×
Otros destinos ×

Playa de Es Trenc, el Caribe mallorquín

Como en todos los paraísos, su belleza natural no ha podido permanecer oculta durante mucho tiempo. La platja d’Es Trenc o playa de Es Trenc, en el municipio de Campos, es una invitación a pasear, a meditar mientras se camina por la orilla y a sentarse en la arena para relajarse con el ir y venir de las olas. Sobre todo, si se visita en temporada baja o cuando el sol no luce mucho. Y no podemos quejarnos, porque ¿quién no querría acudir a disfrutar de un arenal tan espectacular como este durante sus vacaciones? Os contamos a continuación por qué es tan especial, recomendaciones para hacer por la zona y referencias gastronómicas que no defraudan.

Es Trenc, más que una playa

La playa de Es Trenc hay que valorarla dentro un conjunto que vincula su pasado y su cercanía a la colonia de Sant Jordi (a 6,5 km), que forma parte a su vez de Ses Salines. Como indica el nombre de este último municipio, tenía una relación estrecha con las salinas, primero explotadas por los romanos y, más tarde, por los fenicios. La sal era considerada en aquel momento como oro blanco, dada su valiosa utilidad en la conservación de los alimentos. Las salinas hoy día siguen en activo, rodeadas de lagunas rosadas, montañas de sal y una fauna muy particular.

El nombre de Es Trenc, en castellano algo así como “quebrada”, hace referencia a la ruptura de la barrera de dunas por parte de las salinas. Si bien, tampoco se sabe cómo ocurrió, ya que hay diferentes versiones. La más creíble apunta a un maremoto del siglo XVIII, derivado del famoso terremoto de Lisboa, que fraccionó el cordón de dunas y conectó el humedal con el mar Mediterráneo.

 

 

La playa de Es Trenc y el Salobrar de Campos conforman el Parque Natural de Es Trenc-Salobrar. En este ecosistema protegido habitan 171 especies de avifauna, entre ellas, el flamenco, el águila pescadora y el aguilucho lagunero. El hábitat para los animales presentes se ve favorecido por las franjas dunares que tienen una vegetación específica adaptada a la salinidad del suelo.

es trenc

Es Trenc. Mallorca.

Características y servicios de la playa de Es Trenc

Este arenal dorado, casi blanco, perfilado por vegetación a un lado y el azul del mar al otro, es uno de los últimos rincones del litoral mallorquín no urbanizados y con una figura de protección que vela para que siga así. Sus aguas son increíblemente cristalinas lo que permite observar algunas rocas en zonas específicas y, algunos días, también la presencia de algas.

La playa de Es Trenc tiene una longitud de 1.900 metros y una anchura de 22 metros por lo que, excepto en temporada alta, es un lugar donde la presencia de bañistas no resulta agobiante. Además, su oleaje es moderado por lo que es una buena opción para familias que viajen con niños. Cuenta con los servicios habituales de playa, vigilancia, aseos, duchas, se pueden alquilar tumbonas con sombrillas y, también, hay algunos bares y chiringuitos.

Cómo acceder y algunas recomendaciones

Si vas en coche, debes saber que la  playa mallorquina de Es Trenc cuenta con un aparcamiento de pago donde podrás dejar el vehículo todo el día. Te recomendamos acudir temprano en los meses de verano porque luego es difícil encontrar plaza. También hay una parada de autobús a unos 200 metros, es otra opción si no vas cargado con muchos enseres playeros.

Es una playa tranquila a la que acuden muchas familias, si vas con niños encontrarán a otros jovencitos con los que jugar. Aún así, mejor no perderlos de vista, ya que el arenal es muy extenso y se pueden despistar.

Quienes practiquen nudismo, también podrán hacerlo pero no suele haber tanta intimidad en verano como en la playa de Ses Covetes, que es colindante.

Bares y chiringuitos en Es Trenc

Si vas a pasar todo el día en la playa de Es Trenc puedes llevarte un pequeño pícnic y agua y quedarte hasta tarde para disfrutar de su bellísimo atardecer. En caso de que prefieras degustar sabrosas recetas de Mallorca, en primera línea de playa se encuentra el restaurante Es Trenc, especializado en arroces, pescados frescos, mariscos y carnes. Además, cuenta con aparcamiento para los clientes.

 

Mallorca Experiences

Bautismo de buceo en Santa Ponsa

desde 107,15€
RESERVAR

 

Otras opciones más informales son el chiringuito Na Tirapel, donde directamente puedes comer con los pies en la arena, o tomar unas bebidas para refrescarte. En la zona de Ses Covetes, en uno de los extremos de Es Trenc, también hay buenas referencias como el restaurante terraza Noray, informal, acogedor y con una buena carta. Muy cerca del anterior se encuentran el bar Esperanza, muy agradable y con platos mediterráneos, y el S’Embat Es Trenc, especializado en parrilladas, con una decoración cuidada y, a veces, música en directo.

Qué ver cerca de Es Trenc

Si quieres completar la jornada con alguna visita más puedes optar por distintos planes. El primero, y casi obligado, es realizar una visita guiada a la Salinas d’Es Trenc. Aprenderás la diferencia entre la sal y la flor de la sal, conocerás cómo se recoge y qué herramientas se emplean, incluso podrás ver aves pululando por las lagunas y hacer alguna práctica. No olvides, al terminar, pasar por la tienda porque las Salinas d’Es Trenc disponen de su propia marca de sales y distintas variedades que ya emplean los mejores chefs en sus cocinas.

es trenc

Es Trenc. Mallorca.

Si te apetece aprovechar un poco más la playa, sigue explorando la zona. Ya te hemos comentado que Ses Covetes, contigua a Es Trenc, es nudista, pero también puedes continuar dándote un chapuzón en otros arenales vírgenes como Es Carbó o Es Caragol. Y un poco más alejada y digna de postal es la playa Caló d’es Moro.

En caso de que desees conocer entornos un poco más urbanos y disfrutar de ambiente, terrazas y restaurantes puedes dirigirte a la Colònia de Sant Jordi, a pocos minutos, o a los pueblos de Ses Salines y Campos. Y a unos 15 kilómetros se sitúa Santanyí, un encantador pueblo que ha atraído artistas de todo el mundo y que concentra un buen número de galerías de arte.

 

Mallorca Experiences

Visita a Palma a tu aire. Recogida Barceló Ponent Playa

desde 25€
RESERVAR

 

Dónde alojarse cerca de Es Trenc

Palma de Mallorca, la capital de la isla, se encuentra a unos 50 kilómetros de la playa de Es Trenc. Por lo tanto, es un buen lugar para alojarse y disfrutar de la vida nocturna que brinda esta ciudad. Allí se encuentra el Occidental Playa de Palma, un cuatro estrellas con amplias habitaciones, piscinas y buena restauración. Es un establecimiento ideal para familias y para ir con amigos.

Si se prefiere más tranquilidad, otra opción que se debería valorar es el Barceló Illetas Albatros, un hotel ‘Adults Only’ situado en Ses Illetes, a 60 kilómetros de la playa de Es Trenc. Este exclusivo hotel junto al mar, tiene bonitas suites, spa, grandes piscinas y bar en la azotea.

Por último, no podemos olvidar que en la costa este de la isla, a sólo 30 kilómetros de la playa de Es Trenc, se sitúa el Barceló Ponent Playa. Es un tres estrellas funcional, a pie de playa y con una gran relación calidad-precio.

Planes relacionados