×
Otros destinos ×

Las playas de San Sebastián: La Concha, Ondarreta y La Zurriola

Uno de los símbolos de San Sebastián son sus playas. Sea en verano o en invierno, la capital donostiarra goza de tres playas que envuelven el litoral urbano de la ciudad. ¿Quieres saber más? En este artículo vamos a recorrer, paso a paso, las playas de San Sebastián.

Son playas de postal. Han dado a San Sebastián el mejor surf, las mejores películas e incluso la tradicional imagen del primer chapuzón del año, solo apto para valientes. Se dice que son tres las playas de San Sebastián, aunque en realidad hay una cuarta más, escondida en la isla de Santa Clara. Todas son de sobra conocidas, empezando por la famosa playa de la Concha.

La playa de la Concha, la playa más famosa de San Sebastián

La playa de la Concha  es uno de los emblemas de Donosti. Aparece, año tras año, en los rankings de mejores playas de España y de Europa, compitiendo siempre por los primeros puestos.

La Concha ofrece una estampa incomparable. La bahía de La Concha, la isla de Santa Clara, el monte Igueldo, el monte Urgull, el paseo marítimo, el Ayuntamiento, el Real Club Náutico, el balneario La Perla… Todos miran a esta curvada playa que desde muy pronto se convirtió en un icono del turismo.

Cualquier actividad es posible en La Concha. Paseos matutinos y vespertinos por la arena, actividades acuáticas, fútbol playa y, cómo no, surf. Aunque solo podrás coger olas cuando el mar está picado porque, gracias a la protección de la isla de Santa Clara, las mareas aquí son bastante más suaves.

 

 

Pasear por la playa de la Concha es indispensable para cualquier visitante de San Sebastián. El paseo de la Concha está plagado de elementos que lo engrandecen todavía más. Desde su ornamental barandilla de más de 100 años, los relojes o las famosas farolas, convertidas en Premio Donostia del Festival de Cine de San Sebastián  (link interno a post). Todo ello, unido a la arcada del paseo que sobrevuela el borde de la playa, forman un conjunto único en España.

playa de la concha

La playa de la Concha

Características de la playa de la Concha: 

  • Longitud: 1.350 metros.
  • Ancho: 40 metros.
  • Tipo de arena: dorada y fina.
  • Accesible: sí.

Playa de Ondarreta

La playa de la Concha termina en las rocas del Pico del Loro, ante el famoso palacio de Miramar donde veraneaba la reina María Cristina. Allí comienza la playa de Ondarreta, el otro arenal de la bahía de la Concha. El llamado túnel del Antiguo, con su sorprendente decoración, da continuidad al paseo.

La playa de Ondarreta es más corta que La Concha, pero es bastante más ancha, por lo que tiene mayor superficie. En verano, el lleno está asegurado. Pero, claro, ¿quién no se daría un baño en este incomparable entorno?

Como su vecina, Ondarreta es también una playa tranquila, al estar protegida por la propia bahía. Además, tiene un carácter familiar, ya que cuenta con numerosas actividades para todos los públicos, como kayak, vóley e incluso natación en dos piscinas que se instalan sobre la arena.

Los jardines de María Cristina sirven de transición entre Ondarreta y el barrio del Antiguo, donde se ubica la playa. La esencia de San Sebastián está entre estas calles, donde encontrarás tiendas tradicionales y restaurantes.

Ondarreta termina en las faldas del monte Igueldo, junto al Real Club de Tenis de San Sebastián. Y, al fondo de todo, ya en las rocas, verás el Peine del Viento, la famosa escultura de Eduardo Chillida.

Características de la playa de Ondarreta:

  • Longitud: 600 metros.
  • Ancho: 100 metros.
  • Tipo de arena: dorada.
  • Accesible: sí.

Playa de la Zurriola

¿Qué decir de la playa de la Zurriola? Es todo un icono mundial del surf que mira de frente, sin apenas abrigo, a la bravura del mar Cantábrico.

La Zurriola, o playa de Gros, es la playa joven de San Sebastián. El surf y el barrio de Gros marcan el ritmo de este mítico arenal cuyo símbolo es, sin duda, el edificio del Kursaal. Allí, cada año, tiene lugar el prestigioso Festival de Cine de San Sebastián.

El espigón de la desembocadura del río Urumea protege de las mareas la parte más occidental de la playa, por lo que puedes encontrar más abrigo en esta zona. La franja más oriental queda para los surfistas, ya que las olas pegan mucho más fuerte allí.

Las obras de reforma del espigón de 1994 modificaron la playa y las mareas, dando una mayor amplitud que descongestionase La Concha y Ondarreta.

La Zurriola se trata de un arenal donde se permite el nudismo, algo poco común en las playas urbanas. En el paseo encontrarás muchas tiendas de surf, donde podrás alquilar una tabla o contratar clases.  Desde la playa puedes ascender caminando hasta el monte Ulía y contemplar desde allí unas vistas espectaculares de la playa, el mar y los otros dos montes que rodean San Sebastián.

Características de la playa de Zurriola:

  • Longitud: 800 metros.
  • Ancho: 110 metros.
  • Tipo de arena: dorada.
  • Accesible: sí.

Playa de la isla de Santa Clara

A las tres famosas playas de San Sebastián les falta un cuarto acompañante: la isla de Santa Clara. La centinela de la bahía de la Concha esconde un pequeño rincón de arena que solo es visible con la marea baja. No es más que un trozo de arena junto a un pantalán pero tiene muchísimo encanto. Para llegar, no tendrás más remedio que nadar, alquilar un kayak o coger una lancha –solo disponible en verano–.

Pero la isla de Santa Clara esconde alguna sorpresa más. Junto a la pequeña cala hay una piscina natural que hace las delicias de los más pequeños, y el islote también cuenta con bar, mesas de picnic, baños, duchas y un faro del siglo XIX desde donde podrás encontrar unas panorámicas increíbles de la bahía.

Como ves, San Sebastián es una completísima ciudad que ofrece playas cómodas, accesibles y con actividades para todos los públicos.

Planes relacionados