×
Otros destinos ×

Valencia con niños, un viaje a través del Turia

Valencia es una ciudad fantástica para visitar con niños con mil y un planes que hacer con ellos. El antiguo cauce del río Turia ofrece varios atractivos para ver en familia cuyo epicentro es La Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Oceanográfic, un viaje al fondo del mar

El Oceanográfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias ofrece a los niños un recorrido por los océanos conociendo su fauna. Además, tiene programadas diversas actividades para toda la familia, especialmente pensadas para los más pequeños. Con el Pasaporte Animalia tendrán la oportunidad cada fin de semana de conocer más de cerca a los delfines de la mano de los cuidadores. Si tienes más tiempo y te atreves, podrás dormir rodeado de tiburones en la Torre Océanos.

Carrer d’Eduardo Primo Yúfera, 1

Hemisfèric, descubriendo las estrellas

El Hemisfèric no es un cine al uso. En su interior tienes un planetario, un cine en gran formato Imax Dome  y un cine digital 3D. Las proyecciones digitales del planetario cubren toda la pantalla esférica. Aquí podrás viajar al espacio y ver nuestro planeta desde la Estación Espacial Internacional o vivir nuevas sensaciones con las imágenes 3D. El propio edificio visto desde fuera es como un gran ojo humano cuyo párpado se puede abrir y cerrar.

Avda. del Professor López Piñero (Historiador de la Medicina) nº3.

 

 

Museo Príncipe Felipe, donde jugar con la ciencia

El Museo de las Ciencias Príncipe Felipe programa actividades diarias para los niños en el Espai dels Xiquets, como “Bienvenidos a la vida”, una macroincubadora donde cada 10 minutos los pollitos salen del cascarón. Los más pequeños tienen un espacio con juegos guiados por Plumitas, la mascota virtual de museo. Independientemente de las actividades programadas, las propias salas del museo dan a conocer de forma interactiva todo lo que la tecnología ha conseguido para mejorar la vida de la humanidad. Es un museo donde los niños pueden tocar y experimentar por sí mismos. A la salida podéis recorrer el agradable paseo que ofrece L’Umbracle y el jardín de las Esculturas.

Avda. del Professor López Piñero (Historiador de la Medicina) nº 7

Bioparc, un safari africano sin salir de Valencia

En el otro extremo de los jardines del Turia está el Bioparc donde podréis descubrir con los niños todos los ecosistemas de África y sus animales. Un gran zoo sin barreras centrado en el continente africano, junto al Parque de Cabecera. Tras vuestra visita al Bioparc, podéis hacer un picnic en el parque y dar un paseo en su lago en las barcas con forma de cisne.

Bioparc en Valencia

Bioparc

Avenida Pío Bajora, 3

Recorrer en bici los jardines del Turia

Los jardines del antiguo cauce del río Turia atraviesan la ciudad con una gran zona verde que va desde el Parque de Cabecera hasta la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Más de nueve kilómetros sin pendientes perfectos para recorrer en bici con los niños en su totalidad o por tramos. Si te hospedas en el hotel Barceló Valencia, podrás alquilar las bicis en el propio hotel y acceder directamente al parque a la altura del Palacio de las Artes Reina Sofía, que posiblemente veas desde la ventana de tu habitación. Un recorrido para hacerlo sin prisa y disfrutar de la naturaleza y de los grandes atractivos de Valencia que verás en tu camino. A lo largo del parque, encontrarás distintas zonas de ocio para los niños y bares y cafeterías con amplias terrazas en las que tomar algo.

jardines del turia

Jardines del Turia

Atrapar a Gulliver

Durante vuestro paseo en bici (o caminando) podéis hacer una parada en el Parque de Gulliver para que los niños trepen por el gigante como si fueran liliputienses. Situado junto al puente del Ángel Custodio, esta gran figura, de inspiración fallera, sorprende a todo el que lo ve. De todas partes surgen toboganes que los niños correrán a descubrir y mientras, vosotros podréis esperarles tranquilamente sentados a la sombra, aunque seguro que al final termináis por subiros al gigante.

Jardín del Turia (Tramo XII), s/n

Descubrir los secretos de las Fallas

A los niños les encanta la iconografía fallera, aunque a veces no entiendan la ironía y la crítica política que encierran sus figuras. En el Museo Fallero verán los últimos ninots indultados, casi 100 figuras que son un buen resumen de la actualidad de los últimos años. El ninot más antiguo que conserva data de 1934. Situado en una antigua hospedería junto a la plaza de Monteolivete, el museo expone también carteles de Fallas y objetos relacionados con las fiestas grandes de Valencia. Una oportunidad de que los niños descubran la singularidad de las Fallas y toda su tradición.

museo fallero valencia

Museo Fallero

Monteolivete, 4

Un día en la playa

Hacia el norte de la ciudad se abre el paseo marítimo de Valencia con la Playa de la Malvarrosa y las Arenas plagadas de zonas de juego para los niños. Valencia cuenta con playas anchas de arena fina ideales para familias con niños y llenas de restaurantes donde comer una auténtica paella valenciana frente al mar.

fuerteventura con ninos

Niños jugando en la Playa de la Malvarrosa.

La Marina de Valencia

Al final del paseo marítimo, antes de llegar al puerto comercial encontrarás la Marina de Valencia, el legado de la celebración, en la capital del Turia, de la America’s Cup en 2007. Desde las terrazas del edificio de Veles e Vents tendrás una vista espectacular de este enclave donde la náutica es la actividad estrella con escuelas de vela, buceo, piragüismo o remo. Para el visitante ofrece la posibilidad de contratar paseos en barco y disfrutar de las puestas de sol desde el mar.

valencia_marina

Marina de Valencia

Muelle de la Aduana s/n

Un paseo en barca por la Albufera de Valencia

A pocos kilómetros de la ciudad, y atravesando una pintoresca zona de huerta valenciana, llegaréis a la Albufera. Este enclave natural se quedó en nuestra memoria gracias a Cañas y Barros. El mejor plan es ir a comer a uno de los restaurantes, con terraza hacia la Albufera, y pedir Arroz a banda, que les encanta a los niños. Después, buscar a un barquero, que suelen estar a los pies de los arrozales esperando a los clientes, o incluso pueden ir a recogeros al propio restaurante si les llama el camarero. Disfrutaréis de un extenso recorrido en el que descubrir las especies que la habitan y las barracas que aún quedan en las orillas.

 

Planes relacionados