×
Otros destinos ×

Mestalla, el campo casi centenario del Valencia C.F.

El campo de Mestalla, el más antiguo de los estadios de equipos de fútbol de Primera División, es el escenario donde se ha desarrollado la vida del Valencia Club de Fútbol, donde los seguidores del equipo han vibrado con los colores y el esfuerzo de sus jugadores y han gozado de grandes tardes de fútbol. Situado entre las avenidas de Suecia y de Aragón de la capital valenciana, el campo de Mestalla ha vivido desde su inauguración, el 20 de mayo de 1923, varias ampliaciones y en la actualidad tiene un aforo de 55.000 espectadores.

¿Quieres conocer los secretos y curiosidades de este club que está a un paso de ser centenario? Te vamos a contar algunos, pero también te sugerimos que acudas al estadio y te apuntes al Mestalla Forever Tour. Conocerás la sala de prensa, el vestuario de los jugadores y hasta saldrás por el túnel al terreno de juego, mientras te cuentan la historia y las anécdotas más destacadas del Valencia C.F.

Visitas diarias al campo de Mestalla

Hay visitas todos los días de la semana al estadio de Mestalla. De lunes a sábado, puedes elegir horario de mañana (de 10.30 a 13.30 horas) o de tarde (de 15.30 a 18.15 horas) para realizar el “tour” por el interior del estadio. Los domingos, sólo se puede visitar por la mañana. Cuando hay partido, también se organizan visitas, pero los horarios pueden modificarse y no se pasa, por cuestiones organizativas, por los vestuarios.

 

 

Por ejemplo, durante este recorrido guiado descubrirás por qué se llama Mestalla el campo de fútbol del Valencia. Efectivamente, fue bautizado así debido a la histórica acequia que pasaba junto a la grada sur del estadio y que se llamaba Mestalla. Sin embargo, entre los años 1969 y 1994, el campo cambió su denominación y pasó a llamarse Estadio Luis Casanova, en homenaje al muy querido Luis Casanova Giner, a quien se considera uno de los mejores presidentes del club, además de haber sido el impulsor de la gran transformación del estadio en los años 50. Sin embargo, él mismo pidió en 1994 que su nombre fuera reemplazado de nuevo por el de Mestalla.

Estadio de Mestalla

Estadio de Mestalla

Mestalla Forever Tour

¿Cuál será el recorrido que harás con el Mestalla Forever Tour? Pues te lo vamos a decir de una manera muy gráfica. Visitarás el palco VIP y la grada del palco VIP, el salón de los trofeos, el balcón de la afición, el rincón blanquinegro, la antesala y la sala de prensa, el vestuario local, el túnel de vestuarios, la salida al césped y el banquillo, la capilla, el vestuario de los árbitros, el centro médico y, por último, la tienda oficial del Valencia C.F., donde, si lo deseas, podrás llevarte un “trofeo” del quipo valencianista. El coste del Mestalla Forever Tour es de 10,90€ la entrada de adultos y de 8,50€ la entrada reducida. Los niños menores de 4 años entran gratis.

Pero empecemos por el principio para ir desgranando la historia de Mestalla como casa del Valencia C.F. Volvamos la vista atrás, exactamente hasta 1923, cuando un encuentro amistoso entre dos equipos locales, el Valencia y el Levante, ponía en marcha el nuevo Campo de Mestalla. Era el comienzo de una nueva era que dejaba atrás el antiguo recinto, el Algirós, como primer hogar del club. Entonces no estaba en Primera División, pero tenía capacidad para 17.000 espectadores, los cuales veían claro el potencial de su equipo en campeonatos regionales.

Mestalla en un partido del Valencia F.C.

Mestalla en un partido del Valencia F.C.

Primera remodelación de Mestalla

Pocos años después, en 1927 el campo acometió la primera gran reforma con el fin de ampliar su capacidad total hasta 25.000 personas, pero aquel esfuerzo iba a durar poco, porque durante la Guerra Civil fue seriamente dañado en su estructura. Entonces sirvió de campo de concentración y de depósito de chatarra y sólo se pudo conservar su esqueleto, porque el interior había quedado prácticamente como un solar, sin una sola grada y con una tribuna partida.

Una vez que el enfrentamiento bélico acaba y comienza la rehabilitación del campo valencianista, el equipo consiguió su primer título: la Copa de 1941. Una década, la de los 40, en la que se conquistaron tres títulos de liga y dos de copa. Fue entonces cuando el campo del Valencia vivió el cambio más importante de su historia que dio como resultado una capacidad de 45.500 espectadores. Nadie podía soñar en aquellos difíciles años con un estadio tan magnífico. Pero el sueño duró poco, porque en octubre de 1957 se produjo una gran riada tras el desbordamiento del Turia que afectó seriamente al estadio.

Menos mal que el feudo del Valencia CF se recuperó pronto y no sólo regresó a la normalidad enseguida, sino que durante las Fallas de 1959 incorporó la luz artificial al campo. Durante los años 60, el estadio permaneció prácticamente impasible, pero no así el barrio, llamado también Mestalla, que comenzó a transformarse deprisa. Enseguida el campo fue escenario de grandes encuentros europeos, a partir de que el Nottingham Forest fuera el primer equipo extranjero en verse las caras en un partido oficial en Mestalla frente al conjunto “che”, como también se conoce al Valencia C.F. Fue el 15 de septiembre de 1961.

Con Di Stéfano en el banquillo

A principios de los 70, el banquillo local estuvo ocupado nada menos que por Alfredo di Stéfano. El Valencia se estrenaba en la Copa de Europa y debutaba en la Copa de la Uefa. En 1972 se inauguró la sede social del club, con el salón de trofeos presidido por la bandera fundacional, hasta que en 1978 Mestalla era remodelado de nuevo con los ojos puestos en el Mundial del 82. Entonces el Valencia CF tenía entre los suyos al considerado mejor futbolista del mundo: Mario Alberto Kempes, quien contribuyó a conseguir los títulos de Copa del Rey, Recopa y Supercopa de Europa.

Mestalla también fue elegido el escenario para el debut de España en el Mundial de 1982 y ha visto correr por su campo, además de a Kempes, a figuras tan emblemáticas como Maradona o el mismo Pelé. Han sido muchos los torneos y encuentros internacionales que se han disputado en el césped de Mestalla, que ha vivido también varias finales de Copa.

Pero Mestalla es, sobre todo, la casa de los valencianistas, al menos hasta que se construya el nuevo estadio, el “Nuevo Mestalla” o “Nou Mestalla”, proyectado en la avenida de las Cortes Valencianas.

Un itinerario casi centenario el de Mestalla, un campo que ha dado cobijo a uno de los clubes esenciales de la historia del fútbol español y que merece la pena visitar.

 

Planes relacionados