×
Otros destinos ×

Escapada romántica en Asturias, un plan para dos

En las relaciones de pareja, de cuando en cuando, es mandatorio romper la rutina:  existen miles de planes para dos que te harán vivir momentos inolvidables y reactivar esa chispa que algunas veces por el estrés y la falta de tiempo, pierde fuelle. Con esa finalidad, proponemos una escapada romántica por Asturias, quizá uno de los enclaves más bonitos y acogedores de España. Con verdes prados, pueblos con indudable encanto y gentes acogedoras y deseosas de enseñaros todo lo que su tierrina tiene que ofrecer.

Respirar aire fresco, tomar una copa de vino a la orilla del mar Cantábrico y degustar la célebre gastronomía asturiana será el broche de oro para una escapada de ensueño… Pero comencemos por el principio: hacer planes románticos en Asturias no será nada difícil porque el Principado dispone de innumerables rincones llenos de magia que te invitamos a conocer.

Busca tus aliados para enamorar en la geografía asturiana: desde Avilés, con su puerto pesquero, a Gijón, presidido por la playa de San Lorenzo; pasando por pedanías coloridas como Tazones, a la orilla del mar, o Prieres, uno de los pueblos más increíbles de la montaña asturiana.

Restaurantes para una cena romántica en Asturias

No te costará encontrar un restaurante perfecto para un plan romántico en Asturias si eres de los que piensas que por el estómago se llega fácilmente al corazón. Asturias es fabes y cachopo, pero no sólo eso: ya busques tradición o innovación, seguro encontrarás la opción perfecta que te conquistará aunque, para ponértelo fácil, te dejamos algunas ideas:

El Corral de Indianu (Arriondas)

Su artífice no es otro que el peculiar José Antonio Campoviejo, quién ofrece junto a su compañera Yolanda Vega una ‘cocina alocada’ con mucho gusto y sabor. Apuesta por lo ecológico y artesano, y pretende acercar la naturaleza a la mesa. Si lo que buscáis es dejaros sorprender con una experiencia gastronómica fuera de lo común, este es, sin duda, vuestro lugar. Además, el Corral del Indianu posee una estrella Michelin y dos Soles Repsol, que no hacen sino avalar con creces su imparable trayectoria.

 

 

Restaurante AUGA (Gijón)

Si, por el contrario, prefieres pasar una velada en un lugar especial con encanto, dedicación y buen comer, no puedes dejar de visitar el restaurante de Gonzalo Pañeda y Antonio Pérez. Situado en el centro de Gijón, AUGA presume de contar con unas vistas inigualables de la ciudad que no hacen sino sumar un añadido extra al verdadero placer que ofrecen sus platos, concienzudamente elaborados y diseñados desde la humildad y el buen hacer.

¿Más detalles? Encontraréis cocina actual y cuidada a precio asequible, donde destacan pescados y mariscos de la zona. Asimismo, Antonio Pérez, sumiller y jefe de sala, se encarga de darle mimo a una bodega a la altura de la cocina del restaurante: dos Soles de la Guía Repsol 2019 avalan toda esta labor realizada con cariño e ilusión.

Planes románticos en Asturias

Cuando planeamos un viaje y buscamos lugares con encanto suelen venir a la cabeza esos sitios típicos y turísticos para visitar. En Asturias podemos encontrar Covadonga, Cudillero o los increíbles y majestuosos Picos de Europa, tres apuestas siempre seguras. Sin embargo, la comunidad ofrece otros muchos espacios mágicos y menos concurridos que completarán tu escapada romántica y la harán, si cabe, aún mas diferente y especial. ¡Sigue leyendo!

Palacio Selgas, para los amantes del arte.

Replicando el encanto del palacio de Versalles, el palacio de Selgas es una auténtica maravilla dentro del Principado asturiano. Formado por jardines, un pabellón de tapices, el museo Escolar y una iglesia, acoge multitud de obras de arte: más de un centenar de óleos, esculturas, tapices y otras piezas únicas.

palacio de selgas asturias

Palacio Selgas

Avilés, para las parejas urbanitas.

Avilés, de origen medieval, se convirtió en una ciudad predominantemente industrial, con grandes chimeneas y naves en sus alrededores. Pero aún así, Avilés guarda un encanto especial. Para muestra, un botón, ¡o varios! La plaza Mayor, de estilo barroco, la casa García Pumarino o el palacio Marqués de Ferrera, hoy reconvertido en un afamado hotel.

Y más: podrás visitar lugares tan emblemáticos como el palacio de Valdecarzana, la iglesia románica de los Padres Franciscanos, la iglesia vieja de Sabugo y la de San Nicolás de Bari (ambas del siglo XIII). Y no olvidéis pasear por el singular barrio de Sabugo, lleno de espíritu marinero que os embriagará, sin olvidar que el puerto de Avilés es uno de los más populosos de Asturias.

aviles

Avilés

Playa de Portizuelo (Luarca), para los amantes del mar.

Dentro del Paisaje Protegido de la Costa Occidental se encuentra la playa de Portizuelo, de guijarros cuarcitos y uniformes, lugar donde antiguamente se reunían las conocidas como ‘maruyas’ (mujeres de la aldea que se bañaban vestidas). Además, era la playa favorita del Premio Nobel Severo Ochoa, un marco inolvidable para una gran jornada.

portizuelo

Portizuelo

Montañas del Occidente asturiano, para los más aventureros.

Desde la desembocadura del río Nalón hasta los límites de Lugo y León se encuentran las montañas del Occidente asturiano. Esas parejas que gusten de practicar senderismo y escalada encontrarán en este enclave su paraíso. En su interior, podréis encontrar pueblos casi despoblados pero que no han perdido el encanto de sus años más prósperos. Además, cabe destacar que por esta zona discurre el Camino de Santiago Primitivo que une Asturias con Santiago de Compostela.

Playa de Gulpiyuri

Situada en el Concejo de Llanes, se trata de una playa realmente idílica y muy apropiada para enamorados. Es tan curiosa que, a simple vista, parece que no tiene conexión directa con el mar, porque frente a la arena, sólo  hay rocas y acantilados. Esta playa “de interior” está catalogada como Monumento Natural porque en entorno es único y el agua se cuela por debajo de los acantilados. Apenas mide 40 metros de longitud y, durante la pleamar, casi se queda sin arena. Dicen que es la playa más pequeña del mundo. Además, registra un curioso fenómeno denominado desagüe cuando comienza la bajamar.

La playa de Gulpiyuri no cuenta con ningún servicio y no es accesible, ya que en su lado posterior se halla rodeada de prados que tienen una altitud mayor. La localidad más cercana es Naves, que bien merece una visita por sus tradicionales hórreos y paneras. Hay que atravesar un camino agrícola, pero merece la pena hacerlo, porque la recompensa es grande. Y te sentirás con tu pareja como en el paraíso.

Jardín Botánico de Gijón

Es toda una experiencia romántica pasear por este recinto vegetal de 25 hectáreas, de las que 16 están abiertas al público. Aquí hay más de 30.000 plantas de 2.500 especies diferentes. Sus colecciones están organizadas en cuatro áreas temáticas, con el océano Atlántico siempre como hilo conductor. Así que es el momento de zambullirte con tu pareja en este espacio, en el que hay dunas, marismas, bosques boreales, robles centenarios y un jardín de más de 150 años de antigüedad. También hay una casería tradicional, la Quintana de Rionda, en la que se puede contemplar la casa, la cuadra, el llagar, el molino y la panera, habilitados como museos.

El entorno del Jardín Botánico es muy agradable y, si lo deseáis, existe un amplio programa de visitas guiadas incluidas en el precio de la entrada, además de conferencias y cursos, fiestas en cada cambio de estación, eventos nocturnos, teatro y conciertos.

Balnearios y spas

Los balnearios y spas siempre aportan paz, relajación y calma a quien los disfruta. Y si la experiencia se realiza en pareja, mejor que mejor. Así que te recomendamos planear una escapada a uno de los muchos establecimientos de este tipo desperdigados por Asturias. ¿Te animas? Te sugerimos algunos, pero hay muchos más:

  • Ayalga Spa. Este establecimiento termal situado en Gijón se inspira en la leyenda de las ayalgas, unas mujeres jóvenes y bellas que viven en armonía con la naturaleza y que viven recluidas en cuevas, palacios o refugios, donde cuidan hermosos tesoros. Es un espacio realmente mágico que te ayudará a relajarte y a encontrar el equilibrio interior.
  • Oriental Spa Oviedo. Si quieres transportarte hasta el lejano Oriente y descubrir experiencias relajantes de Tailandia, Indonesia o Malasia, éste es el local que buscas. Y está en el centro de Oviedo.
  • Sabai Terapias Naturales. Aquí utilizan una técnica acuática de trabajo corporal denominada Watsu que, al parecer, tiene un gran potencial terapéutico. Se realiza en agua caliente a 35 grados centígrados con el cuerpo en posición horizontal y sometido a balanceos suaves y armónicos supervisados por un terapeuta.
  • Aquaxana Espacio Ecotermal. Está situado en la ribera del río Nalón, en un paraje natural de ensueño y a tan sólo 8 kilómetros del centro de Oviedo. Se inauguró en 2008 y añade a la experiencia terapéutica de sus aguas termales un restaurante gastronómico y unos jardines históricos.

Los miradores más populares

Asturias es una comunidad tan hermosa que hay que disfrutar de sus paisajes al máximo. Porque vayas donde vayas, siempre encontrarás espacios de gran belleza. Y qué mejor forma que hacer una ruta por sus mejores miradores y disfrutarlos en pareja, para que podáis llegar con la mirada hasta el horizonte. Te señalamos los más singulares, pero puedes ampliar la lista a tu antojo.

  • Mirador de San Roque. Es el gran balcón de Llastres, desde donde descubrirás un paisaje espectacular, que va desde la costa oriental hasta las montañas de la zona, con los Picos de Europa incluidos. De paso, conocerás esta encantadora villa marinera que se asoma al mar y al monte Sueve.
  • La Regalina. Este mirador se encuentra en Cadavedo, Valdés, junto a la ermita de La Regalina, donde cada año, a finales de agosto, se celebra una de las romerías más célebres de Asturias. Desde aquí se divisa en perspectiva toda la costa occidental con los cabos Busto y Vidio en primer término.
  • Mirador del Fitu. Está en la comarca oriental de Asturias, en el concejo de Parres, y junto a la cordillera del Sueve. Se encuentra rodeado de montañas, con los Picos de Europa perfilados y junto al mar. Si hace buen día, descubrirás los barcos a lo lejos.
  • Mirador de La Boriza. Desde aquí verás dos playas, una a la derecha (la de Andrín) y otra a la izquierda (la de Ballota) en un entorno inolvidable. También descubrirás la cercana localidad de Llanes, la cordillera del Cuera y los Picos de Europa.

De todos modos, quedan muchos miradores increíbles por nombrar, así que apunta en tu cuaderno de viajes algunos nombres más, por si te los encuentras en tu escapada romántica a Asturias: Mirador de Ordiales, Cabo Peñas, Mirador Pedro Udaondo, Mirador de Penouta o Mirador de A Paicega. En todos ellos tendrás vistas realmente de cine.

Como veis, Asturias ofrece un completo abanico de posibilidades para realizar esa escapada romántica tan deseada. Una increíble mezcla de naturaleza pura, gastronomía de alto nivel, gente hospitalaria, perfectas y pueblos con infinito encanto. Decenas de experiencias únicas para compartir. ¿Con cuál os quedáis?

Planes relacionados