×
Otros destinos ×

Peñón de Ifach, majestuoso y fotogénico

Si has visto una foto de la Costa Blanca, casi seguro que el Peñón de Ifach está en primer plano. Hace millones de años, este gigantesco promontorio se desprendió de su lugar en un movimiento tectónico y llegó rodando hasta aquí. Un monolito de unos 337 metros de altura, con paredes verticales de hasta 300 metros y varado frente a las costas de Calpe. Con 40 vías ya previstas, es todo un paraíso para la escalada. 

Desde su cima, se pueden divisar la isla de Formentera y el cabo de Santa Pola, y nos consta que está habitado desde el siglo III o IV a.C. Gracias a esa amplia línea de visión, el Peñón de Ifach fue lógicamente un lugar privilegiado y hoy nos quedan algunos restos de sus antiguas poblaciones, en especial el yacimiento de la Pobla de Ifach del siglo XIII. Sobre sus antiguas murallas se han construido muchos de los actuales miradores, como el de Carabineros.

 

  1. El Peñón de Ifach, el gran icono de Calpe
  2. Cómo subir al Peñón de Ifach
  3. Qué ver en el Peñón de Ifach

Pero el tesoro más oculto del Peñón de Ifach son sus más de 300 variedades de plantas y 80 de aves, teniendo reconocidas incluso dos microrreservas de flora. Por debajo de sus aguas existen túneles, arcos y galerías creadas por el derrumbe de las rocas y que forman un arrecife natural de gran riqueza. Un paraíso también para el buceo y el esnórquel, ¿qué más podemos pedirle? 

 

 

El Peñón de Ifach, el gran icono de Calpe

El Peñón de Ifach constituye un fenómeno geológico nada común: un olistolito. Un terreno que, fruto del choque de las placas tectónicas, se elevó desde debajo del mar a una gran altura, en algunos casos kilómetros. Un trozo de esa corteza rocosa se desprendió y rodó en solitario, acabando ubicado sobre piedras más jóvenes. Poco a poco, la arena y otros sedimentos se fueron asentando en el istmo, conectando la entonces isla del peñón con la costa. 

Peñón de Ifach

Peñón de Ifach bañado por el mar

Que sepamos, ya desde el siglo III o IV a.C. se establecieron en su ladera norte pueblos íberos. Posteriormente, los romanos decidieron bajar al istmo, dedicándose a la explotación de la cercana salina y piscifactoría de los Baños de la Reina, llamada así más tarde por los cristianos por creer que en el lugar se bañaba una hermosa reina mora. 

Fue el almirante de la Corona de Aragón Roger de Lluria el encargado de fundar la Pobla de Ifach en 1298, la cual fue fortificada. No obstante, en la siguiente guerra castellano-aragonesa, el pueblo sería destruido en el año 1359, y a finales del mismo siglo se abandonó la zona. Ya en el XIX, el Peñón de Ifach fue subastado. Vicente Paris, un ciudadano alicantino, acabó haciéndose con gran parte de sus terrenos, utilizándolos entonces como su modesta segunda residencia. Él mismo fue el que decidió volar con dinamita el actual túnel que nos lleva a la cima del inaccesible peñón.

Peñón de Ifach

Costa de Calpe con el Peñón de Ifach

Por último, quizá sea importante mencionar que el Peñón de Ifach está en la lista de espera de Patrimonio de la Humanidad gracias a una singularidad histórica: La Pobla fue gobernada por dos mujeres en su corta vida, un hecho extraordinario en la era medieval. Fue Saurina de Enteza, duquesa de Terranova y esposa el almirante Roger de Llúria, la que decidió tomar el mando de la villa una vez su marido partió al extranjero para seguir guerreando. Y hasta la destrucción del enclave, ella y su hija Margarita de Lluria, que la sucedió, supieron gestionar y explotar acertadamente todas las riquezas naturales de esta región. Dos mujeres que, casi setecientos años después, seguirían siendo unas avanzadas pioneras en la mayor parte de nuestro mundo. 

Cómo subir al Peñón de Ifach 

La ruta que nos lleva a la cima del Peñón de Ifach está dividida en dos partes, una primera fácil y la segunda moderadamente difícil, que pueden realizarse por separado. La senda está perfectamente señalizada y, aunque indicaremos la principal, existen otras rutas que empiezan desde la playa de Fossa o que rodean las cercanas salinas romanas. Por último, existe también una subida nocturna organizada hasta la cima. Dura unas dos horas y comienza sobre las 20:30 para poder observar el magnífico atardecer desde las laderas del peñón, dejando un tiempo para cenar más tarde en la cumbre. 

Distancia total: 4.6 km, ruta circular.  

Duración: 2,5 horas aprox. 

Dificultad: fácil/ moderada. La senda está perfectamente señalizada.   

Peñón de Ifach

Peñón de Ifach al final de la costa de Calpe

Primera parte: 

Esta primera ascensión es considerada sencilla y se puede realizar perfectamente con calzado deportivo. Aquí tendremos algunos miradores, el yacimiento de Pobla de Ifach, el Centro de Interpretación del Peñón de Ifach y los restos del poblado íbero. La flora y la fauna en esta zona son de las más ricas y variadas de todo el recorrido. 

Duración: 45 minutos/1 hora 

Dificultad: fácil  

Segunda parte: 

Poco después de ese primer tramo llegaremos al túnel que lleva a la cima. Hay cuerdas a modo de barandilla como medida de seguridad al ascender por escalones algo desgastados, tallados en la roca. Puede ser algo resbaladizo y, ya desde aquí, será necesario llevar calzado adecuado para la montaña. 

Un segundo tramo con mucha vegetación (palmito, lavanda, pinos y vegetación mediterránea), más estrecho, será lo siguiente que nos espere. Éste se irá complicando después hasta que enlacemos con la última de las partes del camino. Se trata de una subida complicada, en la que tendremos que trepar por rocas o transitar senderos lindados por barrancos. Aquí encontraremos, antes de llegar a la cima, el mirador Carabineros. Una vez estemos arriba, las espectaculares vistas justificarán sobradamente todos nuestros esfuerzos. 

Duración: 1 hora y cuarto/ 1 hora y media 

Dificultad: Moderada

pico peñón de ifach

Cumbre del Peñón de Ifach

Qué ver en el Peñón de Ifach 

Yacimiento

El principal yacimiento y el que mejor se conserva es el de la Pobla medieval de Ifach (aún sigue excavándose). En su recinto amurallado, que se mantuvo unos 100 años, había una iglesia, almacenes, casas o residencias para los gobernantes. Se extendía unos 70.000 m2 en la ladera norte, todo rodeado por más de 800 metros de muralla, con hasta 11 torres defensivas unidas mediante adarves.  

Centro de Interpretación y Aula de la Naturaleza del Peñón de Ifach

Aquí encontraremos una exposición permanente y un vídeo dedicado al Peñón y su ecosistema. Consta también de un aula didáctica con información sobre su flora y fauna, dedicada en gran parte a un público en edad escolar. Desde 2018, además, está proyectado incluir una exposición con la historia de la Pobla medieval de Ifach en las instalaciones, con todas las novedades que se han ido encontrando. 

Mirador Carabineros y otros miradores

En días despejados, desde el mirador Carabineros podremos ver las costas de Ibiza y Formentera. Si hemos atravesado el túnel que lleva a la cima, antes de llegar a ésta, podremos acercarnos un momento y disfrutar de sus vistas. Si no, antes del mismo túnel, encontraremos otros dos miradores en nuestro camino: el de Poniente y el Botánico de Cavanilles, que nos darán una muy buena impresión de la belleza de estas costas. 

Flora y fauna

Durante gran parte de nuestro camino estaremos rodeado de flores aromáticas como el romero, el tomillo y la lavanda. Encontraremos asimismo varias plantas endémicas de Alicante, como la Silene hifacensis. En el primer tramo observaremos aloes, yuca o plantas neotropicales como la pita. Arbustos grandes como el lentisco, el espino negro o el palmito (la única palmera autóctona de Europa) estarán también muy presentes durante nuestro recorrido. En cuanto a sus aves, son destacables el halcón Eleonor y el cuervo marino, además de la gaviota patiamarilla. Entre sus rocas marinas, se extiende el coral mediterráneo, así como líquenes y algas que nos señalan el buen estado en que se encuentra esta reserva.

 

Planes relacionados