×
Otros destinos ×

El espectacular Cañón de Añisclo y la fuerza del agua

Situado junto a la población oscense de Escalona, el Cañón de Añisclo se halla en uno de los enclaves más bonitos del Pirineo Aragonés. Con sus atractivas cascadas, su frondoso bosque y su espectacular entorno natural, forma parte de un paisaje de gran belleza dentro del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido de Huesca. Esta garganta profunda fue generada primero por la erosión glaciar y después por la erosión fluvial del río Bellós.

Con una orientación norte-sur, el Cañón de Añisclo tiene en su entorno más cercano otros escenarios muy recomendables para visitar, como la cueva del molino de Aso, también conocida como Cueva del Moro; el mirador de Buerba o los encantadores pueblos de Puyarruego, Vió, Nerín o Fanlo.

Y si lo que te apasiona es el senderismo, acércate hasta el Punto de Información de Escalona (teléfono 974 505 131), porque allí te informarán de todas las rutas de senderismo que existen en torno al Cañón de Añisclo y que están adaptadas a todos los niveles de dificultad. También aptas para hacer una escapada de turismo familiar con niños.

Relevancia y características del Cañón de Añisclo

El cañón de Añisclo discurre durante más de 10 kilómetros desde el Circo glaciar de Añisclo, a los pies del Monte Perdido, hasta desembocar en la confluencia del valle del río Aso. En su camino, genera bellos toboganes y cascadas, entre los que hay que destacar la Fuen Blanca o Fon Blanca, una cascada que se produce en el Pico de Añisclo y que se desploma verticalmente sobre el valle. Un lugar que buscan especialmente los amantes de los toboganes y las cascadas. Junto él, en las zonas que permiten el crecimiento de vegetación, se producen bosques tupidos, como la Selva Plana, donde podrás admirar una flora exuberante.

 

 

Cuando el Cañón del Bellós llega a la altura de la ermita de San Úrbez, se encajona mucho más y cambia de dirección hasta llegar a la localidad de Escalona. Hay que aprovechar para ver esta ermita del siglo VIII que tiene una estructura de cueva santuario, porque parece más un pequeño cobijo artificial en la montaña.

Hay que decir que el Cañón de Añisclo cuenta con una flora muy particular y que su altitud mínima es de 700 metros en la Fuente de los Baños y la máxima es de 3.022 metros en la Punta de las Olas. Y que es una parada obligada para los amantes de la naturaleza en estado salvaje.

El Cañón de Añisclo

Paso del Río Bellos

Recorridos y rutas por el Cañón de Añisclo

La ruta del Cañón de Añisclo no entraña ningún tipo de dificultad, por lo que resulta un plan muy atractivo para ir con toda la familia. Lo mejor es tomar como punto de partida el aparcamiento del Cañón de Añisclo, en Escalona.

Desde el aparcamiento, hay un circuito circular, de alrededor de dos horas de duración y de baja dificultad. Hay que cruzar el puente románico para llegar a la ermita de San Úrbez, un lugar de peregrinación para pedir la lluvia, y seguir por el camino que desciende hasta el río Aso.

A lo largo del recorrido disfrutarás de un territorio cambiante en el que podrás admirar paredes de piedra, pozas de agua cristalina y llanuras preciosas y que te enseñará cómo la fuerza del agua puede erosionar las rocas más duras.

Si deseas visitar el Molino de Aso, tienes que desviarte cuando encuentres una señalización, aproximadamente 15 minutos después de comenzar el recorrido desde el aparcamiento. Y en apenas cinco minutos podrás descubrir las ruinas de este antiguo molino y, otra vez de regreso al camino principal, en pocos minutos te encontrarás con las cascadas del río Aso.

Paso por el Cañón de Añisclo

Paso por el Cañón de Añisclo

Hay que recordar que el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, donde se encuentra el Cañón de Añisclo, fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en 1997. Un conjunto natural que está compuesto por cuatro valles de extraordinaria belleza: el Valle de Ordesa, el Cañón de Añisclo, el Valle Pineta y las Gargantas de Escuaín. Todos ellos cuentan con rutas de senderismo ideales para disfrutar de una naturaleza en estado puro. Y en las que no faltarán cascadas, desfiladeros y grandes paredes verticales que conforman unas vistas de auténtica postal.

Cómo llegar

Para llegar hasta el Cañón de Añisclo, debes tomar la carretera que conduce hasta Bielsa para después tomar el cruce que conduce hasta Escalona y el Parque de Ordesa. Hay que continuar por la carretera del valle de Añisclo durante 13 kilómetros hasta llegar a la zona de aparcamiento del Cañon de Añisclo, que es gratuito. Aquí tienes que dejar el automóvil y desde comenzar a pie la ruta para descubrir esta maravilla natural. Si vas en temporada alta, debes saber que tienes que madrugar para tener sitio, porque el aparcamiento es pequeño y se llena con facilidad.

Si vas desde la localidad de Aínsa, tienes que conducir 10 kilómetros aproximadamente hasta llegar a Escalona y, después, continuar otros tantos kilómetros hasta el aparcamiento del Cañón de Añisclo.

Preguntas frecuentes

¿Dónde se encuentra el Cañón de Añisclo?

Situado en la comarca oscense de Sobrarbe, el cañón de Añisclo discurre durante más de 10 kilómetros desde el Circo glaciar de Añisclo, a los pies del Monte Perdido, hasta desembocar en la confluencia del valle del río Aso.

¿Qué lugares debes visitar en el Cañón de Añisclo?

En el Cañón de Añisclo se generan toboganes y cascadas, entre las que destaca especialmente la de Fuen Blanca. La tupida Selva Plana también ofrece un ambiente especial en el que perderse. La Ermita de San Urbez y la localidad de Escalona son también paradas recomendables.

¿Cuál es la mejor ruta para visitar el Cañón de Añisclo?

Desde el aparcamiento hay un circuito circular de alrededor de dos horas de duración y de baja dificultad. Hay que cruzar el puente románico para llegar a la ermita de San Úrbez, un lugar de peregrinación para pedir la lluvia, y seguir por el camino que desciende hasta el río Aso.

¿Cómo se puede llegar al Cañón de Añisclo?

Para llegar hasta el Cañón de Añisclo, debes tomar la carretera que conduce hasta Bielsa para después tomar el cruce que conduce hasta Escalona y el Parque de Ordesa. Aquí continúa por la carretera del valle de Añisclo durante 13 kilómetros hasta llegar a la zona de aparcamiento.

Planes relacionados