×
Otros destinos ×

El Reloj Astronómico, las horas más aplaudidas de Praga

El Reloj Astronómico es el gran atractivo de la plaza de la Ciudad Vieja. Se encuentra en la pared sur del Ayuntamiento de Praga y es de tal belleza que representa, posiblemente, el monumento más fotografiado por los viajeros que llegan a esta hermosa ciudad de la República Checa. Este reloj tiene la particularidad de que su cuadrante astronómico, además de indicar las 24 horas del día, representa las posiciones del sol y de la luna en el cielo, junto a otros detalles astronómicos.

Pero este cuadrante no es la única singularidad de este complejo e histórico reloj, que tiene más de 600 años de vida. El célebre reloj de Praga también dispone de unas  grandes figuras animadas, que incluyen ‘El paseo de los Apóstoles’, que se mueven con un sofisticado mecanismo que muestra, cuando el reloj da las horas en punto, las figuras de los 12 apóstoles en movimiento. Y, por último, también exhibe un calendario circular con una docena de medallones que simbolizan los meses del año.

El reloj astronómico más famoso de Praga

Es tan curioso e interesante el reloj de la torre del Ayuntamiento de Praga que bien merece detenerse en todas y cada una de las partes de su estructura, que, a continuación, enumeramos:

 

 

Cuadrante astronómico

Es la parte más antigua del reloj, pues data de 1410, y fue construido por el relojero Nicolás de Kadan y por Jan Sindel, profesor de Astronomía de la Universidad Carolina de Praga. Tiene forma de astrolabio y en él se pueden ver con facilidad, en el interior del círculo negro, los signos del zodiaco, muy importantes en la Praga del siglo XV, además de los iconos que representan el sol y la luna. En el reloj también se observan la aurora y el amanecer (a la izquierda) y el ocaso y el crepúsculo (a la derecha). Los números dorados del círculo azul representan las horas del día.

Figuras en movimiento del reloj medieval de Praga

Las cuatro figuras que rodean el reloj son cuatro alegorías que representan la vanidad (un hombre sostiene un espejo), la avaricia (un comerciante con su bolsa de dinero), la muerte (un esqueleto con un reloj de arena) y la lujuria (un príncipe turco tocando la mandolina). A las horas en punto, se ponen a danzar. Es entonces cuando el vanidoso se mira en el espejo, el avariento mueve su bolsa, el esqueleto agita el reloj que marca el tiempo y el lujurioso mueve la cabeza. Y son centenares los turistas que se quedan embelesados en la plaza del Reloj de Praga.

El Reloj Astronómico de Praga al detalle

El Reloj Astronómico de Praga al detalle

Todo esto coincide con la apertura de las dos ventanas que dejan ver ‘El paseo de los apóstoles’, cuyas figuras van desfilando lentamente. Por la ventana izquierda, surge San Pablo con una espada y un libro, seguido de Santo Tomás, San Judas Tadeo, San Simón, San Bartolomé y San Bernabé. Y por la ventana derecha, aparece San Pedro con las llaves del cielo, seguido de San Mateo, San Juan, San Andrés y Santiago. Y cuando las ventanas se cierran, se escucha el sonido de un gallo para acabar la representación escénica con un sonido de campanas.

El calendario de Josef Mánes

En la parte inferior del reloj se pueden apreciar también 12 medallones, diseñados por el pintor checo Josef Mánes, que representan los meses del año, y cuatro figuras que corresponden a las de un filósofo, un ángel, un astrónomo y un cronista.

La torre del reloj de Praga

La Torre del Reloj de Praga

Leyenda del reloj del Ayuntamiento de Praga

Es tal la hermosura de este reloj astronómico que se ha forjado una leyenda muy curiosa en torno a su constructor. Se dice, según el relato del escritor checo Alois Jirásek, que los responsables de la ciudad cegaron al maestro relojero, de nombre Hanus, que en 1490 reconstruyó el reloj original e hizo el sofisticado mecanismo de la torre del reloj de Praga. ¿El objetivo? Que no volviera a construir un reloj de tanta belleza. Sin embargo, el ayudante del maestro, Jakub Cech, vengó la afrenta introduciendo una mano en el mecanismo, para que quedara inutilizado. No le debió de importar mucho, está claro, quedarse manco.

Incidencias en la vida del reloj medieval de Praga

Evidentemente, durante los 600 años de vida que tiene el Reloj Astronómico, ha sufrido algunas incidencias, algunas de ellas muy importantes. El reloj se detuvo de forma inesperada en varias ocasiones a partir de 1552 y, por ello, tuvo que ser sometido a una exhaustiva reparación. Durante el siglo XVII, se incorporaron las estatuas móviles del cuadrante astronómico y las figuras de los apóstoles se añadieron durante una revisión del reloj que tuvo lugar en 1865.

Sin embargo, fue en pleno siglo XX cuando el Reloj Astronómico sufrió su peor pesadilla. Sucedió durante los días 7 y 8 de mayo de 1945, poco antes de que los alemanes perdieron la II Guerra Mundial. Y es que los soldados alemanes, al verse vencidos, atacaron la Ciudad Vieja de Praga e incendiaron el Ayuntamiento y algunos edificios vecinos, por lo que el reloj quedó prácticamente destrozado y las figuras de madera de los apóstoles fueron víctimas del fuego. Así que hubo de someterse a una intensa restauración y volvió a estar listo en 1948.

Vistas desde la torre del reloj

La Plaza Vieja desde la Torre del Reloj

Otros relojes astronómicos

Aunque fueron muchos los relojes astronómicos que, con similares características al de Praga, se diseñaron en los siglos XIV y XV, son muy pocos los que han sobrevivido. Entre ellos, están los de Norwich, Estrasburgo y Padua.

 

Planes relacionados