×
Otros destinos ×

Ondarreta, una playa rodeada de jardines

San Sebastián rebosa encanto en cada una de sus calles, pero si hay algo que no te puedes perder es la tranquilidad y paz de sus playas. Ondarreta es probablemente la menos conocida de las tres que tiene la ciudad, siempre a la sombra de la famosa playa de la Concha, pero no por ello posee menos encanto.

La playa de Ondarreta es el lugar ideal para pasar el día en familia, disfrutar de deportes acuáticos o, simplemente, relajarse en la orilla. Se encuentra, además, en una situación inmejorable: a los pies del palacio de Miramar, frente al monte Igueldo y en plena bahía de La Concha, ¿qué más se puede pedir?

Ondarreta, una playa para toda la familia

La playa de Ondarreta es la menos concurrida de las playas de San Sebastián. Con más de 500 metros de largo, se caracteriza por tener un parque infantil en la arena. Gracias al mismo, los pequeños de la casa podrán disfrutar no sólo de un día de sol y mar sino también de diversión.

Además, si te gusta nadar sin preocupaciones, habrás elegido la playa perfecta. Su oleaje moderado te permitirá incluso llegar hasta la famosa isla de Santa Clara, un peñón situado en el centro de la bahía de la Concha. La transparencia de sus aguas y el encanto de su privilegiada situación harán que el esfuerzo haya merecido la pena. Y desde luego, no puedes olvidar tirarte por el tobogán del gabarrón, toda una experiencia para los valientes.

En esta increíble playa también hay cabida para los más intrépidos, ya que pueden practicar deportes acuáticos como piragüismo, alquilar un kayak o bien aprovechar la dorada y fina arena para jugar partidos de vóley o futbol playa.

 

 

Una playa bien equipada y mejor rodeada

ondarreta

Bañistas en la playa de Ondarreta

Si cuando vas a la playa buscas comodidad, te sentirás muy a gusto en la playa de Ondarreta. Dispone de baños y duchas, así como de un chiringuito y un restaurante donde disfrutar de un tentempié sin salir de la playa.

Aunque cuando se habla de Ondarreta se asocia a la playa, en realidad es mucho mas que eso. No hay que olvidar los inmensos jardines que rodean el paseo marítimo y que invitan a sentarse y observar la belleza de las flores.

El arte también forma parte del magnífico escenario que llega hasta el Peine del Viento. Hay que prestar atención a dos famosas esculturas que hacen las delicias de los visitantes: la dedicada a la reina María Cristina de Austria y la escultura de Arte Moderno que diseñó el artista Juan Ramón Anda, denominada Zeharki y que obtuvo el primer premio en la Bienal Internacional de Cultura de San Sebastián.

También te puede interesar saber que a la orilla del monte Igueldo se ubica el restaurante Real Club Tenis, donde podrás hacer un descanso y disfrutar de buena gastronomía antes de seguir recorriendo la zona.

El Peine del Viento, la gran escultura de Ondarreta

Sin lugar a dudas, es probablemente la escultura más famosa de la playa de Ondarreta. Diseñada por el reconocido escultor Eduardo Chillida, el Peine del Viento ofrece unas impresionantes siluetas recortadas en los mágicos atardeceres donostiarras.

Es uno de los lugares más visitados por turistas y locales, ya que desde ahí se puede observar el mar y la fuerza con la que embiste a las rocas en días de tempestad.

La escultura está compuesta por terrazas de granito de color rosa y tres piezas de acero aferradas a las rocas. No olvides tu cámara de fotos porque seguro que querrás tener un recuerdo de esta magnífica postal.

Rincones con encanto en la playa de Ondarreta

Como decíamos anteriormente, Ondarreta no es solo playa. Esconde infinidad de rincones que hacen de este destino un punto clave para empezar a conocer la ciudad.

El palacio de Miramar es uno de ellos. Construido en el siglo XIX se encuentra rodeado de los jardines de Ondarreta, al norte, y del conocido y concurrido paseo de Pío Baroja, al sur. Se trata de casi treinta y cinco mil metros cuadrados compuestos por el palacio, los propios jardines y las distintas dependencias. En su día, fue construido como casa de veraneo de la realeza española.

Un paseo por el barrio antiguo

Desde Ondarreta hasta Igueldo constituye uno de los barrios más antiguos, pero con más encanto de la ciudad de San Sebastián. Pasear por sus calles o pararse a disfrutar de las tiendas tradicionales es casi una obligación. En este barrio podrás disfrutar de la más que reconocida y admirada gastronomía vasca. Cabe recordar que San Sebastián tiene varios restaurantes que disponen de la aclamada estrella Michelin.

Una de sus calles más famosas –y que no puedes perderte– es la concurrida calle Matia. Además, te recomendamos que allá donde vayas no dejes de probar el pintxo pote, una iniciativa de los restauradores de la zona en la que, como su nombre bien indica, se ofrece un pincho y una bebida.

Camaramar Ondarreta, la playa en directo

Camaramar es una opción muy moderna –y a la vez segura– de no perderte lo que pasa en la playa. Ofrece información relevante acerca del viento, las mareas y demás contenido relevante para los amantes del surf, el windsurf o la pesca.

Como habrás podido comprobar, es imposible aburrirse en esta playa. Gastronomía, deportes, playa, sol y muy buen ambiente hacen de este increíble barrio un lugar privilegiado y único en San Sebastián. ¿A qué estás esperando para conocerlo?

Planes relacionados