×
Otros destinos ×

Cáceres con niños, una ciudad para contar torres y cuentos

Contar las muchas torres de Cáceres

Un buen comienzo para impregnarse de la atmósfera de Cáceres en familia es contar las torres del casco antiguo. Es una actividad que suele despertar la curiosidad de los niños. Hay un total de 22 torres y cada una de ellas tiene sus particularidades y traslada a distintas épocas y culturas.

Las más conocidas están en la Plaza Mayor: son las torres de la Hierba, la de los Púlpitos y la del Bujaco, que es todo un símbolo. Alberga el Museo de Historia de Cáceres y cuenta con un mirador desde el que observar en perspectiva todo el entorno. Otras torres significativas son: la del baluarte de los Pozos, Las Cigüeñas, Espaderos y torre Mochada… Identificarlas es, sin duda, una manera divertida de acercarse a la historia cacereña.

Qué ver en Cáceres con niños

  • Visita a la torre de los Pozos

Un segundo plan para tomar el pulso al Cáceres histórico es visitar el centro de interpretación Baluarte de los Pozos que se encuentra en la judería vieja, en la torre de los Pozos, una de las torres características del casco antiguo. Data del siglo XII, y comprende una casa tradicional con jardín y una fortaleza almohade. En este lugar se expone una  colección de maquetas que reproducen fielmente distintos monumentos de la ciudad.

 

 

cáceres con niños

Plaza mayor en Cáceres

Es el espacio idóneo para situarse en el entorno. Los niños entran gratuitamente y aprenden sobre la arquitectura de los edificios más emblemáticos. Resulta muy interesante acceder a la historia del enclave estratégico que se está visitando, ya que la torre de los Pozos albergaba uno de los principales pozos de agua que abastecía a la población intramuros.

  • Tours teatralizados en compañía de juglares

Son tantas las maravillas históricas de Cáceres que es muy recomendable elegir un buen tour (la oferta es amplia) para recorrer sus monumentos. A los más pequeños les gustarán especialmente los teatralizados, ya que los guías van vestidos de juglares y otros personajes medievales. Su función es explicar, de manera amena y didáctica, las historias, leyendas y secretos de la ciudad. “¿Saben vuestras mercedes cuál es el origen de este lugar? Presten atención a lo que voy a relatarles, pues descubrirán una fabulosa leyenda protagonizada por…”, escuchamos al juglar, rodeado de niños expectantes.

El grupo de actores pasea con los visitantes por las calles empedradas de la zona vieja. Juntos recorren los monumentos principales, con una entretenida información sobre cada uno de ellos. Una de las paradas habituales se realiza en la torre del Bujaco, donde se narra la historia del califa que la mandó a construir. Es necesario que el buen tiempo acompañe para llevar a cabo esta aventura en la que se teatralizan determinadas escenas. No faltan coplillas populares, romances y versos juglarescos.

Qué hacer en Cáceres con niños

  • Parque del Príncipe y otros paseos por Cáceres.

Son muchos los espacios abiertos para elegir en Cáceres después del empacho de historia. Es aconsejable tomarse un respiro en alguno de sus parques y jardines donde haya zonas de juego infantiles. El paseo de Cánovas, uno de los parajes más habituales para los cacereños, es una buena opción para entrar en contacto con los niños de la ciudad.

También es muy aconsejable una visita al parque del Príncipe, que es ideal para todas las edades. Se ubica en el centro de la ciudad, entre las avenidas de Hernán Cortés y Rodríguez de Ledesma, y cuenta con un Museo de Esculturas al aire libre y un pequeño jardín botánico en la entrada. Más de 80 especies de aves anidan o sobrevuelan este espacio. Este es, sin duda, otro motivo de peso para planear una visita en familia.

Descubre el fantasma de la Casa Museo Árabe Yusuf Al Burch

De entre todos los museos que se pueden visitar en Cáceres, hay uno que suscita, especialmente, la curiosidad de los adolescentes de la familia. Se trata de la Casa Museo Árabe Yusuf Al Burch. Está situada en la calle Cuesta del Marqués, nº 4, junto a la plaza de San Jorge, en plena zona monumental. En este espacio se reproducen las dependencias de una antigua casa típica árabe: la cocina, el aljibe, la sala de té, la sala de armas, el patio, el harem, la alcoba, la bodega y el hammam (baño turco). Museo árabe Cáceres

El inmueble cuenta en su interior con vestigios romanos y árabes. Fue restaurado por su dueño, José de la Torre Gentil, un enamorado de la Antropología y de la Historia árabe. El lugar es muy curioso y aún más el misterio que lo rodea. Se cuenta que el fantasma de una hermosa mujer mora se pasea por las distintas habitaciones de la casa. Según dice la leyenda esta mujer no puede abandonar el lugar donde vivió su amado. En una ocasión, un equipo de televisión, con el realizador Chicho Ibáñez Serrador en cabeza, se trasladó a Cáceres para grabar los fenómenos paranormales que se percibían en la vivienda.

Teatro clásico o de marionetas para los más pequeños

En los escenarios de Cáceres se ofrece una amplia programación para toda la familia. Se puede disfrutar de espectáculos de teatro, danza y música. Muchos de ellos están destinados a los niños, especialmente mimados en las fechas navideñas, cuando el Gran Teatro se vuelca aún más con ellos. Si visitáis la ciudad en esas fechas, no dejéis de repasar la cartelera, pero en cualquier temporada o en Festivales de teatro  podréis asistir a representaciones de marionetas, musicales y obras clásicas para los menores.

Excursión a GuadiPark para disfrutar de Extremadura con niños

Extremadura cuenta con diversos centros de diversión donde los niños, pequeños o adolescentes, disfrutarán tanto como sus padres. Uno de ellos, a solo ocho minutos en coche del centro de Cáceres, es el complejo GuadiPark. Es un espacio de ocio muy frecuentado por las familias cacereñas, sobre todo cuando aprieta el calor, porque cuenta con un pantano y piscinas para darse un refrescante baño. No olvides acercarte a su mirador de aves.

En sus áreas de juego y deportivas se celebran actividades para los más pequeños. El lugar dispone de jaulas de bolas, colchonetas, toboganes y castillo hinchable. Se realizan prácticas de globoflexia, y se disfruta de cuentacuentos, yincanas, karaoke y búsquedas del tesoro. También hay teatro, fiesta disco y mucho más. La diversión, por tanto, está garantizada. Si se dispone de tiempo para pasar en familia, se pueden realizar excursiones por el entorno en compañía de monitores especializados. Por último, la oferta gastronómica es variada, con restaurantes y locales de tapas.

Lo más dulce de Cáceres: La Guinda

Si se viaja con niños a Cáceres no se puede abandonar la ciudad sin haber visitado La Guinda. Se trata de una pastelería, confitería y heladería, fundada en 1999. En sus instalaciones, en el centro de la ciudad (en la avenida Virgen de la Montaña) ofrece una variada oferta de pasteles, tartas y helados.

 

Planes relacionados