×
Otros destinos ×

Compras en Milán, descubre las mejores zonas de shopping

Milán es un lugar irresistible para los fashionistas y los amantes de las compras. Boutiques de lujo, outlets y las más diversas tiendas hacen las delicias de visitantes llegados de todo el mundo. Recorrer las calles del Cuadrilátero de la moda (Quadrilatero della moda, en italiano) o galerías tan célebres como la de Vittorio Emanuele II, se convierte en un auténtico disfrute. Aunque el consumo no sea una prioridad, cuando se viaja a la ciudad merece la pena pasear y mirar sus escaparates. Son conocidos por sus composiciones de exquisito diseño.

Milán es un lugar de encuentro de los profesionales de la moda. Muchas firmas de prestigio tienen sus talleres en esta urbe dinámica y vibrante. La Fashion Week de Milán se celebra dos veces al año. Los grandes diseñadores presentan sus nuevas colecciones y dictan las tendencias. Es, sin duda, el evento más importante. Si bien, la ciudad también acoge otras significativas ferias de tejidos, accesorios y calzado.

Las mejores zonas de shopping en Milán

El Cuadrilátero de la Moda

Son muchas las zonas de compras en Milán. El gusto y las búsquedas de cada cual conducirá sus pasos en una u otra dirección. El lujo es una de las señas de identidad de la ciudad. Pero en sus outlets y mercadillos también hay atractivas ofertas para los bolsillos más modestos. En cualquier caso, el viajero no puede dejar de visitar áreas como la del Quadrilatero d’Oro o della Moda’. A pocos metros del Duomo, es una ruta turística más en la ciudad.

Se trata de un perímetro delimitado por cuatro calles: Via Montenapoleone; Via Alessandro Manzoni; Via della Spiga y Corso Venecia. En ellas se concentran espectaculares boutiques de las más prestigiosas firmas de moda. Y también joyerías, zapaterías y llamativas salas de diseño. Las tiendas más famosas de Italia y del mundo se encuentran aquí: Versace, Giorgio Armani y Roberto Cavalli, entre muchas otras, atraen a los visitantes con su brillo y elegancia.

Tranvía de la calle Montenapoleone

Tranvía de la calle Montenapoleone

Según el índice “Main streets across the World”, Montenapoleone es conocida por ser la sexta calle más cara del mundo. Son muchos los adictos al shopping de lujo que la tienen entre sus favoritas. La facturación de los negocios, sólo en esta vía, ha llegado a superar los tres mil millones de euros. Actualmente los principales compradores provienen de China, Rusia, India y los países árabes.

La Galería Vittorio Emanuele II, compras en un bello entorno

La Galería Vittorio Emanuele II es uno de los indudables focos de atracción de la ciudad de Milán. Está ubicada en una zona muy turística, entre el Duomo y el famoso Teatro della Scala. Su nombre proviene del primer rey de la Italia unificada. Este centro comercial, también conocido como El Salón de Milán, fue construido por Giuseppe Mengoni entre 1865 y 1877.

De estilo neoclásico, se caracteriza por su planta de cruz y su estructura de hierro. Consta de cuatro monumentales pasillos y dos arcadas perpendiculares. Está cubierta por una gigantesca bóveda de cristal. En el techo de la misma hay un extraordinario mosaico que representa los continentes de Asia, África, Europa y América.

El diseño es muy típico del siglo XIX. El espacio milanés se hermana con otras famosas galerías acristaladas de la época como la ‘Burlington Arcad’e de Londres;  las ‘Galeries Royales Saint-Hubert’ en Bruselas; el ‘Pasaje’ en San Petersburgo; la ‘Galleria Umberto I’ de Nápoles y la ‘Galería’ de Budapest. El uso de la estructura de hierro también inspiró la torre Eiffel de París.

En el entorno de la galería comercial Vittorio Emanuele, la belleza de la arquitectura se une al placer de las compras. En el lugar se ubican tiendas de firmas tan destacadas como Prada, Gucci o Louis Vuitton. Destaca la fantástica sede de los sombreros Borsalino y otros pequeños locales, menos conocidos, pero llenos de encanto. También hay galerías de arte y librerías como Rizzoli y Bocca. El centro comercial dispone de terraza y de acogedores restaurantes. Son conocidos sus cafés históricos, como Camparino o Biffi, fundado en 1867. Los milaneses suelen acudir a tomar un aperitivo en el restaurante Savini.

Galería Vittorio Emanuele de noche

Galería Vittorio Emanuele de noche

Corso di Porta Ticinese en Milán, ambiente juvenil

La zona milanesa de Corso di Porta Ticinese se sitúa entre Via Edmondo de Amicis y la Piazza 24 Maggio. Es una larga arteria que desemboca en la puerta del mismo nombre y en los navigli (canales), tan característicos de Milán. En sus aceras se suceden tiendas de moda al alcance de todos los bolsillos. Frente al lujo y la exclusividad de otras áreas de la ciudad, el ambiente aquí tiene un carácter más alternativo e informal.

Lleno de comercios, bares, restaurantes y cafés, este rincón de la ciudad se distingue por su ambiente ajetreado y juvenil. Es el espacio de firmas tan conocidas como Custo, Diesel o Miss Sixty. Y de las más apreciadas marcas de deporte. Los amantes de la ropa de segunda mano tienen que dirigirse a Corso di Porta Ticinese. También quienes quieran descubrir a nuevos diseñadores.

Via Torino, una larga tradición comercial

Via Torino es una de las calles más antiguas de Milán. Eje de unión entre la Piazza del Duomo y la zona de los canales, tiene una larga tradición comercial. Muchos talleres de artesanía se han ido ubicando en la zona a lo largo del tiempo. En la actualidad sigue habiendo locales donde se fabrica bisutería y artículos de cuero. Se puede entrar en ellos, ver trabajar a los creadores y comprar algunas de sus piezas recién elaboradas.

Las tiendas son una de las señas de identidad de esta conocida arteria milanesa. Pero también se encuentran en ella destacados edificios histórico-artísticos. La basílica de Santa Maria presso San Satiro, joya del Renacimiento, sorprende a los paseantes. Y también el templo de San Sebastiano y la iglesia de San Giorgio al Palazzo.

El tipo de comercios que se encuentra en Via Torino es el habitual en otras grandes ciudades europeas. Aquí se ubican, entre otros negocios: H&M, Pimkie, Calzedonia, Foot Locker o Pull and Bear. Abundan locales de estilo casual y deportivo. Y también muchas tiendas especializadas en calzado.

Tienda de ropa en Milán

Corso Buenos Aires, el destino más popular

Corso Buenos Aires es una de las calles comerciales más importantes de Milán. Se encuentra en el noroeste del centro histórico de la ciudad, entre los barrios de Centrale y Città Studi. No es muy céntrica, pero tiene fácil acceso a través de la línea 1 de metro. Frente a la exclusividad de otras calles como Montenapoleone, es el destino más popular para hacer compras en la ciudad lombarda. Cuenta con unos 350 comercios. Son frecuentados por los milaneses, en busca de productos de todo tipo. Los turistas disfrutan descubriendo pequeñas tiendas, casi escondidas, en patios internos muy característicos de la zona.

Corso Buenos Aires tiene una extensión de 1.600 metros y se suele comparar con la Quinta Avenida de Nueva York. Su recorrido transcurre desde Porta Venezia hasta la Plaza de Loreto. Además del monumento de Porta Venezia, en este barrio de sabor multiétnico se encuentran otros sitios de interés como el Teatro Puccini.

La zona se conoce como un paraíso de outlets, tanto de firmas caras como de otras más asequibles. Destacan los de Benetton, Mandarina Duck, Nara Camicie, Timberland, Kookai, Zara, Stradivarius, Nike y Levi’s. Comercios de moda, calzado y complementos se ubican en este área y ofrecen precios económicos.

Planes relacionados