×
Otros destinos ×

Comida típica de Cádiz, más allá de las tortillitas de camarones

La variedad de platos de la comida típica de Cádiz es realmente inabarcable. En unas vacaciones de unos pocos días, o una escapada romántica, resultaría imposible degustar todas las preparaciones de la gastronomía gaditana. Su variedad culinaria es fruto de  la cantidad y calidad de ingredientes que se cultivan, se crían, se capturan o se pescan en el Mediterráneo o el océano Atlántico.

Quizás el plato más conocido, tapa habitual en la mayoría de los bares y restaurantes, sea la tortillita de camarones, pero hay muchísimas más recetas que explorar (y disfrutar) para considerarse un experto en la cocina típica de Cádiz.

A continuación ofrecemos un catálogo de platos habituales de los restaurantes y hogares gaditanos.

 

 

  1. Platos típicos de Cádiz
  2. Pescado típico de Cádiz
  3. Dulces típicos de Cádiz
  4. Otras recetas de la cocina típica de Cádiz

Platos típicos de Cádiz

La comida típica de Cádiz responde a una forma popular de entender la gastronomía. Es una cocina que prima el producto por encima de largas o complicadas elaboraciones. Estas son algunas de las preparaciones “estrella”:

  • Tortillitas de camarones: que no tortitas (término éste procedente de la gastronomía mexicana y que nada tiene que ver con las tortillitas). Se elaboran a base de camarones (crustáceo de pequeño tamaño que se come sin pelar) y una masa de harina de garbanzos, agua, sal y perejil. Se fríen en abundante aceite de oliva y deben quedar crujientes, no pastosas.
  • Papas con choco: choco es el nombre con el que se conoce en Cádiz a la sepia. Con patatas, trozos de este molusco gasterópodo, pimiento, azafrán o pimentón y un buen vino de Jerez se elabora este guiso, que es uno de los más sabrosos de la comida típica de Cádiz.

 

 

  • Huevas aliñadas: en los bares mejor pedirlas como huevas “aliñás”, a no ser que se quiera llamar (mucho) la atención. Las huevas suelen ser de merluza, se cuecen, se dejan enfriar y se aderezan con cebolla, pimiento y tomate, todo bien picado. Se aliña con sal, aceite de oliva virgen extra y vinagre, ¡y listo!
  • Potaje de tagarninas: las tagarninas son una planta de la familia de los cardos y cardillos que, por lo general, crece de forma silvestre. El potaje que se hace con ellas tiene un sabor tan intenso como el de la propia planta. Ésta, por cierto, también se prepara esparragada, rehogada, frita, etc.
  • Cabrillas con tomate: cabrillas es el nombre con el que se conoce cierta variedad de caracoles en Andalucía. Se preparan con una deliciosa salsa de tomate, pero también con pimientos, vino de Jerez o almendras, entre otros ingredientes.
  • Pollo a la canilla: es un plato delicioso a base de trozos de pollo frito, previamente macerados en vino amontillado u oloroso, ajo y sal.

 

Cádiz Experiences

Tour de Tapas en Cádiz

desde 80€
RESERVAR

 

Pescado típico de Cádiz

Sin duda, el pescado es el gran protagonista de la cocina típica de Cádiz. Los pescadores gaditanos capturan una parte muy importante de los ejemplares marinos que se venden en toda España y parte del extranjero (como Japón). Algunas de las especies más valoradas y que están presentes en los platos de pescados gaditanos son:

  • Atún rojo: este túnido es la estrella de las cocinas de pescado a nivel mundial. Y en aguas cercanas al estrecho de Gibraltar se capturan de forma tradicional y sostenible desde hace siglos con el arte de la almadraba. Las aplicaciones en la cocina típica de Cádiz van desde lo más sencillo (vuelta y vuelta a la plancha) al guiso de atún encebollado.
  • Pescaíto frito: en un plato de fritura de pescado al estilo gaditano entran las especies más diversas. Por ejemplo, boquerones, pijotas, puntillitas (pequeños calamares), chocos, acedías, cazón (tiburón de pequeño tamaño), gambas, calamares, etc. Todo en función del mercado, para garantizar su frescura.
  • Urta a la roteña: la cocina “a la roteña” permite guisar desde este pescado, también conocido como sama roquera, a otras especies marinas e, incluso, carnes. Pimientos, tomates, patatas, caldo de pescado o vino blanco son los ingredientes que complementan el sabor de este guiso.
  • Cazón en adobo: la carne de este pequeño tiburón se macera en vinagre de Jerez, pimentón dulce, sal y orégano antes de rebozarlo y freírlo en aceite de oliva. Mejor en rodajas que en dados, para mantener su jugosidad
  • Raya al pimentón: no es un plato específico de Cádiz, sino más bien de todo el Occidente andaluz. Es una auténtica exquisitez que, no obstante y por su textura gelatinosa y característico sabor, no convence a todos.

 

Cádiz Experiences

Yoga entre viñas

desde 72€
RESERVAR

 

Dulces típicos de Cádiz

Como en muchos otros lugares de España, el capítulo de repostería de la cocina típica de Cádiz, responde a la tradición heredada de los conventos y, antes, de la gastronomía andalusí. Algunos de los dulces y postres más representativos son:

  • Pestiños: los pestiños gaditanos son primos hermanos de los que se preparan al otro lado del estrecho de Gibraltar. Se trata de una masa de harina aromatizada con ajonjolí (sésamo tostado), frita en aceite de oliva y endulzada con miel.
  • Huesos de santo: este dulce está asociado con la fiesta de los Tosantos (el primero de noviembre) y forma parte de la gastronomía típica de buena parte de España. Se elabora con huevo, almendra y azúcar y se rellena con los sabores más diversos: yema, coco, chocolate, turrón, fresa…
  • Pan de Cádiz: es un dulce típico de la Navidad, aunque en las pastelerías gaditanas se puede encontrar durante todo el año. Se trata de un mazapán de gran tamaño relleno de confitura y trozos de fruta glaseada.
  • Bizcotela: es un bizcocho relleno de cabello de ángel o alguna otra pasta dulce (al gusto) y que por fuera se glasea con la apariencia de un merengue.

Otras recetas de la cocina típica de Cádiz

En la cocina típica de Cádiz hay otros muchos platos que merecen mención. Estos son algunos de ellos:

  • Puchero: es la versión andaluza del cocido, guiso a base de garbanzos, verduras y carnes diversas.
  • Garbanzos con langostinos: se cocina como un potaje (majado de ajo, pan frito, perejil y aceite de oliva incluidos) y los garbanzos cuecen en el caldo de cocción de las cabezas de las gambas. Es un plato realmente delicioso, sobre todo en invierno.
  • Ortiguillas fritas: las ortiguillas son anémonas que deben purgarse bien para eliminar la sustancia urticante que contienen (de ahí el nombre). Luego se rebozan en harina y se fríen en aceite bien caliente. El resultado son unas bolitas crujientes por fuera y gelatinosas por dentro y con un intensísimo sabor a mar.
  • Carne al toro: no tiene por qué ser específicamente carne de toro. De hecho, casi siempre el guiso es a base de carne de ternera o, incluso, cerdo. Con “al toro” lo que se define es una manera de guisar con verduras diversas, vino y pimentón, hervidos durante el tiempo necesario hasta conseguir una salsa espesa y muy sabrosa.
  • Pavías: son trozos de merluza fritos con un crujiente rebozado a base de harina de trigo y huevo.

 

Planes relacionados