×
Otros destinos ×

El lago Maggiore, ruta por sus pueblos e islas

El lago Maggiore –o lago Mayor–, uno de los lugares más sorprendentes del norte de Italia, ha inspirado a artistas y personajes célebres a lo largo de la historia. Un lugar cuya visita merece mucho la pena y que, por su cercanía a Milán y al aeropuerto de Malpensa, es una excursión perfecta para realizar sin complicaciones.

Se trata del segundo lago más grande de Italia después del lago de Garda, con una superficie de 212 kilómetros cuadrados, una extensión máxima de 54 kilómetros de largo y una anchura máxima de 10 kilómetros. Su perímetro alcanza los 170 kilómetros y se extiende desde el norte de las regiones de Piamonte y Lombardía hasta penetrar un trozo en el sur de Suiza (en torno al 20% del total).

Al igual que el resto de lagos del norte de Italia, la belleza y la tranquilidad del entorno son inigualables, y tanto la naturaleza del propio lago como la arquitectura que ha dejado a su alrededor en forma de pueblos y villas, hacen que visitar el Maggiore sea una opción elegida por miles de personas cada año.

El lago Maggiore tiene origen glaciar y está rodeado en su zona norte por los Alpes Lepontinos, con cimas cercanas a los 2.000 metros de altitud.

Hacer turismo en el lago Maggiore

La mejor forma de conocer el lago Mayor es dando la vuelta al mismo a través de la carretera perimetral que lo rodea. Hay que tener en cuenta que el recorrido total es de 170 kilómetros, lo que supone unas cuatro horas de viaje si no se hiciesen paradas.

Junto al viaje en coche, es posible visitar el lago en alguna excursión organizada o tomar alguno de los trenes que recorren ambos lados del perímetro. Incluso hay algunos pequeños ferries que conectan varias localidades del litoral. Aun así, el coche es la forma más sencilla y flexible para hacer turismo por el lago Maggiore.

Qué ver en el lago Maggiore

Son muchos los puntos de interés que hay en torno al lago. A continuación, te detallamos los más interesantes para que no se te escape ninguno en tu próximo viaje. Lo haremos empezando por el extremo sur para ir subiendo por el lado este y dar la vuelta por el oeste.

Angera

Angera es una de las principales localidades del lago Maggiore. Es famosa por su Rocca Borromeo di Angera, o Castillo Borromeo, una construcción que se eleva sobre una colina pegada al lago. La fortaleza medieval cuenta con varias salas y torres que repasan las diferentes etapas de la construcción, con pinturas y decoración propias de la época. Además, alberga en su interior el Museo de Muñecas (Museo della Bambola), considerado uno de los más grandes de Europa. Hay más de mil muñecas y juguetes, algunos del siglo XVIII. El castillo se complementa con bellos jardines y murallas que descienden hasta el agua.

Leggiuno

En Leggiuno se encuentra la ermita de Santa Catalina del Sasso, un espectacular monasterio del siglo XIV declarado monumento nacional que se encarama a la roca sobre el mismo agua del lago Mayor. ¡Incluso es posible llegar en barca hasta él!

Laveno

En Laveno encontraremos un curioso funicular biplaza que conduce hasta lo alto del Sasso del Ferro, una cima de 1.062 metros de altitud que mira al lago y a los Alpes. En lo alto espera un restaurante con una de las mejores vistas panorámicas del lugar. Laveno es una agradable localidad con un pequeño puerto desde donde se puede coger un ferry y cruzar el lago hacia Intra, en el lado piamontés del Maggiore.

Laveno

Laveno

Cannobio

Tras el breve paso por territorio suizo para dar la vuelta al lago por el norte, en la ribera oeste entramos en el Piamonte, donde aparece la pequeña villa de Canobbio. Se trata de un precioso pueblo costero de origen romano con varios lugares de interés, como el palazzo della Ragione, la torre Comunale o la Rocca Vitaliana, un curioso castillo encaramado a un islote sobre el lago (saliendo del pueblo hacia el sur). Canobbio cuenta con una playa con bandera azul.

Verbania       

Siguiendo hacia el sur se alcanza la principal ciudad del entorno, Verbania (30.000 habitantes). Si por algo destaca esta localidad es por el jardín botánico de la Villa Taranto, un territorio diseñado en los años 30 del siglo pasado por un escocés descendiente de uno de los duques de Taranto. El jardín cuenta con 20.000 variedades de plantas y unos siete kilómetros de caminos.

Además, Verbania es reconocible por su golfo (golfo de Verbania), que penetra desde las Islas Borromeas hacia el oeste. Allí se esconde el lago Mergozzo, mucho más pequeño, con el encantador pueblo del mismo nombre que parece apartado de la dinámica del lago Maggiore. En el puerto de Verbania podrás encontrar excursiones en barco, así como algunos de los ferries que cruzan a las Borromeas.

Stresa

Esta coqueta villa está justo enfrente de Verbania. Stresa atrajo a personalidades a lo largo de la historia, desde políticos a escritores como Ernest Hemingway. Además de sus tranquilas calles donde se rodaron varias películas, Stresa cuenta con varias villas que dan prestigio al lugar. La más famosa, la Villa Ducale, de finales del siglo XVIII. También hay una pequeña playa donde probar las aguas del lago.

En Stresa hay otro teleférico que conduce en 20 minutos a lo alto del monte Mottarone, a 1.492 metros de altitud, donde se esconde una pequeña estación de esquí.

Las islas Borromeas

Islas Borromeas

Las islas Borromeas

Delante de Stresa está el archipiélago de las islas Borromeas, los tres islotes del lago Maggiore. Para llegar, los barcos salen desde el puerto de Stresa (Piazzale Lido) a cada isla individualmente y también en conjunto.

  • La Isola Bella (isla Bella) es la más famosa de las tres. Está copada por el precioso palacio barroco de la familia Borromeo (Palazzo Borromeo) que cuenta con unos espectaculares jardines diseñados por los mejores artistas, donde hay terrazas, fuentes, grutas y plantas exóticas. Las 10 terrazas del jardín que caen hacia el lago son una auténtica maravilla. Una perla en las aguas del Maggiore en la que vivieron Napoleón Bonaparte y Benito Mussolini.
Isla Bella

Isla Bella

  • La vecina Isola dei Pescatori (isla de los Pescadores) continúa habitada por medio centenar de personas y tiene un carácter popular, a diferencia de sus dos palaciegas compañeras. Prácticamente toda la isla es un pequeño poblado marinero plagado de pequeños restaurantes donde es posible probar algún pescado del lago. Aquí encontrarás un característico mercadillo donde comprar artesanía local.
  • La Isola Madre (isla Madre), situada un poco más al norte, es la más grande de las tres islas Borromeas y esconde también otro palacete de los Borromeo con jardín botánico donde están algunas de las palmeras más altas de Italia. La curiosidad es que aquí hay también una particular fauna que va desde pavos reales hasta faisanes y loros.
Isla Madre

Isla Madre

Arona

Terminando la vuelta al lago Maggiore, en su extremo suroccidental, se encuentra la villa de Arona, una de las mayores de la zona con casi 15.000 habitantes. De hecho, los yacimientos han demostrado el origen prerromano del lugar. Arona es un agradable pueblo de estética italiana, con callejuelas empedradas y coloridas casas. Su agradable ribera del lago Maggiore recuerda a cualquier otra localidad mediterránea. Su interior alberga iglesias como la Colegiata de la Natividad (siglo XV) o la hermosa y ribereña Piazza del Popolo, corazón de la localidad.

Uno de los principales hitos de Arona es su coloso de San Carlo Borromeo, o Sancarlone, una estatua gigante del siglo XVII dedicada al cardenal San Carlos Borromeo, reformador de la Iglesia católica. La curiosidad del Sancarlone es su tamaño, superior a los 35 metros (la estatua más alta de Italia y la segunda del mundo, tras la estatua de la Libertad de Nueva York), lo que permite ascender por su interior hasta la cabeza del coloso.

Arona ofrece una de las mejores vistas del lago Mayor, con la Rocca Borromeo de Angera y los Alpes al fondo.

Preguntas frecuentes

¿Dónde se encuentra el Lago Maggiore?

El Lago Maggiore es el segundo más grande de Italia y abarca, con su perímetro de 170 kilómetros, desde el norte de las regiones de Piamonte y Lombardía hasta penetrar un trozo en el sur de Suiza.

¿Cómo se puede llegar al Lago Maggiore desde Milán?

En coche: es sin duda la mejor forma de visitar el lago Maggiore por la infinidad de paradas que se pueden hacer. El extremo sur está a unos 60 km del centro de Milán (una hora de viaje) y a solo 18 del aeropuerto de Milán-Malpensa, que también puede servir de lugar para alquilar un coche.

En tren: el lago Maggiore tiene líneas de tren por ambas riberas, por lo que es muy fácil llegar en ferrocarril desde Milán. Las líneas pertenecen a los trenes regionales y es posible cogerlos desde varias estaciones del centro de la capital lombarda. En según qué casos, habrá que cambiar de tren en alguna localidad como Sesto Calende o Gallarate.

En bus: además de las excursiones que se pueden contratar desde Milán, se puede viajar en autobús público desde la capital lombarda. Salen desde la estación de Lampugnano, al noroeste de la ciudad.

¿Qué tienes que visitar en el entorno del Lago Maggiore?

Muchas son las localidades de interés turístico situadas en el lago. Algunas de las que no puedes perderte son: Angera, Laveno, Cannobio, Verbania o Stresa. También merecen tu tiempo las espectaculares Islas Borromeas, que puedes visitar desde el puerto de Stresa.

Planes relacionados