×
Otros destinos ×

Qué ver en el Algarve, la costa mágica de Portugal

La provincia de Huelva es uno de los destinos andaluces más vírgenes en materia turística y natural, y por ello es también uno de los que más nos apetece para pasar unas vacaciones tranquilas. Si te has planteado una escapada larga a este rincón de Andalucía, te recomendamos que la combines con alguna excursión a la región portuguesa del Algarve. A continuación encontrarás cómo llegar y qué ver en el Algarve.

 

 

 

 

 

 

  1. Qué tiene el Algarve que lo hace tan atractivo
  2. Cómo llegar al Algarve desde Huelva
  3. Qué ver en el Algarve portugués

Qué tiene el Algarve que lo hace tan atractivo

El Algarve, la región más meridional de Portugal, tiene mucho de Andalucía, sus playas inmensas, el carácter abierto de sus gentes, sus muchas rutas naturales que transcurren paralelas a la costa o se pierden en la intimidad de sus bosques, y, por supuesto, su gusto por una cocina sin artificios. Desde esta línea de costa también partieron, allá por el siglo XV, un buen número de navegantes en busca de tierras lejanas. Otra semejanza más con los vecinos onubenses y extremeños.

 

 

Lo más importante antes de elegir un lugar u otro del Algarve es tener claro qué tenemos en mente: ¿playas con muchos servicios o calas tranquilas donde no ver a nadie en todo el día? ¿ciudades con decenas de restaurantes y mucho ambiente o pequeñas aldeas? En los siguientes epígrafes desgranaremos sus principales atractivos y qué se puede esperar de cada lugar. Mientras tanto, ponte cómodo porque ¡vas a descubrir los mejores sitios del Algarve!

Cómo llegar al Algarve desde Huelva

Imaginemos que estás de vacaciones y quieres pasar el día en el Algarve. Si no tienes coche o no conduces tendrás que recurrir al transporte público. Desafortunadamente no hay línea ferroviarias entre Andalucía y esta región por lo que te queda la opción del autobús. Desde Huelva capital salen varios autobuses que llevan a ciudades como Albufeira (unas 2.15 horas) o Faro (unas 2 horas).

Si vas en tu propio vehículo no tendrás ningún problema, si partes de Huelva capital y vas a Albufeira tendrás que recorrer unos 143 kilómetros (1.30 horas aproximadamente). En España irás por la A-49 y cuando cruzas la frontera tendrás que tomar la A-22.

 

Huelva Experiences

Ruta Colombina desde la costa de Huelva

desde 179€
RESERVAR

 

Otra propuesta es cruzar en ferri el río Guadiana, una opción muy económica, desde Ayamonte hasta Vila Real de Santo Antonio.

Qué ver en el Algarve portugués

Albufeira y su herencia árabe

Esta población es una de las más afamadas del Algarve porque aúna un precioso conjunto urbano de casas blancas, bonitas playas y mucho ambiente. Nuestra sugerencia en Albufeira es que dediques un poco de tiempo a recorrer su entramado urbano de herencia árabe y que disfrutes de sus calles sinuosas, su barrio de pescadores, el paseo marítimo y los pequeños negocios. El resto del tiempo seguro que estarás deseando dedicarlo a recorrer sus playas, desde las más cercanas que son urbanas (Pescadores, Túnel, Alemães e Inate), a otras que son pequeños paraísos como Oura, Santa Eulália, Maria Luísa y Olhos de Água.

A quienes les guste caminar que aprovechen en la playa de Falésia, la más extensa, y para muchos la mejor.

albufeira

Albufeira

Tavira, dividida por un río

Tavira es una ciudad perfecta para pasar un día de excursión desde Huelva, ya que no está lejos de la frontera, y ofrece algunos elementos muy peculiares. Para empezar, su núcleo urbano se encuentra a ambos lados de un río, el Gilão, y su arquitectura difiere un poco de otras poblaciones en la misma línea de costa. En Tavira podrás ver construcciones con tejados a dos y cuatro aguas; el bonito Jardín de Coreto, donde pasear mientras se saborea un helado; el animado mercado da Ribera; la Cámara oscura situada en un antiguo depósito de agua; o la torre del Castillo, que brinda unas preciosas panorámicas.

Tavira Portugal

Río Gilao en pintoresco Tavira, Portugal

Si te gusta la historia también debes apuntar en tu agenda una visita al castillo y la iglesia de Santa María, además de otros templos desperdigados por la ciudad. Por último, no olvidamos sus playas más naturales (11 kilómetros de arenales) a las que se puede llegar en barco tras cruzar la ría Formosa. Y si quieres probar sabores locales, pide el arroz de navaja y algún plato de pulpo.

 

Huelva Experiences

Salida de pesca al mar

desde 500€
RESERVAR

 

Faro, la flamante capital

Es la orgullosa capital del Algarve desde mediados del siglo XVIII y también otro sitio imprescindible en el Algarve. Reserva al menos una mañana para pasear con calma por su parte antigua. Entrarás por el arco da Vila, y podrás descubrir exponentes históricos como la puerta Árabe, del siglo XI; su bonita Catedral, del siglo XII; la iglesia de San Francisco, con sus azulejos; el arco del Reposo, donde supuestamente descansó el rey Alfonso III tras la conquistas de Faro; y muchos otros templos y palacios.

Tras la visita monumental, busca el ambiente más animado en la zona comercial de Rua de Santo Antonio, con una bonita calzada portuguesa y numerosas tiendas y cafés. Y como propuesta un poco más especial te sugerimos un paseo o tomar algo en una terraza del Jardín Manuel Bívar, y terminar el día en una playa tranquila de la ría Formosa. La más conocida es Isla Deserta, pero también se puede ir a las islas de Faro, de Farol y de Culatra. Son todas estupendas para desconectar casi en soledad.

faro portugal

Faro Portugal

Lagos, un paseo junto al mar

Animada, con historia y con playas estupendas, así es Lagos. Es una de las poblaciones que tienes que ver en el Algarve. Como en los anteriores destinos, te sugerimos que no te dejes llevar por el ansia de playa y de terrazas frente al mar y disfrutes de un paseo por su casco histórico. Debes saber que desde este lugar partieron navegantes a sus particulares conquistas en los siglos XV y XVI. Uno de ellos fue el Infante Don Henrique quien armó sus carabelas para llegar a las costas africanas. Si haces una visita guiada, te contarán decenas de historias.

De aquella época colonial son algunos monumentos como el castillo de los Gobernadores, las murallas o el fuerte de Ponta da Bandeira. Hay un trenecito turístico que puedes aprovechar para recorrer cómodamente la ciudad.

lagos portugal

Lagos Portugal

Si te apetece darte un chapuzón, una de nuestras playas favoritas es Meia Praia, que tiene unos 5 kilómetros. Si quieres explorar también hay muchas otras como las de Batata, Pinhão, Dona Ana y Camilo. Un lugar que no debes perderte es la Ponta da Piedade, que es la imagen que suele salir en todos los catálogos. Es uno de los rincones más mágicos del litoral, con sus acantilados rocosos, las cuevas y los picachos sobresaliendo del mar. Es el lugar perfecto para hacerte la gran foto de las vacaciones.

Quarteira, un antiguo pueblo pesquero

La población de Quarteira, de larga tradición pesquera, acoge desde la década de los sesenta un gran número de visitantes nacionales e internacionales en los meses de verano. Dispone de un coqueto casco histórico, buena infraestructura, hoteles, restaurantes y zonas comerciales. Para disfrutar del mar hay que dirigirse a la playa de Quarteira, amplia, de arena fina y con mucho ambiente. No te pierdas un paseo por su puerto o una visita a sus mercados para adquirir género fresco y artesanía.

Quarteria portugal

Playa de Quartería

Portimao, una visita muy completa

En Portimao no te insistiremos tanto en las visitas turísticas porque aquí se viene a disfrutar de sus inmensos arenales y de su rica gastronomía. Relájate y prepárate para disfrutar de sus ricas sardinas asadas, su plato más demandado; aunque no olvides pedir en algún momento una ‘feijoada de búzios’ (habichuelas con caracoles de mar) o una cataplana de pescado o marisco.

Entre sus playas te aconsejamos conocer la playa de Rocha (o playa de la Roca), que cuenta con un casino y actividades de ocio muy variadas. Si prefieres algo más “salvaje” mejor dirigirse a otras como praia dos Três Castelos, con rocas emergiendo del agua y arena dorada; la praia do Vau, muy adecuada para familias; y otras como la de Três Irmãos o do Alemão.

portimao

Portimao

Finalmente, al caer la tarde sí que os recomendamos algunos paseos para conocer lugares tan bonitos como la fortaleza de Santa Catarina, la iglesia Matriz de Portimão, la iglesia Colégio dos Jesuítas, el museo municipal y la Marina, donde es un gustazo pasear entre sus embarcaciones. Desde la Marina salen excursiones marítimas, así que no está de más preguntar opciones cuando te acerques.

La más bella: playa de la Roca

La playa de la Roca, o praia da Rocha en portugués, es una de las ensenadas más conocidas del litoral del Algarve. Por este motivo, también es de las más concurridas y con un mayor número de opciones para el visitante. Está situada en la turística ciudad de Portimao y, afortunadamente, es muy amplia por lo que salvo en temporada alta disfrutas de sus arenas doradas y agua cristalina sin agobios.

Playa de la Roca

Playa de la Roca

Pero ¿por qué tiene tanto éxito la playa de la Roca? Como te hemos comentado, se encuentra en Portimao, un lugar turístico ya de por sí. En segundo lugar, a lo largo de sus 1.000 metros de longitud se encuentran unos servicios variados para los usuarios de la playa. El turista encontrará numerosos hoteles, restaurantes, terrazas, heladería, discotecas e, incluso, un casino.

Para tener una buena panorámica del entorno, lo mejor es subir a los miradores situados en los extremos de la playa, al oeste el de Três Castelos, y en el lado opuesto, la fortaleza de Santa Catarina de Ribamar.

Sierra de Monchique, desconexión total

Tras varios días de playa y de suculentas comidas del Algarve, una buena opción es adentrarse un poco en el interior para conocer la Sierra de Monchique. Necesitarás un vehículo y ganas de conducir por carreteras zigzagueantes que te irán regalando mil perspectivas de montaña con el océano al fondo. El punto más elevado se encuentra en Fóia y está situado a 902 metros. Desde ese lugar la panorámica te permite apreciar el cabo de San Vicente, Faro, la sierra de la Arrábida y alguna cima puntiaguda que parece arañar el cielo.

Sierra de Monchique

Sierra de Monchique

Sin duda, esta es una excursión perfecta para combinar con los largos días de playa.

Punta de la Piedad, fotografía de postal

La Punta de la Piedad –o Ponta da Piedade que será el nombre que veas en las indicaciones portuguesas– es uno de los lugares con más encanto del Algarve. Si lo admiras desde arriba del acantilado, este paisaje parece formar parte de una caprichosa fantasía de la naturaleza, donde se mezclan al azar rocas puntiagudas, pequeñas bahías, grutas y pequeñas calas de arena dorada. Algunas de estos picachos incluso han sido bautizados por los pescadores con nombres como General De Gaulle, Chaminé, Catedral, Belas-Artes, Camelo, Museu, Submarino, Cozinha y Gruta dos Amores.

Punta de la piedad

Punta de la Piedad

Este lugar se encuentra a sólo 2 kilómetros de Lagos (en la costa d’Oiro) por lo que es muy fácil de encontrar. Además de ver el paisaje y tratar de identificar a la fauna que vive en este lugar, puedes bajar los 182 peldaños que te llevan junto al mar para realizar alguna excursión marítima y ver la costa desde el Atlántico. Las barcas de pescadores, que te llevan por el litoral, se encuentran al pie del acantilado.

Despedida en el Cabo de San Vicente

Para visitar el Cabo de San Vicente debes dirigirte en dirección a la población de Sagres, está a unos 25 kilómetros de Lagos. A este accidente geográfico los romanos lo denominaban Promontorium Sacrum y se dedicaba al dios Saturno. Hoy día es un lugar al que se acude por curiosidad, y para visitar la fortaleza que se erige en este lugar. Se construyó en el siglo XVI para vigilar la costa de posible incursiones de piratas, y alberga desde 1904 el faro de São Vicente.

Cabo San Vicente

Cabo San Vicente

 

Planes relacionados