva oportunidad . Reciba un cordial saludo desde Occidental Playa de Palma. La dirección,

    Round Indicators
    821vicentec Palma de Mallorca, España. 12/11/2018 De negocios

    “Servicio comedor pesimo”

    Llegada a hotel 21 h cierre comedor 21:30 a las 21:25 me indican que van a cerrar comedor que por favor pida algo en el bar, así lo hago una hamburguesa o algún bocadillo frío me toman nota a a los 20’ me indican que la cocina está cerrada y no hacen nada ni frío ni caliente, mucho lujo, mucho hotel, servicio pesimo, 21:30 y lo re sirven ni un triste bocadillo o sándwich, lamentable que haya hoteles que se la den de servicio 4 estrellas y no llegan ni servicio de una pensión, lugar nada recomendable me quedaba por una semana, mañana a la mañana me voy de Aquí no merece la pena dar de comer a estos establecimiento

    GEM-Playadepalma, Manager en Occidental Playa de Palma, respondió a esta opinión
     Buenas tardes Vicente, Lamentamos mucho que tuviese esa percepción tan desagradable de nuestro servicio de comedor. SI me lo permite me gustaría explicarle nuestro punto de vista. Usted estaba alojado en régimen de Alojamiento y desayuno, por lo que no teníamos prevista su cena. A pesar de esto nuestro Responsable de bares le ofreció de forma gratuita, para que usted no se quedará sin cenar, una de las cenas, preparadas para los clientes cuya llegada es posterior al cierre del restaurante, Al igual que lo hicieron otros clientes que efectivamente habian contratado la cena. Por desgracia nuestro establecimiento no ofrece bocadillos , y una vez que cierra el restaurante a las 21:30 y por lo tanto la cocina, no podemos ofrecerle nada mas que la cena preparada, que se trataba de ensalada, carne, embutido y fruta. Realmente lamentamos que esta cena no cumpliese sus expectativas, y que no pudiésemos satisfacer sus deseos. Le aseguro que nuestro equipo siempre hace todo lo posible para satisfacer todas sus necesidades, y que en casos como el suyo , donde no conseguimos alcanzar este objetivo, nos sentimos profundamente apenados. Una vez más, gracias por su visita y críticas constructivas, esperamos que tuviera un buen viaje de regreso a casa y nos gustaría tener el placer de servirle de nuevo en nuestros hoteles asegurando de antemano nuestras mejores intenciones en todo momento. Saludos cordiales, La dirección,

    Round Indicators
    Dream63869429093 12/10/2018 En familia

    “Excelente”

    Todo muy bueno, el servicio, la comida, empleados, instalaciones....El Wifi llegaba a las habitaciones. Los empleados muy bien atentos, educados, amables, la comida buena y variada.Cerca de la playa....

    GEM-Playadepalma, Manager en Occidental Playa de Palma, respondió a esta opinión
     Buenas tardes Dream, En primer lugar, nos gustaría agradecerle su comentario elogiando su reciente visita a nuestro hotel Occidental Playa de Palma y estamos encantados de saber que fuimos capaces de cumplir con sus expectativas. En Barceló sabemos que las comidas son un aspecto importante de la experiencia vacacional de nuestros clientes en nuestros hoteles, es por eso que nuestro equipo de chefs preparan para cada servicio una amplia variedad de delicias para atender a todos requisitos alimentarios y tratan de complacer a los paladares más exigentes. Por lo tanto, estamos muy contentos de que hayamos podido satisfacer el suyo. Una vez más le damos las gracias por haber elegido nuestro hotel para sus vacaciones y esperamos tener la oportunidad de servirle de nuevo en el futuro. La dirección Occidental Playa de Palma

    VALORACIÓN

    Round Indicators

    • diciembre 13 2018
    • España
    • De negocios

    CarlosAndreu

    “Muy buena relación calidad precio a 48€, pero poco más”


    Habitación: 429 Fecha de entrada: 30/11/2018 Tarifa: 48€ AD Ubicado en el Arenal de Palma, a escasos minutos del aeropuerto en una zona invadida prácticamente por ingleses y alemanes, visitamos el hotel en su temporada más baja, encontrando una población prácticamente desierta. Entre pinares y palmeras, en una calle en cuesta emerge rodeado de jardines y unas cuantas plazas de parking un edificio de tonos albero con una pequeña torre y con un enorme pórtico bajo el que paran los taxis y otros vehículos. Tras ese edificio se abre un frondoso jardín con piscina y con varias construcciones entre ellas un molino, que asemejan a un pueblo tradicional mallorquín. Bajo ese pórtico, en ladrillo claro y con un techo interior en madera oscura, encontramos el acceso al edificio. Una enorme pared de cristal con una puerta giratoria nos deja en un amplísimo hall, con dos paredes de cristal al exterior, que lo llena de luz por las mañanas, y con techos altos. Suelo de mármol negro y gris. Una gran lámpara cuelga en el centro sobre una mesa labrada decorada con motivos navideños. A la derecha, varios sofás de enea con cojines oscuros y zonas de espera y tertulia. A la izquierda el largo mostrador de recepción, en madera oscura rematada en cristal con algunos carteles del hotel sobre el mismo. Dos puestos de trabajo separados. Atrás una enorme e impactante imagen de un detalle de la catedral de Palma. Nos atiende una joven algo fría. Una vez más el tedioso trámite de copiar los datos personales en el ordenador. Cuando por fin termina, nos indica que debemos abonar la estancia en ese momento. Y entonces hay que volver a copiar los datos para la factura, por más que todos ellos ya estuvieran registrados en la reserva online. Firmamos unas cuantas veces y nos entregan un cartoncito con las llaves de la habitación y la clave del wifi que es gratuito y bastante veloz en todo el establecimiento. La sensación es cálida, aunque algo impersonal y excesivamente descomunal. Otra pared de cristal con una puerta corredera nos introduce en el interior del hotel en busca del ascensor que queda algo escondido tras una columna, en un gran atrio que se abre al restaurante, al bar y al jardín. Paredes rojas, decoración algo anticuada pero cálida. Los ascensores son grandes, pero están algo deteriorados, especialmente las puertas, que cierran de forma algo violenta. El ascensor se abre a un recibidor al que también llegan las escaleras. A la izquierda, un pasillo a ambos lados recoge las habitaciones. Suelo de porcelana marrón de grandes baldosas algo ruidosas para andar con ruedas de maletas. Paredes en color albero. La de la izquierda con ventanas al jardín de la entrada. A la derecha, se abren las puertas de las habitaciones, en madera clara con algunas lamas y unos detalles en tonos azulados. Quizá la sensación del pasillo sea algo desangelada, con luz excesivamente fría cuando no es el sol el que lo ilumina desde el exterior. Tras la puerta se mantiene ese suelo de gres en color marrón con aire rústico. Las paredes estucadas en un rancio amarillo algo desgastado en esquinas y bajos. La habitación es estrecha, mucho. Tras la puerta queda el cuadro eléctrico, que zumba un poquito llegando a molestar algo en la calma de la noche. A la derecha una ranura para la tarjeta y un interruptor que enciende una fría luz sobre nuestra cabeza. Al lado está la puerta corredera de cristal opaco del baño, con un pomo metálico en forma de bola. Dos pasos más allá y justo antes del dormitorio está el display del aire acondicionado. Funciona ruidosamente pero de forma eficaz, incluyendo el modo automático: un botón de encendido y apagado, otro de frío y calor, otro de potencia y una rueda para fijar la temperatura. Un paso más y entramos en el estrecho dormitorio. Lo primero que encontramos a la derecha es el armario empotrado con puertas correderas de espejo. Dentro baldas, un par de barras colgadoras con perchas normales, una caja fuerte y un lustrazapatos. A continuación encontramos la cama, que deja apenas cincuenta centímetros de paso a sus pies. Blanca, ancha, formada por dos colchones unidos. Pero excesivamente corta. 180 cm, posiblemente para dejar hueco a los pies de la cama para pasar. Eso hace que resulte incómoda para los que somos de talla grande. Seis almohadones de distintos tamaños, formas y durezas. Colchón muy confortable y un elegante y suave edredón blanco con listas. Tras la cama un cabecero de madera clara con un decorado de enea en tonos azules y marrones. Sobre él, una colorida lámina de un paisaje rural mallorquín. A cada lado, sendas mesillas de madera con la parte superior de cristal en blanco. En ellas una balda y un cajón. Sobre las mismas, interruptores para apagar todas las luces y enchufes disponibles. Encima, incrustados en el cabecero sendas lámparas de noche metálicas direccionables que ofrecen una luz cálida pero insuficiente para trabajar o leer sobre la cama. La iluminación en general resulta algo escasa. Tras la cama y hasta el balcón a la izquierda encontramos una pantalla de televisión plana y bajo ella un sofá doble algo incómodo y un poco viejo, que usamos a modo de maletero. Frente a él, un escritorio en forma de cuña hasta la ventana. La misma madera clara que en el cabecero y las mesillas, y el mismo tape superior de cristal blanco. Sobre él, además de una lámpara metálica y con pantalla blanca hay, como cortesía del hotel, dos botellas de agua y unas cuantas almendras en un estuche de plástico personalizado para el hotel. Varios folletos sobre la cadena y algunos otros sobre los servicios del hotel. Cuelga de la pared, un gran espejo con un marco de madera. Bajo el escritorio un pequeño armario con baldas y una silla de madera tapizada en tonos salmón. Al fondo de la habitación protegido por un foscurit y un visillo, incapaces de detener la luz mallorquina, está el balcón. Pequeño, con dos sillas y una pequeña mesa. Puertas correderas de techo a suelo. Las vistas, aquí abajo al patio central del hotel, que imita a un pueblo mallorquín con el molino, sus casitas... Y entre medio las piscinas, una de ellas cubierta. Allí al fondo, entre otros edificios, se alcanza a ver el mar. El descanso se hace complicado. La insonorización de las habitaciones es escasa. Y se escucha cualquier voz en la habitación contigua y cualquier paso por el pasillo. Además, de madrugada se escucha alguna juerga en alguna habitación lejana y a primera hora los primeros huéspedes que abandonan el hotel arrastrando sonoramente sus maletas por el pasillo. El baño resulta frío, pero no de temperatura. Dos focos que se encienden con vibración aportan esa frialdad al ambiente justo encima del lavabo. No es grande, pero tampoco pequeño. Aunque su puerta es corredera. El mismo suelo que en la habitación, pero las paredes recubiertas de gres marrón y azul con baldosas cuadradas. A la izquierda el inodoro, blanco, moderno, con la cisterna empotrada en la pared. De frente el lavabo, ovalado, extenso y generoso situado bajo un gran espejo con un marco de color metálico y sobre una encimera de cristal bajo la que hay un armario. La grifería, muy nueva, dispensa buena temperatura de agua, aunque le falta un poco de caudal. Sobre la encimera se ofrece un completo y generoso juego de amenities. Bien envasadas en sobres de papel plastificado de elegantes colores. Encontramos (todo por dos) un set dental, un set de afeitado, gorro de ducha, un bote pequeño de champú y otro de gel, unos pañuelos de papel y una pastilla de jabón. A la derecha queda la pequeña bañera. No sirve para darse un baño porque es excesivamente pequeña. Protegida por una mampara de cristal que cierra mal y hace que por la mañana el agua de la ducha caiga al suelo del baño. Dentro, la grifería es moderna. Un grifo permite llenar la bañera. A media altura otro grifo de ducha como de teléfono. Y arriba una gran regadera de efecto lluvia. Aunque la temperatura es adecuada, falta bastante caudal y presión. Lástima porque la grifería prometía. Junto a ella hay un bote dispensador de jabón anclado a la pared, que no usamos. El set de lencería es lo mejor del baño. Dos grandes toallas de ducha, ubicadas en un viejo toallero metálico dentro de la ducha y dos de lavabo en una barra junto al mismo. Todas ellas blancas, mullidas y muy bien conservadas. Por la mañana, en un enorme y bullicioso salón decorado con aire rústico se sirve el desayuno. Un enorme despliegue de productos en distintas estaciones, incluyendo una cocina que hace sobre la marcha y a demanda productos calientes (huevos, bacon, salchichas, tortitas, tortillas...). Hay puestos de ensaladas y verduras, de zumos -mejorables- y frutas, de embutidos y quesos, de dulces y bollería, una enorme variedad de lechos, siropes y productos sin gluten... platos calientes (judías, verduras asadas, champiñones...), y un pequeño rincón para platos locales (ensaimadas, sobrasada, quesos, embutidos...). El café se ofrece en unas máquinas que sirven un líquido aguado manifiestamente mejorable. En la recepción la salida, habiendo hecho todos los trámites el día anterior, y no habiendo minibar resulta rapidísima. Un repaso al ordenador, pregunta de qué tal ha ido todo, y hasta pronto... Calidad/precio: 8 Servicio: 6.5 Ambiente: 6.5 Habitación: 6 Baño: 6.5 Estado de conservación: 5 Desayuno: 8 Valoración General: 6


    GEM-Playadepalma, Manager en Occidental Playa de Palma, respondió a esta opinión
    Buenas tardes Carlos Andreu, Muchas gracias por enviarnos una descripción tan detallada de su estancia en nuestro hotel. Queremos agradecerle por un lado todos sus comentarios tanto positivos como los mas críticos. Realmente es un placer leer su opinión, y le aseguramos que todo lo que esta en nuestra mano para mejorar, lo tendremos en cuenta. Sería un placer volver a recibirle en Occidental Playa de Palma, si así lo considera no dude en ponerse en contacto directamente con nosotros para poder ofrecerle un servicio personalizado y cálido. Muchas gracias de nuevo por su comentario y por compartir sus opiniones sobre nuestras instalaciones y servicios. Si lo desea podemos comentarlo personalmente en su próxima visita a Palma de Mallorca. Un cordial saludo, Dirección Occidental Playa de Palma.

    VALORACIÓN

    Round Indicators

    • diciembre 12 2018
    • En pareja

    Pioneer31947699404

    “opinion”


    todo muy bien, excepto el olor a humedad que tenia la habitación; aunque amablemente nos atendieron, el olor fue molesto durante todos los días de estancia; imaginamos que era por la proximidad de la piscina. El trato personal, muy bueno.


    GEM-Playadepalma, Manager en Occidental Playa de Palma, respondió a esta opinión
    Buenas tardes, Ante todo queremos agradecerle el tiempo dedicado para escribir su opinión. Nos complace saber que le supimos tratar como se merece , y que nuestro servicio ha estado a la altura de sus expectativas. En cuanto a la humedad sentimos mucho los inconvenientes que le pudiera ocasionar. La isla tiene un clima muy húmedo y para evitar esa sensación tenemos deshumidificadores y una potente calefacción. En cualquier caso tomaremos nota de su comentario para seguir mejorando y mantener nuestro nivel de servicio. Saludos y gracias! Dirección Occidental Playa de Palma

    VALORACIÓN

    Round Indicators

    • diciembre 11 2018
    • Palma de Mallorca, España
    • En pareja

    A3521GEalejandrob

    “Desayuno bueno, lo demás regular”


    Está claro que en una noche no puedes opinar de todo el establecimiento, aún así hay cosas evidentes como que el desayuno está bien, la recepcionista que nos atendió también muy amable pero la cena fue terrible, prácticamente todo frío y parecía que no reponían nada.


    GEM-Playadepalma, Manager en Occidental Playa de Palma, respondió a esta opinión
    Buneas tardes Alejandro, Muchas gracias por elegirnos para su estancia en Palma de Mallorca. Nos alegra mucho saber que el servicio de nuestra recepcionista estuvo a la altura de sus expectativas. También hemos tomado nota de sus observaciones sobre las experiencias culinarias y sinceramente lamentamos leer que nos quedamos por debajo de sus expectativas culinarias en esta ocasión. Aunque nos gustaría aprovechar la oportunidad para señalar que nuestros chefs siguen una rotación de menú dos semanas incluyendo una amplia gama de especialidades, tanto locales como internacionales, para satisfacer todos los requisitos alimenticios y complacer a los paladares más exigentes. Es por esto que sentimos al leer que no fuimos capaces de conquistar el suyo y comunicaremos sus críticas a nuestro equipo. Del mismo modo le pasaremos su felicitación por el desayuno O Breakfast, que estamos estrenando en la cadena Occidental. Muchas gracias de nuevo por sus comentarios, esperamos volver a verle y que podamos revertir su opinión de nuestras cenas, como usted bien dice en un solo día no se puede valorar, por lo que esperamos que nos pueda dar una nueva oportunidad . Reciba un cordial saludo desde Occidental Playa de Palma. La dirección,

    VALORACIÓN

    Round Indicators

    • diciembre 11 2018
    • Palma de Mallorca, España
    • De negocios

    821vicentec

    “Servicio comedor pesimo”


    Llegada a hotel 21 h cierre comedor 21:30 a las 21:25 me indican que van a cerrar comedor que por favor pida algo en el bar, así lo hago una hamburguesa o algún bocadillo frío me toman nota a a los 20’ me indican que la cocina está cerrada y no hacen nada ni frío ni caliente, mucho lujo, mucho hotel, servicio pesimo, 21:30 y lo re sirven ni un triste bocadillo o sándwich, lamentable que haya hoteles que se la den de servicio 4 estrellas y no llegan ni servicio de una pensión, lugar nada recomendable me quedaba por una semana, mañana a la mañana me voy de Aquí no merece la pena dar de comer a estos establecimiento


    GEM-Playadepalma, Manager en Occidental Playa de Palma, respondió a esta opinión
    Buenas tardes Vicente, Lamentamos mucho que tuviese esa percepción tan desagradable de nuestro servicio de comedor. SI me lo permite me gustaría explicarle nuestro punto de vista. Usted estaba alojado en régimen de Alojamiento y desayuno, por lo que no teníamos prevista su cena. A pesar de esto nuestro Responsable de bares le ofreció de forma gratuita, para que usted no se quedará sin cenar, una de las cenas, preparadas para los clientes cuya llegada es posterior al cierre del restaurante, Al igual que lo hicieron otros clientes que efectivamente habian contratado la cena. Por desgracia nuestro establecimiento no ofrece bocadillos , y una vez que cierra el restaurante a las 21:30 y por lo tanto la cocina, no podemos ofrecerle nada mas que la cena preparada, que se trataba de ensalada, carne, embutido y fruta. Realmente lamentamos que esta cena no cumpliese sus expectativas, y que no pudiésemos satisfacer sus deseos. Le aseguro que nuestro equipo siempre hace todo lo posible para satisfacer todas sus necesidades, y que en casos como el suyo , donde no conseguimos alcanzar este objetivo, nos sentimos profundamente apenados. Una vez más, gracias por su visita y críticas constructivas, esperamos que tuviera un buen viaje de regreso a casa y nos gustaría tener el placer de servirle de nuevo en nuestros hoteles asegurando de antemano nuestras mejores intenciones en todo momento. Saludos cordiales, La dirección,

    VALORACIÓN

    Round Indicators

    • diciembre 10 2018
    • En familia

    Dream63869429093

    “Excelente”


    Todo muy bueno, el servicio, la comida, empleados, instalaciones....El Wifi llegaba a las habitaciones. Los empleados muy bien atentos, educados, amables, la comida buena y variada.Cerca de la playa....


    GEM-Playadepalma, Manager en Occidental Playa de Palma, respondió a esta opinión
    Buenas tardes Dream, En primer lugar, nos gustaría agradecerle su comentario elogiando su reciente visita a nuestro hotel Occidental Playa de Palma y estamos encantados de saber que fuimos capaces de cumplir con sus expectativas. En Barceló sabemos que las comidas son un aspecto importante de la experiencia vacacional de nuestros clientes en nuestros hoteles, es por eso que nuestro equipo de chefs preparan para cada servicio una amplia variedad de delicias para atender a todos requisitos alimentarios y tratan de complacer a los paladares más exigentes. Por lo tanto, estamos muy contentos de que hayamos podido satisfacer el suyo. Una vez más le damos las gracias por haber elegido nuestro hotel para sus vacaciones y esperamos tener la oportunidad de servirle de nuevo en el futuro. La dirección Occidental Playa de Palma

    Piscina del hotel Occidental Playa de Palma
    Cerrar 

    Atrás Encuentre un hotel

    Hoteles en El Salvador

    Seleccionar El Salvador

    Hoteles en Costa Rica

    Seleccionar Costa Rica

    Hoteles en Ecuador

    Seleccionar Ecuador

    Hoteles en Guatemala

    Seleccionar Guatemala

    Hoteles en Nicaragua

    Seleccionar Nicaragua

    Hoteles en México

    Seleccionar México

    Hoteles en Aruba

    Seleccionar Aruba

    Hoteles en Marruecos

    Seleccionar Marruecos

    Hoteles en Egipto

    Seleccionar Egipto

    Hoteles en España

    Seleccionar España

    Hoteles en Alemania

    Seleccionar Alemania

    Hoteles en Bulgaria

    Seleccionar Bulgaria

    Hoteles en Italia

    Seleccionar Italia

    Hoteles en Grecia

    Seleccionar Grecia

    Hoteles en Portugal

    Seleccionar Portugal

    Llévame de

    TODO A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z