×
Otros destinos ×

Baños árabes en Granada

Granada es una de las ciudades españolas donde más presente está la cultura árabe. Podemos verlo en la arquitectura de los monumentos y en ciertas tradiciones que todavía perduran entre nosotros.

El hammam o baño turco, es parte de la tradición musulmana que se instauró en nuestro país durante los años de ocupación árabe. En Granada se ha retomado, con las mismas bases de las tradicionales, y ahora puedes disfrutar de un espacio de relajación y cuidado con todos los beneficios que esto conlleva.

Limpiar y purificar el cuerpo y el espíritu de todos los pecados e impurezas es el fin principal de los baños trucos en la cultura musulmana. Desde la antigüedad, el lavado del cuerpo es una de las actividades sociales más extendidas. Entonces, los hombres se reunían en los hammam para discutir sobre política, religión y economía. Era tal la importancia de este ritual, que las mujeres también lo tenían permitido en horario diferente al de los hombres.

La composición de estos baños constaba de cuatro estancias: Los vestuarios, las salas de agua fría, las que tenían agua templada y las de agua caliente. La sala central era siempre de agua templada y era donde la gente pasaba la mayor parte del tiempo, después de haber pasado por la sala de masaje o de vapor.

La decoración de estos lugares se caracteriza por los motivos geométricos y la iluminación era tenue, creada por pequeñas aberturas con forma de estrella en el techo, lo que generaba un ambiente de relajación y un espacio social donde conversar. Entre los años 600 y 800, los expertos calculan que había una gran cantidad de baños árabes en la ciudad de Granada, y actualmente puedes disfrutar de este placer en cualquiera de los hammam de la ciudad.

 

 

Hammam Al Andalus

banos arabes_granada_888

Amigas en los Baños árabes en Granada

El primero que se abrió en España, en 1998, reconstruido sobre los restos de un antiguo baño turco que data de lo siglos XIII-XIV. Está situado detrás de la iglesia de Santa Ana, justo enfrente de la Alhambra.

Entre los servicios que ofrecen, recomiendan empezar por un baño relajante en un recorrido libre por las termas caliente, frío y templado; y terminar en la sala de vapor recreando el hammam andalusí originario.

Tienen masajes relajantes, de 15 y 30 minutos, y también el ritual kessa que consiste en una exfoliación con un guante especial y un masaje relajante con aceites esenciales. Y por último el ritual ilbira, que es como el ritual kessa pero sobre piedra caliente.

Se puede ir con niños, siempre y cuando sean mayores de 6 años y los padres o tutores firmen una hoja de descargo de responsabilidad.

c/ Santa Ana, 16.

Baños Aljibe de San Miguel

banos arabes_granada_888

Mujer descansando en uno de los Baños árabes en Granada

Los baños a distintas temperaturas, las salas de vapor y la aromaterapia fundamentalmente con aceites esenciales provenientes del cultivo ecológico, están dentro de los servicios de este hammam.

La aromaterapia es fundamental en este baño, los beneficios de aceites esenciales bien mediante inhalación gracias a los numerosos quemadores que hay en todo el recinto o por absorción de la piel a través del masaje.

Además, ofrecen tratamientos especiales como el masaje Boabdil, en las piernas, espalda y hombros; el masaje corporal con crema de cacao, Al Hákam y el Sheik que consiste en una exfoliación previa al masaje corporal.

Tienen también rituales especiales como el Sherezade donde se utiliza durante el masaje crema de seda y oro.

En este baño turco no se permite la entrada a menores de 5 años.

c/ San Miguel Alta, 41.

 

 

Baños Elvira

Emulando la arquitectura nazarí, con arcos y bóvedas, nos adentramos en la auténtica esencia y cultura morisca que habitaba en Granada. Este baño cuenta con las termas a diferentes temperaturas para hacer el recorrido libre, y también tiene diferentes masajes, de 15 y 30 min.

En la zona de descanso se puede disfrutar de un té, zumo natural, fruta y bombones. Y puedes hacer reserva en grupo, donde podréis disfrutar del baño de forma privada a partir de seis personas.

A este hamman no pueden entrar niños menores de 8 años.

c/ Arteaga, 3.

El hamman es una vía perfecta para adentrarse en la antigua cultura árabe que predominaba en nuestro país, y es una actividad que no puedes dejar de hacer en tu visita a Granada. ¿Preparado? 1, 2, 3… Relax.

Planes relacionados