×
Otros destinos ×

Qué ver en Teguise, donde vive la tradición de Lanzarote

Son muchos los secretos pintorescos que hay por descubrir en Lanzarote, y Teguise es, sin duda, una de las visitas obligadas si estás de vacaciones en la isla. Enmarcado en un paraje volcánico y con los caseríos blancos salpicando su casco antiguo, sus bellas playas completan una lista de lugares imprescindibles que conocer si te acercas hasta Teguise. Entre las visitas que no deben faltar en la villa de Teguise están la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, el palacio Spínola, el castillo de Santa Bárbara, el Museo de la Piratería y el Jardín de Cactus. En este artículo encontrarás una información variada para que organices tu escapada y prepares una agenda lo más completa posible.

Tampoco se puede pasar por alto una jornada playera donde descubrir la energía del Atlántico y disfrutar de la calma de sus playas. Y, por último, es obligado el maridaje de los paisajes y las visitas urbanas con la gastronomía. En esta histórica villa encontrarás un amplio abanico de restaurantes para degustar lo mejor que brinda el mar y la tierra. Es una buena oportunidad para probar la comida canaria, y también para llevarse algún recuerdo que alegrará el paladar a la vuelta a casa.

  1. La Villa de Teguise y su casco histórico
  2. La Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe
  3. El Palacio Spínola
  4. El Mercadillo de Teguise
  5. El Castillo de Santa Bárbara y el Museo de la Piratería
  6. El Jardín de Cactus
  7. Las mejores playas cerca de Teguise
  8. Planes diferentes en la costa Teguise
  9. Planes con niños en Teguise
  10. Dónde comer en Teguise
  11. Dónde alojarse en Teguise

La Villa de Teguise y su casco histórico

Con una situación geográfica central en Lanzarote, Teguise fue hasta el siglo XIX la capital de la isla, antes que Arrecife. Estaba a un mayor recaudo de los ataques piratas, a pesar de que asaltaron la población en diversas ocasiones.

A pesar de que ya no es la capital insular, su personalidad sigue siendo muy palpable sobre todo en el casco histórico, conocido como la Villa de Teguise. El pasado señorial y noble se deja ver en su arquitectura tradicional de casas blancas o en sus calles empedradas.

 

 

Dinastías como los Bethencourt o los Herrera han dado a la villa sus períodos de máximo esplendor. Está declarada conjunto arquitectónico histórico-artístico y es una de las más antiguas de toda Lanzarote. Dar un agradable paseo entre sus rincones será una estupenda manera de tener un primer contacto.

La Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe

Esta construcción es el edificio religioso más destacado de toda la Villa de Teguise. Se levantó en el siglo XV como una iglesia sencilla, pero numerosos saqueos e incendios han marcado su historia.

Durante el siglo XVIII se amplió hasta tener tres naves y tras uno de sus incendios más graves en 1909, se reconstruyó gracias a las donaciones del pueblo. En la actualidad, sus paredes blancas contrastan fuertemente con la alta torre de piedra roja.

No te pierdas su interior, pues aquí se guarda el patrimonio eclesiástico más notable de todo Lanzarote, como por ejemplo una de los cuadros más hermosos del Cristo de La Laguna.

Teguise de noche

Teguise de noche

El Palacio Spínola

Otro de los monumentos más sobresalientes de la Villa de Teguise es esta casa señorial fechada en el siglo XVIII, que se encuentra en la Plaza de la Constitución, junto a la oficina de turismo.

Aunque en un principio se construyó como Casa de las Inquisidoras, posteriormente las grandes familias de Teguise la han habitado. Destaca su gran fachada monumental y su patio central. Además, en la década de 1970 el reputado artista lanzaroteño César Manrique restauró y decoró el palacio, convertido hoy en museo.

Entre las colecciones más relevantes cabe mencionar la exposición permanente del timple, instrumento musical de cuerda pulsada originario de Canarias. Puedes conocer su historia y contemplar estos objetos de cerca. Además, se organizan conciertos y otras propuestas para conservar este tradicional instrumento.

 

Lanzarote Experiences

Lanzarote en un día

desde 55€
RESERVAR

 

El Mercadillo de Teguise

¿Te apetece hacer un poco de shopping? La artesanía es una de las grandes joyas de Teguise, en especial la cerámica. Desde hace años, cada domingo se organiza un mercadillo en el corazón del casco histórico de la Villa de Teguise, entre las 9.00 y las 14.00.

Si puedes planear tu visita para que coincida con este colorido mercadillo, no te arrepentirás. Se ha convertido en uno de los más populares de toda Canarias debido a su ambiente alegre y a la variedad de sus productos. Tanto objetos artesanales hechos a mano, como productos ecológicos o souvenirs de toda clase llenan los puestos de este mercadillo.

Si quieres comprar una pieza realmente auténtica, decántate por las figuras conocidas como “los novios de El Mojón”. La cerámica de El Mojón, pueblo perteneciente a Teguise, es famosa en toda la isla y es una de las que conserva más la tradición alfarera. Estas peculiares figuritas simples y con rasgos sexuales remarcados son un recuerdo de lo más original.

Vista general de Teguise

Vista general de Teguise

El Castillo de Santa Bárbara y el Museo de la Piratería

Situado al borde del cráter del volcán Guanapay, a poco más de 1 kilómetro de distancia de la Villa de Teguise, el Castillo de Santa Bárbara es uno de los testigos privilegiados que sigue en pie tras sufrir los ataques piratas.

Convertido hoy en el Museo de la Piratería, acercarse a esta fortaleza levantada en el siglo XV para proteger a la población y avisar de posibles incursiones corsarias es una de las actividades más emocionantes que hacer en Teguise.

Si viajas en compañía de los más pequeños de la casa, aprender juntos sobre la historia de Teguise, con un recorrido plagado de armas piratas y mapas antiguos, para acabar disfrutando de las impresionantes panorámicas en la parte alta del castillo, será toda una aventura.

Castillo Santa Bárbara Lanzarote

Castillo Santa Bárbara Lanzarote

El Jardín de Cactus

Una de las mejores características de Teguise es que debido a su gran extensión, son muchos lo sitios atractivos que hay salpicados por todo el municipio. La figura del artista César Manrique es uno de los claros protagonistas del lugar. El cariño especial que le tenía a Teguise se vería reflejado en el alto número de obras que aquí se encuentran.

En este sentido, el Jardín de Cactus es otra parada obligatoria. Situado en Guatiza, una pequeña localidad de Teguise, es uno de los últimos trabajos que Manrique realizó en Lanzarote, en 1990.

César Manrique siempre quiso mostrar el equilibrio entre el arte y la naturaleza como su principal fuente de inspiración. Este Jardín de Cactus, que había sido una antigua cantera, es uno de los mejores ejemplos de su filosofía.

Qué ver en Lanzarote, Jardín de Cactus

El Jardín de Cactus

Los espacios están pensados con sumo detalle, en forma de anfiteatro, y acogen a más de 1.400 especies de cactus diferentes. Los pequeños estanques con nenúfares y peces completan este lugar tan especial que respira la esencia de Manrique y que puedes ser un fantástico plan para realizar con niños.

Para seguir con la ruta de César Manrique, podéis acercaros hasta la localidad de Tahíche, también en el municipio de Teguise, donde se halla la Fundación César Manrique. Se trata de la antigua casa del artista convertida hoy en museo, construida sobre una zona volcánica donde conocer la vida y la obra de esta singular personalidad.

Las mejores playas cerca de Teguise

Las playas son uno de los reclamos de Lanzarote, y al ser Teguise su municipio más grande, es también uno de los atractivos más demandados por los viajeros. Y, desde luego, con toda la razón ya que dispone de ensenadas increíbles en las que maravillarse con el paisaje, gozar de animación o de calma, y practicar deportes acuáticos. No se puede pedir más.

Playa de Famara

Una de las playas más populares de Lanzarote es Famara, situada entre Teguise y Haría. Como está localizada al pie del macizo montañoso homónimo, de origen volcánico, el paisaje es quizá lo que más sorprende al visitante. Los vientos alisios favorecen las temperaturas suaves, por lo que podrás visitarla durante todo el año. Además, es una de las favoritas para los amantes del surf. Acércate a disfrutar de la terraza del restaurante El Risco, con impresionantes vistas al archipiélago Chinijo. Prueba el sancocho, un guiso de pescado acompañado de gofio, el más típico de la isla.

playa-famara-lanzarote

Playa de Famara

Charco de Palo

Si buscas un lugar con encanto y piscinas naturales, el hermoso paraje que se forma en la playa nudista del Charco de Palo es una de tus mejores alternativas. Próxima al Jardín de Cactus hallamos esta curiosa playa, en una costa rocosa que forma lagunas cuando la marea crece. La transparencia de las aguas, el entorno volcánico y el color azul del océano resultan una combinación ideal para alegrar la galería de Instagram. Trata de acudir cuando aún no haya mucha gente. Sin lugar a dudas, es un lugar perfecto para un baño tranquilo e íntimo, ideal para parejas.

charco-del-palo

Charco de Palo

Playa de las Cucharas

La playa de las Cucharas es la más extensa y resalta por el color tostado de su arena. Es una de las más idóneas para practicar deportes acuáticos como el windsurf o el submarinismo. En sus 650 metros de extensión hay lugar un poco para todo, para desconectar, para disfrutar de la oferta gastronómica en los restaurantes cercanos, y también para darte un baño (en la parte norte el agua suele estar más calmada). Al ser una playa urbana cuenta con todos los servicios y aparcamientos cercano.

Playa de los Charcos

La playa de los Charcos es casi la continuación a Las Cucharas, con apenas 300 metros de longitud y multitud de servicios alrededor. Es una ensenada conocida por su brillante arena blanca, su tranquila zona de baño y, también, por ser una de las demandadas por los apasionados de los deportes acuáticos. En este lugar se han celebrado algunas competiciones internacionales de windsurfing, lo que da fe de sus buenas características para ello.

Playa del Jablillo

Agua transparente, pocas olas y arena dorada son su carta de presentación. La Playa del Jablillo, que se extiende unos 150 metros de longitud, puede no ser la más grande de Teguise pero sí es sumamente tranquila y resulta idónea si viajas en familia. Además, cuenta con la ventaja de ofrecer todo tipo de servicios al estar ubicada en una franja semiurbana, con restaurantes, alquiler de hamacas, duchas, etc.  A su alrededor encontrarás todo lo que necesites para pasar un día de playa.

 

Lanzarote Experiences

Senderismo por el Parque Nacional de Volcanes

desde 50€
RESERVAR

 

Playa de Bastián

Cerca del paseo marítimo de Costa Teguise se extienden 375 metros de arena dorada rodeados de un muro de piedra y zonas ajardinadas. Ese pequeño y privilegiado rincón se corresponde con la playa de Bastián. Su arena se mezcla con piedras volcánicas pequeñas pero es el lecho perfecto para extender la toalla y disfrutar de un tranquilo día de playa. Si consigues la sombra de una palmera incluso podrás prescindir de la sombrilla. Muy cerca encontrarás una muy buena oferta de restauración, así que no tendrás que mover el coche para degustar los mejores sabores de la costa de Lanzarote.

Planes diferentes en la costa Teguise

La costa de Teguise brinda a los viajeros diversas propuestas para que sus vacaciones tengan también un componente activo que les haga disfrutar más. Y en caso de que prefieras únicamente relajarte, tampoco debes dar explicaciones. Todos merecemos gozar de nuestro tiempo libre como nos parezca mejor.

Senderismo en Teguise

Si aprovechas tus días libres para practicar un poco de deporte y hacer rutas senderistas, en el municipio de Teguise encontrarás algunas interesantes, tanto Senderos de Pequeño Recorrido como Senderos locales. Tres de los locales más cortitos y accesibles para todos son los que llevan por el Teguise histórico (1,5 km), desde Teguise hasta el castillo de Santa Bárbara (1,6 km) y desde Teguise hasta Las Caleras (1 km). Un poco más extensos encontrarás: Teguise-Haría (12 km), Playa Blanca-Janubio (13 km), Teguise-Tías (15 km), Arrieta-Haría-Famara (16 km), el sendero que recorre la Isla de la Graciosa (17 km) y, por último, el que transcurre por la Costa Teguise hasta Arrieta (18 km). Todos ellos permiten conocer el entorno natural y rural de esta franja de Lanzarote.

Surf, visita los mejores spots

Los amantes del surf encuentran en el municipio de Teguise playas espectaculares donde el viento es una bendición para la práctica de los deportes acuáticos. En la costa oeste las olas son perfectas para el surf, así que no dejes de visitar las playas de Famara, la Caleta de Caballo o La Graciosa.

Si estás empezando, dirígete a la de Famara pero si ya tienes experiencia y buscas nuevos retos, te gustarán especialmente San Juan y el Muelle de Famara. Las mejores olas se consiguen entre noviembre y abril, ya que se llegan a alcanzar alturas de más de 4 metros. En caso de que sólo puedas ir en verano, no pasa nada también encontrarás buenas olas.

Planes con niños en Teguise

Si viajas en familia a Costa Teguise, toma nota de estos planes en los que disfrutarán tanto los pequeños como los mayores. El primer lugar que hay que visitar es la playa, ya que este municipio ofrece una franja litoral donde disfrutar de buenos baños, practicar esnórquel y deportes acuáticos. Encontrarás buenas academias para iniciarse en el surf, así que puede ser la actividad estrella de las vacaciones. Algunas playas que te interesan son la playa de las Cucharas y la playa de El Jablillo.

Como los niños nunca se cansan del agua, te proponemos también que dediques un día a disfrutar de todo lo que ofrece el Aquapark Costa Teguise con numerosas piscinas y toboganes, parques de bolas, etc. Probad a tiraros todos a la vez desde algunos toboganes, es un recuerdo imborrable. Y, por supuesto, el Aquarium de Costa Teguise es una cita obligada para los que adoren los animales, allí podrán ver incluso tiburones.

Los que viajen con adolescentes muy activos disfrutarán haciendo una ruta senderista por la montaña Corona hasta llegar al cráter volcánico. En una hora de caminata obtendrán unas vistas sorprendentes.

Qué ver en Lanzarote, Teguise

Costa Teguise

Dónde comer en Teguise

La gran amplitud de Teguise hace que las alternativas para probar las delicias de la isla sean muy variadas, en función de dónde te encuentres. Tanto los platos más típicos y clásicos de la cocina canaria, como una gastronomía de autor más novedosa, aquí tendrás opciones para todos los gustos y ocasiones.

En la villa de Teguise hay multitud de bares y restaurantes donde probar unas buenas tapas canarias, como El Chiringuito, La Tahona o La Bodeguita del Medio. Unas deliciosas papas arrugadas con mojo nunca pueden faltar.

En la zona de Teguise se produce un espectacular queso de leche de cabra. Si queréis tener una experiencia diferente, podéis acudir al Museo Agrícola El Patio, en el pueblo de Tiagua. Además de estar considerado como el museo etnográfico más completo de toda Canarias, en esta finca aprenderás a elaborar vino y queso de cabra de la isla, para degustarlo después en su cantina.

Si estás en Tahiche puedes comer rodeado de una de las mejores aportaciones de César Manrique a la arquitectura de la isla. Los Aljibes de Tahiche funciona hoy no solo como espacio cultural, sino también como restaurante especializado en carnes a la brasa, cocinadas en horno de barro tradicional. Además, tienen cerveza artesana de elaboración propia.

Si buscas restaurantes con una carta más creativa y un entorno romántico, lo mejor es que optes por alguno de los estupendos establecimientos de Costa Teguise. El restaurante Villa Toledo, con una terraza que da al mar, te brindará ese espacio íntimo con deliciosos platos como el tartar de atún.

No olvides que estás en una zona de excelente producción de vino, pues el Parque Natural de La Geria comprende el municipio de Teguise, entre otros. Su singularidad volcánica se aprovecha para plantaciones de vides, principalmente la variedad Malvasía. Puedes visitar diferentes bodegas, conocer la ingeniosa manera de cultivar las vides en unos profundos hoyos que se cubren con ceniza volcánica y probar sus exquisitos caldos.

Dónde alojarse en Teguise

En una de las principales zonas turísticas de Lanzarote, Costa Teguise, se ubica un alojamiento de ensueño solo para adultos, el hotel Barceló Teguise Beach-Adults only. Cuenta con 305 habitaciones decoradas con tonos relajantes,  que se dividen en varias categorías para que todos encuentren una adecuada a sus necesidades. Sea cual sea la elección, se puede disfrutar de unas completas zonas comunes y exquisitos servicios. No hace falta salir del complejo para comer de maravilla o para practicar deporte. Te animamos a conocer su Champs Sports Bar, el B-Lounge Cocktail Bar, el Breeze (Gastro Pool Bar), y el Atlantic Buffet. Y, por supuesto, hay que disfrutar de su Centro Wellness, su dos piscinas y el gimnasio. Además, la estupenda playa de las Cucharas se encuentra a 150 metros por lo que se llega en pocos minutos, y sin tener que mover el coche.

 

Preguntas frecuentes

¿Dónde comer bien en Teguise?

En Teguise encontrarás restaurantes excelentes donde degustar la cocina local. Algunos que puedes apuntar son La Bodeguita del Medio (Plaza Clavijo y Fajardo, 5), Ikarus (Plaza Clavijo y Fajardo, 6) y La Palmera Teguise (Calle Garajonay). Con bonitas vistas al mar está el Villa Toledo (Av. los Cocederos, Costa Teguise).

¿Cómo recorrer mejor Costa de Teguise?

La mejor manera de recorrer Costa Teguise es en coche ya que, aunque hay transporte público, es más operativo hacerlo en tu propio vehículo para llevar todo lo necesario. Lo idóneo es combinar las visitas a la playa con el interior del municipio.

¿Qué no debo perderme de Teguise?

En Teguise existen varias visitas imprescindibles: la villa histórica de Teguise, el Jardín de Cactus diseñado por César Manrique, y sus bonitas playas (Famara, El Risco, Las Cucharas, Bastián, El Jablillo y Los Charcos). No olvides tampoco acudir a sus mercadillos, conocer el Pueblo marinero y la Caleta de Famara.

Planes relacionados