×
Otros destinos ×

Comida típica de Asturias: el reino de la fabada y el cachopo

Hoy por hoy, el plato más solicitado de la comida típica de Asturias es el cachopo, en sus más diversas versiones. Una preparación a base de carne de calidad que ha traspasado los límites del Principado para convertirse en protagonista de la carta de muchos restaurantes del país.

Pero, aunque es delicioso, sería muy injusto limitar la comida asturiana al cachopo. De hecho, esta cocina es muy rica en guisos como la fabada y el pote asturiano. También en carnes como la del pitu de caleya (pollo), el cerdo y el cabrito.

La comida típica de la costa de Asturias también ofrece el sabor de pescados como la merluza, el pixín (rape), el bacalao, el salmón, la lubina y las almejas. Con estas últimas se realiza un delicioso guiso que también tiene como base las fabas (las típicas alubias de la fabada).

Y no hay que perder de vista los que probablemente sean los dos productos asturianos mas conocidos y exportados: la sidra y el queso de Cabrales. Ambos forman parte de la receta de algunos de los mejores platos típicos asturianos.

A continuación mostramos algunos de los mejores ejemplos de esta cocina y los secretos que explican su triunfo en las mesas asturianas.

Cachopo

La clave del éxito de la comida típica de Asturias es: “lo básico, si bueno, dos veces bueno”. Así, el cachopo es el mejor ejemplo de esta cocina sencilla, que utiliza un producto de gran calidad para transformarlo en una auténtica exquisitez.

 

 

En el caso de un buen cachopo ese buen producto son dos filetes de ternera asturiana, mejor si tienen un tamaño considerable. Ambos se rellenan de queso, cecina, verduras y/o los ingredientes que cada uno prefiera en función de su gusto y creatividad.

Todo ello se une, se reboza en huevo y pan rallado, y se fríe en una sartén con abundante aceite hasta que se dora. Un cachopo bien realizado debe quedar crujiente, manteniendo el rebozado, y en el interior todos los ingrediente deben estar bien cocinados.

cachopo asturias

Cachopo

Fabada asturiana

Con todo, el plato más auténtico de la comida típica de Asturias es la fabada. Se llama así porque para su elaboración requiere de fabas asturianas. Una alubia con un grosor específico, que se cultiva en el Principado y que tiene una piel especialmente fina y delicada.

En la cocción de la faba (al menos un par de horas y a fuego lento) se incorporan el compango. Es decir, chorizo, morcilla y tocino entreverado, todos ahumados. El resultado es un plato altamente calórico pero muy nutritivo, contundente y realmente suculento.

Tanto que, igual que ocurre con otros platos como la paella, la fabada ya no es solo un plato de la comida típica de Asturias, sino también de la gastronomía del resto de España.

restaurantes gijon

Fabada asturiana

Pote asturiano

La comida típica de Asturias también tiene su propio cocido. Es decir, el típico guiso español a base de legumbres, verduras y diferentes carnes: es el pote asturiano. La particularidad de éste, frente a otros cocidos del país, es que en lugar de utilizar garbanzos, la base son las tradicionales fabas (o fabes).

En la cocción juegan un papel fundamental tanto el compango (igual que ocurre con la fabada), como la berza y las patatas. Para su elaboración y conseguir extraer todas las sustancias de esos ingredientes se requieren de dos a tres horas de cocción a fuego lento.

restaurantes gijon

Pote asturiano

Chorizos a la sidra

Por definición, el aperitivo de la comida típica de Asturias son los chorizos a la sidra. Una preparación tan fácil de cocinar como delicioso es el resultado. Para ello, hay que utilizar una buena sidra natural y dejar cocer los chorizos hasta extraer sus esencias, que el alcohol de la sidra se evapore y que la carne resulte blandita al paladar.

Al final debe quedar una salsa que muchos mezclan con patatas cocidas. Aunque, sin duda, el mayor placer es disfrutarla mojando en ella un buen pan.

chorizo a la sidra

Chorizos a la sidra

Frixuelos

Los frixuelos (o frisuelos) son la estrella de los postres de la comida típica de Asturias. Eso, con permiso del arroz con leche, claro. Estas tortas realizadas a base de harina de trigo, huevos, leche, levadura y sal se cocinan sobre una plancha caliente, como las crepes.

Y como éstas, también se pueden rellenar, o tomarlas simplemente con azúcar espolvoreada, miel o cualquier salsa dulce.

En cada región hay versiones diferentes de los frixuelos. Unas veces como una torta blanda y otras crujiente, como ocurre en el occidente asturiano y que se suelen acompañar de compota de manzana.

Cocina típica: otros platos asturianos

Como ya hemos dicho, la cocina típica de Asturias es realmente diversa, aunque con una constante: el uso de productos locales. Aparte de los platos ya mencionados, destacamos otros no menos deliciosos y también muy conocidos:

  • Casadielles (o casadiellas): un tipo de empanadilla a base de harina de trigo, rellena con una masa de nueces, anís y azúcar.
  • Oricios (o erizos de mar): es un plato estacional (de enero a marzo), aunque lo cierto es que estos erizos no se cocinan. La carne y las huevas crudas es realmente una auténtica delicatesen.
  • Pitu de caleya: a diferencia de los criados en granjas, estos pollos tienen el sabor que les aporta haber vivido en semilibertad y con una alimentación basada tanto en cereales como en lombrices y otros alimentos silvestres. Suelen ser más grandes que los pollos convencionales y resultan deliciosos tanto en guisos como asados.
  • Bollos preñaos: muy típico de las fiestas, se trata de un pan de harina de trigo o maíz, relleno de chorizo o panceta.
  • Queso de Cabrales: de sabor intenso y picante, aunque cremoso (se puede untar), a base de leche de vaca, oveja o cabra. Requiere, al menos, dos meses de curación en cuevas naturales.
  • Otros quesos asturianos: en total se producen en el Principado de Asturias más de 40 variedades de quesos. De todos ellos tienen denominación de origen, Cabrales aparte, los quesos Gamonéu, Afuega’l pitu y Casín. Aunque no son menos deliciosas las variedades de Los Beyos, Amiega y Porrúa, por ejemplo.

Planes relacionados