×
Otros destinos ×

San Siro, el estadio de fútbol de dos equipos milaneses

No todos llaman al estadio de San Siro por su nombre oficial: Giuseppe Meazza. Para ser exactos, la mitad de Milán lo llama de una manera y los demás de otra. Y esto es así, ya que lo hacen en función de sus preferencias futbolísticas: el Inter de Milán (Football Club Internazionale Milano) o el AC Milan.

De hecho, resulta bastante extraño que dos de los más grandes clubes de fútbol europeo compartan una misma sede deportiva…

Pero estamos en Milán y aquí el fútbol, como en el resto del país, es mucho más que un deporte. Para la mayoría es una auténtica filosofía, una forma de vida, incluso una religión. Por eso, todo se lleva a la disputa, incluso la manera de referirse a su propia sede deportiva. Un lugar que, en definitiva, no deja de ser el estadio municipal. Es decir, el de todos los milaneses.

En cualquier caso, Milán no es la única ciudad de Italia donde ocurre esto. Por ejemplo, el Olímpico de Roma también lo comparten los equipos A. S. Roma y S. S. Lazio.

Por su parte, el estadio de San Siro lo llevan compartiendo los dos grandes equipos de fútbol milaneses desde el año 1947. Y así parece que va a seguir siendo durante unos cuantos años más, por más que se habitualmente hable de la posible construcción de otro estadio por parte del AC Milan…

Estadio de Giuseppe Meazza. ¿Por qué este nombre?

El estadio de San Siro tiene el nombre oficial de Giuseppe Meazza desde el año 1980. De esa forma se pretendía rendir homenaje al mejor futbolista italiano de todos los tiempos, considerado el cuarto del mundo (tras Maradona, Pelé y Franz Beckenbauer) por haber ganado dos Campeonatos Mundiales de Fútbol consecutivos (1934 y 1938).

Meazza fue un jugador milanés, nacido en 1910, que vivió buena parte de su carrera deportiva con el Inter de Milán, aunque también participó en el Scudetto italiano (la liga de fútbol) con el equipo del AC Milan. Sus éxitos deportivos hicieron que se ganase el apelativo de “Peppino el Grande” y, desde luego, le convirtieron en un personaje muy querido tanto en su ciudad natal como en el resto de Italia.

Peppino murió en 1979, y en 1980, como homenaje póstumo, se decidió dar su nombre al que, hasta entonces se había conocido como estadio de San Siro. Una decisión, no sin controversia, que aún ponen en cuestión los seguidores del AC Milan. De hecho, los rossoneri jamás se refieren a este gran centro deportivo como estadio Giuseppe Meazza.

Estadio de San Siro en Milán

Estadio de San Siro en Milán

El estadio de San Siro, el del Inter y el AC Milán

Así pues, el estadio de San Siro (o Giuseppe Meazza) es el gran templo deportivo de la capital lombarda. Un estadio que comenzó a construirse en el año 1925, según el proyecto del ingeniero Alberto Cugini y cuya dirección de obras correspondió al arquitecto Ulisse Stracchine.

A la construcción se le dio su nombre inicial, San Siro, como homenaje al obispo del mismo nombre que yace en la cripta de la Catedral de Pavia. Pero, sobre todo, porque es el nombre del barrio en el que se encuentra.

Quien promovió la construcción del estadio de San Siro fue el presidente del AC Milan Piero Pirelli, hijo del fundador de la célebre empresa de neumáticos Pirelli.

San Siro ha vivido numerosas reformas y ampliaciones a lo largo de las décadas que lleva siendo sede de las grandes gestas deportivas milanesas. La última, en 1990, con motivo de la celebración del Mundial de Fútbol de Italia.

Desde entonces tiene una capacidad para 85.000 espectadores y una llamativa apariencia exterior, con sus torres de forma cilíndrica y un techado bastante vanguardista que ha logrado proteger de las inclemencias todos los asientos.

La Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) lo considera como un estadio clase Élite. Esto se traduce en que es apto para la celebración de finales de competiciones internacionales de fútbol. Así, en 2016 albergó la trepidante Final de la Champions League que enfrentó a los equipos del Real Madrid y el Atlético de Madrid, de la que salió victorioso el primero.

Como curiosidad, San Siro también suele utilizarse para la celebración de eventos musicales de nivel internacional. Por ejemplo, aquí han realizado conciertos de gran éxito Bob Marley, Bruce Springsteen y U2.

Visita guiada estadio de San Siro: en qué consiste

La primera parte de la visita oficial a San Siro comienza con el museo del estadio, en cuyas vitrinas se pueden ver equipamientos y otros objetos relacionados con los triunfos de los equipos que tienen su sede aquí. También los trofeos.

Además, hay recuerdos de los diversos acontecimientos deportivos de los que San Siro ha sido sede. Entre ellos, los partidos de los Mundiales de 1934 y 1990, los de la Eurocopa de 1980 y las finales de la Champions League (anterior Copa de Europa) de 1965, 1970, 2001 y 2016.

Después se visitan diferentes dependencias del estadio, como los vestuarios de los dos equipos locales, la sala de prensa, la zona mixta, las tribunas, el túnel por el que salen los jugadores al campo, los banquillos e, incluso, parte del terreno de juego.

En el museo existe una tienda donde adquirir desde recuerdos de ambos equipos hasta los equipamientos oficiales de cada temporada. Existe la posibilidad de realizar la visita guiada en nueve lenguas diferentes. Por supuesto, también en español.

Todo a lo largo de un recorrido de, aproximadamente, una hora de duración.

Preguntas frecuentes

¿Cómo llegar al Estadio de San Siro?

En coche: el estadio de San Siro está a unos 7 kilómetros del centro de Milán. En función del tráfico, se puede llegar en unos 20 minutos.
En metro: la estación más cercana es San Siro Stadio (línea 5), que está a unos cuatro minutos a pie de este gran centro deportivo.
En tranvía. También tiene parada el tranvía 16, que parte desde Monte Velino.

¿Se puede visitar por dentro el Estadio de San Siro?

Siempre que no haya eventos deportivos o culturales, el estadio de San Siro abre a diario, entre las 9:30 y las 17 horas.

¿Cuánto cuesta una visita al Estadio de San Siro?

La entrada general para visitar San Siro tiene un precio de 18€, con posibilidad de una entrada a precio reducido de 12€. Niños menores de 6 años entran gratis.

Planes relacionados