×
Otros destinos ×

Rutas por Extremadura, históricas o inmersas en la naturaleza

Decidirse a seguir alguna ruta por Extremadura es siempre una buena idea. Esta comunidad autónoma es realmente extensa (41.000 kilómetros cuadrados), así que merece mucho la pena intentar conocerla a fondo de esta forma.

Quienes se animen a realizar una ruta a pie tienen muchísimas opciones. Empezando por la Vía de la Plata, que a través de esta región lleva desde Sevilla a Oviedo. Un itinerario que coincide, en buena parte, con uno de los ramales del Camino de Santiago. Y, por supuesto, en las montañas y dehesas extremeñas se abren senderos que permiten a los caminantes descubrir y disfrutar de la espectacular naturaleza que atesoran las provincias de Cáceres y Badajoz.

Rutas del rey Jayón y de Isabel la Católica

Un itinerario interesante es el del rey Jayón que transcurre en la Mina de la Jayona, un espectacular entorno donde el hombre, la geología y la biología se han aliado para crear lo que hoy está considerado un Monumento Natural. Hacia este lugar, una antigua mina de hierro abandonada en los años 20 del siglo XX, transcurre esta ruta senderista de unos 22 kilómetros por la Campiña Sur (Badajoz), comarca caracterizada por su proximidad a la Sierra Morena.

 

 

Monasterio de Guadalupe

Monasterio de Guadalupe

Seguir alguna ruta histórica por Extremadura es una opción también muy aconsejable para los amantes de esta materia. Por ejemplo, la ruta de Isabel la Católica, que toca localidades como la propia Cáceres, Trujillo, Madrigalejo y el monasterio de Guadalupe. Por supuesto, también la de Carlos V, de la que hablamos a continuación.

Ruta de Carlos V

Aunque se la considere como una de las rutas por Extremadura, en realidad se trata del último tramo de un recorrido bastante más extenso, que comienza en la localidad de Laredo (Cantabria) y termina en Jarandilla de la Vera.

Monasterio de Yuste

Monasterio de Yuste

Esta ruta de Carlos V recrea el recorrido realizado por el emperador en su último viaje por España, tras su abdicación en el año 1556 y camino de su retiro definitivo: el monasterio de Yuste. En Extremadura la ruta entra por el puerto de Tornavacas y cubre unos 40 kilómetros. Si se va en coche, hay que conducir por serpenteantes carreteras de montaña. Si se realiza a pie, lo ideal es cubrirla en no menos de dos jornadas, dado que la dificultad es alta. Sobre todo, por los grandes desniveles que se alcanzan (casi 1.400 metros) en el Collado de las Yeguas.

Por carretera se pasa por localidades con profunda vocación serrana, como Piornal (el pueblo más alto de Extremadura y uno de los más elevados del país), Pasarón, Jaraíz, Aldeanueva de la Vera y la propia Jarandilla.

En el castillo de los Condes de Oropesa de esta última localidad residió Carlos V durante el periodo de construcción de las dependencias palaciegas anexas al monasterio de Yuste. Justo el lugar donde falleció en septiembre de 1558, dos años después de iniciar el viaje al que homenajea esta ruta por Extremadura.

Rutas de senderismo por Monfragüe y otros espacios de Extremadura

La de Carlos V es una de las rutas por Extremadura ideales para senderistas y amantes de la bicicleta de montaña, pero hay muchas más. Estas son algunas de las más recomendables:

  • Ruta del Camino Real:
Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Entre Navaconcejo y Piornal, a través del escenográfico valle del Jerte. Todo ello, al norte de la provincia de Cáceres y entre las gargantas de los ríos que bajan desde la sierra de Gredos. La ruta tiene unos diez kilómetros de una dificultad media, sobre todo al final, con la subida a Piornal.

  • Los Castaños y Chorrera de Calabazas:

También en la provincia de Cáceres, esta ruta permite conocer el llamado Castañar de Ibor, donde existe una cueva con un especial valor geológico, solo visitable previa inscripción en el registro de la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura. En total, unos ocho kilómetros de dificultad baja.

  • Rutas por Monfragüe:

Este parque nacional está repleto de senderos a cada cual más escenográfico e interesante desde el punto de vista natural. Uno de los lugares más recomendables es el llamado Salto del Gitano, un mirador situado frente a uno de los meandros del río Tajo.

  • La Ruta del Agua:

Discurre por la comarca de Mérida y permite conocer varios restos de construcciones romanas relacionadas con el abastecimiento de agua de la antigua Emerita Augusta. En total, unos 15 kilómetros de una dificultad baja.

Ruta Garganta de los Infiernos

Garganta de los infiernos

Garganta de los Infiernos

Sin duda, una de las rutas por Extremadura más conocidas y gratificantes es la que conduce desde Jerte hasta la llamada Garganta de los Infiernos. También es conocida como Ruta de los Pilones y se trata de un recorrido de dificultad baja (unos seis kilómetros, ida y vuelta).

La ruta está muy frecuentada en verano, precisamente porque los “pilones” naturales practicados a lo largo de milenios por el curso del río Jerte son ideales para el baño. Todo en un entorno de cerrados bosques, donde habita un buen número de especies vegetales, micológicas y animales. De hecho, esta zona está considerada como Reserva Natural y, como tal, goza de una especial protección medioambiental. Es un enclave perfecto para visitar si haces un viaje con amigos a Cáceres.

El nombre de Garganta de los Infiernos parece un contrasentido, teniendo en cuenta la belleza del paraje. Pero podría venir del hecho de que las rocas que conforman el lecho del río son de origen volcánico. Afloraron a la superficie, hace millones de años, por la erosión de los materiales que las cubrían.

Otros senderos y rutas en Cáceres

Por la especial riqueza natural de Cáceres esta provincia es una auténtica meca para senderistas. De hecho, aquí están algunas de las mejores rutas por Extremadura, varias de ellas ya referidas. Pero, por si no fuera suficiente, aquí hay algunas ideas más:

  • Camino de los Descubridores:

Con un total de 133 kilómetros (obviamente, para realizar en varias jornadas), esta ruta parte de la propia ciudad de Cáceres y llega hasta Guadalupe, pasando por la sierra de las Fuentes y las localidades de La Cumbre, Trujillo, Madroñera, Garciaz y Berzocana, entre otras.

  • Hacia Casas del Miedo:

También con punto de partida en la ciudad de Cáceres, es una ruta muy fácil y corta (unas dos horas), que permite llegar hasta las ruinas de esas casas, junto a la antigua mina de Valdeflores.

  • Cerro del Milano:

Partiendo desde Cáceres, esta ruta circular de unos 14 kilómetros y unas tres horas de duración, conduce a esa colina de 543 metros del altitud desde donde se domina una bonita vista de la comarca en la que está asentada la capital provincial.

  • Hacia el embalse de Alcántara:

Se trata de una ruta de dificultad media-alta, que lleva desde la propia ciudad de Cáceres hasta el embalse que le da nombre. En total, unos 35 kilómetros entre dehesas y colinas, pasando por localidades como Oliva y Caparra.

 

Planes relacionados