×
Otros destinos ×

Acantilados de los Gigantes, visita a la muralla del diablo

Los acantilados de los Gigantes hacen honor a su nombre, ya que son uno de los paisajes más espectaculares de Tenerife. Ubicados en la costa oeste de la isla tinerfeña, Los Gigantes se alzan majestuosos sobre el mar en forma de paredes verticales rocosas que, en algunos puntos, alcanzan los 600 metros de altura. Hasta donde alcanza la vista, esta maravilla natural proporciona una panorámica que despierta los sentidos extendiéndose por buena parte del litoral.

De hecho, Los Gigantes de Tenerife se prolongan desde el puerto de los Gigantes hasta punta de Teno, en el extremo más occidental de la isla, dando vida a esta espectacular muralla basáltica de origen volcánico. Admirarlos es relativamente sencillo, ya que hay multitud de alternativas para contemplar la majestuosidad de los acantilados desde el mar (donde se introducen a casi 30 metros de profundidad) o tierra firme, aunque el acceso a la zona, propiamente dicha, es limitado por lo inexpugnable de la formación.

  1. Cómo visitar el acantilado de los Gigantes
  2. Qué hacer: kayak y otras actividades
  3. Senderismo en el Acantilado de los Gigantes
  4. Otros atractivos en los Acantilados de los Gigantes

El potencial de su orografía no pasó desapercibido en tiempos de los antiguos habitantes aborígenes de la isla. Los guanches consideraban a Los Gigantes como una zona sagrada que conocían con el nombre de ‘Muralla del Infierno’ o ‘Muralla del Diablo’. Para ellos, la formación rocosa, hoy convertida en uno de los principales atractivos turísticos de la zona de Santiago del Teide, representaba el fin del mundo aunque a sus pies los fondos marinos albergaran, como hoy, una riqueza natural digna de admiración.

 

 

Cómo visitar el acantilado de los Gigantes

Los acantilados de los Gigantes son una alternativa al turismo tradicional de sol y playa propio de Canarias. Ideal para los amantes de la naturaleza y la vida marina, hay varias fórmulas que dan respuesta a la cuestión de cómo visitar el acantilado de los Gigantes. Tanto si la visita forma parte de unas vacaciones de relax como si el motivo del viaje es conocer a fondo el patrimonio natural de la isla, podemos optar por tres opciones fundamentales:

El mirador de Archipenque

Para quienes conocer los Gigantes de Tenerife en barco no resulte demasiado seductor, el mirador de Archipenque puede ser la mejor propuesta. La estructura forma parte de la red Insular de Miradores y ofrece una panorámica espectacular, no solo de los acantilados de los Gigantes, sino también de la propia localidad que lleva su nombre, del puerto deportivo de la misma, del faro de la punta de Teno y hasta de la isla de La Gomera.

Ubicado junto a la carretera general que une Tamaimo con Puerto de Santiago, este mirador es fácilmente localizable. Aunque no dispone de parada de autobús, sí cuenta con aparcamiento, acceso para discapacitados y un panel informativo para no perder detalle de la panorámica que se contempla.

acantilados de los gigantes

Acantilados de los Gigantes. Tenerife.

Es casi un pecado irse de este mirador sin contemplar uno de los espectaculares atardeceres donde el ocaso pone al alcance de los ojos, y casi de la mano, la isla de La Gomera. Además, el mirador de Santiago del Teide tiene un pequeño bar restaurante, donde se puede disfrutar de alguna propuesta de cocina tradicional canaria, y también una bonita tienda de regalos. En cualquier caso, lo mejor son las vistas. No sabrás dónde descansar la mirada.

Punta de Teno

En el extremo noroccidental de la isla de Tenerife encontramos la Punta de Teno. Esta lengua de tierra que se adentra en el mar pone fin a los acantilados de los Gigantes pero, además, es otro de los puntos desde los que se puede contemplar la muralla rocosa.
En pleno Parque Rural de Teno, el escenario alberga también el faro de Punta de Teno, así como distintos miradores que proporcionan una panorámica diferente del entorno de Los Gigantes.

El faro de Punta de Teno es, posiblemente, el más emblemático de los siete que existen en la isla y, además, el camino de rocas que conduce hacia él brinda unos paisajes propios de postal.

En cualquier caso, Punta de Teno es un pequeño paraíso que, debido a su difícil acceso, no conoce mucha gente y, por tanto, no es muy transitado. Debido a este histórico aislamiento, se ha mantenido intacto y aquí sorprende la fuerza de la naturaleza, con sus acantilados verticales, los bosques de laurisilva y las rocas volcánicas. Hoy Punta de Teno es un espacio protegido y, debido a ello, está prohibido el acceso por carretera de 10 a 19 horas en invierno y de 9 a 20 horas en verano.

La única opción para visitar este paradisiaco enclave es llegar hasta el vecino pueblo de Buenavista del Norte, desde donde parten los autobuses que tienen como destino Punta de Teno. Tardan apenas 20 minutos en hacer el trayecto por una carretera bastante estrecha y empinada. Y merece la pena.

Qué hacer: kayak y otras actividades

Aunque muchos entienden las vacaciones como un momento de relax, nada como hacer un poco de deporte para empaparse del encanto de Los Gigantes. Con un telón de fondo de película, es fácil encontrar una alternativa adaptada a todos los gustos.

 

Tenerife Experiences

Avistamiento de ballenas y delfines en motora

desde 75€
RESERVAR

 

Kayak en Los Gigantes

Los deportes de aventura ganan adeptos y los acantilados de los Gigantes son el telón de fondo perfecto para practicarlos. Moto de agua, paddle surf y, cómo no, kayak en los Gigantes son algunas de las actividades ofertadas para quienes buscan contemplar esta maravilla de la naturaleza de un modo diferente.

Ballenas y delfines

Visitar Los Gigantes de Tenerife en barco es otra de las opciones más populares. La experiencia, combinable con deportes de aventura, transcurre a modo de tour por el entorno de los Gigantes y, aunque no puede garantizarse al 100%, permite el avistamiento de multitud de cetáceos. Ballenas piloto, delfines murales, orcas, cachalotes y rorcuales que podemos inmortalizar para guardar un recuerdo inolvidable del paraíso canario.

Bautismo de buceo y submarinismo

Contemplar los fondos marinos de Los Gigantes es otro de sus atractivos. En este sentido, son muchos los que aprovechan para practicar submarinismo, aunque la falta de experiencia no es un hándicap para conocer de cerca la fauna de la zona. El bautismo de buceo es otra de las actividades que podemos realizar a nuestro paso por estos acantilados.

acantilado-de-los-gigantes-buceo

Bautismo de buceo y submarinismo en los Acantilados de los Gigantes

Senderismo en el Acantilado de los Gigantes

Existen numerosas y bonitas rutas de senderismo en torno al Acantilado de los Gigantes. Destacamos dos de las más conocidas:

Ruta de senderismo desde Masca

Distintos barrancos surcan la gran muralla rocosa que perfila la isla tinerfeña. Precisamente, uno de ellos constituye otra de las opciones populares para dar respuesta a la cuestión de cómo conocer estos acantilados. Desde el pueblo de Masca, en Buenavista, arranca una ruta de senderismo que lleva el mismo nombre y termina en la playa homónima.
Además de contemplar las maravillas del propio barranco de Masca, esta travesía de unas tres horas otorga a la visita a Los Gigantes una nueva perspectiva. Al llegar al final de la ruta puede desandarse el camino u optar por hacer la vuelta contemplando Los Gigantes de Tenerife en barco. Las embarcaciones recogen a los senderistas en la playa para trasladarles al puerto deportivo de los Gigantes.

acantilado-de-los-gigantes-masca

Masca

Ruta de senderismo desde Puerto de Santiago

Desde el Puerto de Santiago, parte un sendero muy difícil que se adentra en dirección a los Gigantes y que serpentea por sus acantilados. Es un recorrido para iniciados ya que en algunos tramos el camino se estrecha demasiado, sobre todo en las inmediaciones del Barranco Seco, donde en ocasiones se necesita material de escalada y atravesar algún túnel. El trayecto se realiza en siete horas y, en cualquier caso, no es apto para personas con vértigo.

 

Tenerife Experiences

Avistamiento de ballenas y delfines en velero

desde 75€
RESERVAR

 

Otros atractivos en los Acantilados de los Gigantes

Playa de los Gigantes

La muralla de origen volcánico no deja mucho espacio a la estampa onírica de sol y playa, aunque la panorámica no tiene nada que envidiar. Es posible hablar de la playa de Los Gigantes gracias a los recovecos que salpican la formación rocosa. La más popular es la playa de los Guíos o Argel.
La mejor manera de disfrutar de esta cala de arena negra y aguas tranquilas es acceder a pie. Una vez allí, sus 180 metros de longitud son suficientes para contemplar unas vistas increíbles de los acantilados rodeados de todo tipo de servicios y actividades.

acantilados de los gigantes

Acantilados de los Gigantes. Tenerife.

Piscinas naturales

Por si la playa de los Gigantes no fuera suficiente, el entorno próximo a los acantilados de los Gigantes esconde otros atractivos. En la urbanización conocida como Isla Cangrejo (Santiago del Teide) hay una piscina natural realmente tentadora. Eso sí, hay que tener cuidado con el estado del mar y prescindir del baño en su interior si las condiciones no son favorables.

Carnaval de los Gigantes

Cualquier momento es bueno para visitar los acantilados de los Gigantes. Sin embargo, es un añadido extra hacerlo en época de Carnaval para conocer una de las señas de identidad de la isla. Durante cuatro días (eso sí, una semana después de la celebración en Santa Cruz y Puerto de la Cruz), la localidad de Los Gigantes se viste de fiesta sumando un toque de color a la estampa volcánica que le proporcionan los acantilados.

Invierno, primavera, verano, otoño… Sea cual sea la época del año elegida, que no falten el bañador, las botas de senderismo y una buena cámara de fotos en tu maleta.

Planes relacionados