×
Otros destinos ×

Pueblo de Formigal, la fiesta de la nieve en el Pirineo aragonés

El pueblo pirenaico de Formigal, una pequeña urbanización turística situada dentro del municipio de Sallent de Gállego, goza de fama internacional gracias a su emplazamiento a los pies de la Estación de Esquí Formigal-Panticosa ―una de las cuatro que posee el grupo Aramón dentro de los confines del Pirineo aragonés―. Además del deporte blanco, actividad estrella en Formigal, esta diminuta localidad, cuya altitud ronda los 1550 metros, brinda al visitante una extensa red de ocio: recinto multiaventura, dos áreas de juego infantil, pistas de tenis, rocódromos, piscina climatizada y campo de tiro con arco, entre otros. Asimismo, desde el pueblo de Formigal también parten numerosas rutas de senderismo, algunas de ellas pertenecientes al GR-11, la senda pirenaica de 800 kilómetros que atraviesa la frontera natural entre España y Francia. Para rematar esta experiencia, Formigal ofrece a sus visitantes una de las mejores sesiones Aprés-ski del panorama español, siendo Marchica, el local de moda, su máximo estandarte. A continuación, te desvelamos los mejores secretos de Formigal y sus alrededores.

Estación de esquí de Formigal: información, fechas, pistas…

Dentro de la Estación de Esquí Formigal-Panticosa, el de Formigal es el sector que más kilómetros de pista acumula ―137 kilómetros, la cifra más alta del panorama nacional―. Es, además, el que está orientado a un público más adulto, a pesar de que en sus instalaciones encontramos un Jardín Infantil dónde dejar a los peques y numerosos espacios temáticos como el iglú de Sarrios o el poblado indio del bosque. Además, con cuatro zonas de aparcamiento y un servicio de autobús gratuito, el acceso a esta estación resulta muy cómodo desde el pueblo de Formigal.

 

 

Su periodo de actividad suele comenzar a mediados de noviembre y finalizar a mediados de marzo. Con una cuya cota máxima de 2250 metros, está dividido en cuatro zonas bien diferenciadas: Sextas, para los que empiezan; Sarrios y Portalet, para los amantes de las pistas negras; y Anayet, para las familias con niños. Al esquí tradicional han de sumarse otras actividades disponibles, como las rutas nocturnas en moto de nieve, los paseos en trineo tirado por perros; o el tubbing, un vertiginoso descenso a bordo de un flotador con forma de donut gigante.

Estación de Formigal

Estación de Formigal

Ahora bien, si os apetece probar las nieves de este rincón pirenaico, os recomendamos visitar Snow Forecast, un espacio web en el que se actualizan ―cuatro veces al día― los pronósticos de nieve de Formigal, así como informes detallados y mapas interactivos de la estación.

Qué hacer en Formigal pueblo

Senderismo

Si durante el invierno el deporte estrella de Formigal es el esquí, durante los meses de primavera y verano el senderismo acapara dicho estatus. Ubicada en el precioso valle de Tena, enclave pirenaico atravesado de norte a sur por el río Gállego, la población de Formigal presume de poseer una infinita red de senderos a su alrededor. Con una cota mínima de 600 metros y una cota máxima de 3.000, esta zona ofrece excursiones para todos los niveles. A continuación, os señalamos tres de las más populares:

  • Subida al Anayet: los restos de este antiguo volcán, muy parecido en apariencia al de Ossau, alcanzan en la actualidad los 2233 metros de altitud. Su ascenso esconde una de las rutas más exigentes de la zona, con un recorrido que ronda los 17 kilómetros y una duración aproximada de 6 horas. Si queremos realizar esta excursión, debemos saber que el sendero parte del Parking del Anayet carretera A-135―, atravesando después lugares emblemáticos como los Ibones de Anayet o la propia cima.
Pico Anayet

Pico Anayet

  • Ascenso a los ibones de Asnos y Sabocos: en este caso, el punto de partida hemos de buscarlo en las inmediaciones de Panticosa, a tan sólo 20 minutos en coche de Formigal. Desde allí, deberemos tomar la telecabina Los Lagos y, una vez en la Estación de Esquí, emprender un ameno paseo por un sendero señalizado. En dos horas y media nos encontraremos con los ibones de Asnos y Sabocos, los dos únicos lagos glaciares presentes en la Sierra de Tendeñera. Asimismo, os recomendamos poner atención a las paredes que circundan el lago, puesto que son zonas de anidación del Quebrantahuesos, el rey del cielo aragonés.
  • Excursión hasta el Salto de Sallent de Gállego: en este caso, el punto de partida se encuentra en Sallent de Gállego, localidad situada a tan sólo 10 minutos en coche desde la Urbanización de Formigal. Se trata de un paseo circular de 2,2 kilómetros de longitud repleto de carteles explicativos sobre la fauna y flora de la región. Nuestra meta será llegar al Salto de Sallent de Gállego, la cascada más importante del río Aguas Limpias.
Sallent Gallego

Sallent de Gállego

Dónde comer en Formigal

A continuación, os recomendamos dónde comer en Formigal, dependiendo de la zona en la que nos encontremos:

  • En la urbanización de Formigal, destaca el restaurante Borrullán, especializado en platos de cuchara ―como la Olla Tensina― y carnes a la brasa ―como el secreto ibérico―. En un registro más informal, podemos visitar El Grajo, típico bar de Formigal que nos ofrece un ambiente insuperable al terminar la jornada de esquí.
  • En la Estación de Esquí de Formigal encontramos hasta 28 originales puntos de restauración esparcidos por sus cuatro áreas. En la zona de Sarrios podemos visitar tanto la Cabaña Izas, un rincón de apariencia rústica dónde degustar una copa de champán con vistas al valle de Izas, como el Asador Montañes Formigal, especializado en carnes a la brasa. En el valle de Portalet encontramos La Yurta, un bar temático que recrea el ambiente de una típica vivienda nómada de Mongolia. Por su parte, en la zona de Anayet podemos visitar La Glera, una pequeña cabaña de alta montaña en la que se sirve cocina tradicional al caer la noche.

Fiesta en Formigal: una cita imprescindible

Si hay algo que nadie pone en duda es que en Formigal se exprime el día hasta la última gota. La prueba más palpable la encontramos en su local de moda, Marchica, una especie de bar alpino cuyo interior ofrece a los más marchosos música en directo, barras de bar y una terraza con vistas inmejorables de la montaña. Abierto de 15:00 a 21:00, aquí la gente vive la fiesta sin descalzarse las botas de nieve.

Asimismo, en el pueblo de Formigal encontramos lugares como La Luna, La Cueva o el Five Elks, discopubs míticos en los que alargar la fiesta hasta la madrugada.

Qué ver cerca de Formigal

Por supuesto, no debemos perder de vista los alrededores de Formigal y todo lo que tienen para ofrecer. Aquí os proponemos dos planes interesantes:

  • Panticosa y Hoz de Jaca: En los alrededores del Embalse de Búbal, uno de los dos que posee el valle de Tena, podemos encontrar numerosos pueblos de alta montaña como Panticosa y Hoz de Jaca. El primero nos ofrece dos atractivos de fama internacional: su estación de esquí, con 39 kilómetros esquiables, y el Balneario de Panticosa, especializado desde el siglo XIX en la explotación, con fines terapéuticos, de las aguas termales que atesora la zona. Por su parte, el pueblo de Hoz de Jaca nos invita a visitar el Mirador del Muro, uno de los balcones naturales más hermosos del valle de Tena.
Panticosa

Panticosa

  • Parque Faunístico Lacuniacha: a 18 kilómetros de Formigal ―y a tan sólo 12 de Panticosa―, encontramos este parque faunístico de los Pirineos. Ubicado a las afueras de la localidad de Piedrafita de Jaca, este parque natural acoge un recorrido de 2-3 horas de duración en el que los niños disfrutarán siguiendo la pista de las 15 especies de animales en estado de semilibertad que habitan la zona.
Lince en el Parque Faunistico de Lacuchiana

Lince en el Parque Faunístico de Lacuchiana

Preguntas frecuentes

¿Cómo puedes llegar a Formigal en coche?

Para llegar a Formigal tienes que seguir la autovía E-7 hacia N-260 y, una vez en Biescas, tomar la carretera A-136 en dirección Formigal.

¿Cuándo abre la estación de esquí de Formigal?

Su periodo de actividad suele comenzar a mediados de noviembre y finalizar a mediados de marzo.

¿Qué puedes hacer en el pueblo de Formigal?

En sus cercanias lo más recomendable es practicar senderismo por los espectaculares paisajes de los Pirineos. Puedes visitar también Sallent de Gállego y Panticosa, y un bonito plan para hacer en familia es visitar el Parque Faunístico de Lacuchiana.

¿Dónde se puede comer en Formigal?

En Formigal puedes ir al restaurante Borrullán, especializado en platos de cuchara. En la Estación de esquí de Formigal puedes comer en: Cabaña Izas, Asador Montañes Formigal o La Yurta.

Planes relacionados