×
Otros destinos ×

Asturias con niños, un sinfín de planes para toda la familia

Hay algunos viajes que son más moldeables que otros a la hora de hacer actividades que despierten el interés de los más pequeños de la casa. En este sentido, un destino totalmente recomendable para unas vacaciones familiares es Asturias. Es posible que os apasionen las excursiones, ¿qué tal tener como telón de fondo los Picos de Europa?

¿A tus hijos les gustan los museos interactivos? En las ciudades asturianas más importantes tendrán donde elegir. ¿Y visitar pueblos de pescadores que parezcan sacados de un cuento pirata? Son muchos los enclaves rurales que no han perdido ni un ápice de su encanto pasado. Ponte cómodo mientras abrimos el abanico de todas las posibilidades que puedes barajar si viajas con niños a Asturias.

Qué ver en Asturias con niños

Aunque a primera vista puede parecer una desventaja, uno de los principales puntos a favor de Asturias es su clima. Es posible que os caiga más de un pequeño chaparrón, normalmente en forma de llovizna fina, el conocido orbayu. Pero, a cambio, la temperatura nunca suele ser ni muy fría ni muy calurosa, mientras que las tormentas suelen ser pasajeras. Este tipo de tiempo es idóneo para las familias aficionadas al senderismo. En esta región, la riqueza natural es incalculable, con diversos parques naturales e increíbles rutas que se pueden adaptar a diferentes edades.

 

 

  • Descenso del Sella. Una de las experiencias más divertidas que podéis hacer con los más pequeños es recorrer el río Sella en canoa. Es una actividad estrella en Asturias y puedes elegir, en función de la edad de los niños, tanto el tiempo como los kilómetros que quieres hacer. Toda una aventura en la que todos disfrutaréis al máximo.
  • Senda del Oso. Un itinerario para hacer a pie o en bicicleta, además de uno de los más frecuentados. Cuando le digas a tus hijos que podéis ver osos pardos en la caminata, no serán capaces de contener la emoción. Este sendero discurre por el antiguo camino del tren minero, pasando por túneles excavados en la roca y desfiladeros. Conocer el asombroso paraje que pasa por los concejos de Proaza, Teverga, Quirós y Santo Adriano, es uno de los mejores recorridos para hacer en Asturias con niños.
  • Lagos de Covadonga. Es una visita absolutamente obligatoria, en el corazón de los Picos de Europa. La ruta circular para llegar al mirador del Príncipe y observar el esplendor de los lagos de Covadonga es asequible para todos. Los peques podrán admirar la naturaleza mientras los rebaños pastan en los alrededores.
  • Cuevas de Tito Bustillo. Se trata de una excelente oportunidad para hacer que los niños se interesen por la Historia. Estas cuevas de Ribadesella, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, constituyen una significativa representación de arte rupestre. Podéis elegir una visita guiada para que los más pequeños aprendan con las diferentes actividades didácticas y talleres.
  • Cascadas de Oneta. Esta es otra valiosa excursión para llegar a estos tres asombrosos saltos de agua de la parte occidental asturiana. Fueron declaradas Monumento Natural del Principado y se llega a través de una ruta de fácil acceso entre robles o castaños. Comienza en el pueblo de Oneta y continúa siguiendo el río.
asturias con ninos

Las rutas de senderismo asturianas te llevarán a las mejores playas.

Playas para acudir en familia en Asturias

Es innegable que, sobre todo si vais en verano, querréis visitar alguna de las bellas playas inundadas de verde que se extienden por todo el litoral asturiano. Además, algunas de ellas esconden mucho más que arena y olas. Llanes es uno de los lugares predilectos para visitar con niños. En la variedad de sus costas seguro que encontraréis vuestro rincón favorito para pasar el día. Por ejemplo, la playa de Barro, con forma de concha, está resguardada de los fuertes oleajes y el viento gracias a las rocas en sus extremos. Encontrarás aguas cristalinas y un hermoso paraje donde crear momentos inolvidables. La playa de La Ballota, también en esta localidad, dispone de servicios y lugares cercanos para comer. Se llega a ella tras un agradable paseo o accediendo en coche. Su configuración de pequeña bahía, rodeada de vegetación y protegida del viento, encandilará a los más pequeños. Si estáis en Llanes, no olvidéis acudir a los bufones de Pría, para ver el espectáculo a modo de géiser que son estas chimeneas naturales, conectadas con el mar.

La playa de Otur, en Luarca, es una de las más recomendadas para ir con niños, por sus aguas claras y su fácil acceso en automóvil, así como por sus múltiples servicios. Otra opción, considerada por muchos como la más hermosa de Asturias, es la playa del Silencio, en Cudillero. En un entorno protegido único, esta playa no es de arena, sino de pequeños cantos rodados. Solo hay que andar unos metros tras aparcar el coche para descubrir esta maravilla. No olvidéis llevar provisiones para pasar la jornada.

asturias con ninos

Descubre los rincones asturianos junto a los mas pequeños.

Más planes con niños en Asturias: MUMI, Museo del Jurásico y acuario de Gijón

Una de las actividades más enriquecedoras para realizar con niños en Asturias es visitar sus museos y espacios culturales. Muchos de ellos son centros interactivos singulares, como por ejemplo el Museo del Jurásico, en Colunga. En su emplazamiento se encontraron vestigios de dinosaurios que habrían pisado esa tierra 150 millones de años atrás. Hoy, un edificio con una curiosa forma de huella de estos gigantescos animales, reúne una completa muestra didáctica sobre los mismos. Los peques se quedarán fascinados con los enormes esqueletos reconstruidos, los fósiles, las pisadas conservadas o las recreaciones de estos espectaculares reptiles a tamaño real. Un lugar para jugar con la imaginación mientras se aprende.

El Museo de la Minería y la Industria de Asturias, MUMI, situado en San Vicente, es otro de los más visitados por las familias con niños. Aquí os sentiréis mineros por un día mientras os empapáis de la historia que se desarrolló en las cuevas mineras asturianas durante el siglo XVIII. Los pequeños conocerán historias sobre la tradición y el duro trabajo que supone esta profesión, que no cae en el olvido gracias a la labor de museos como este.

El Acuario de Gijón, junto a la playa de Poniente, resultará una agradable experiencia, a la par que divertida. Es uno de los acuarios mejor cuidados de toda la geografía española. Si vuestros hijos prefieren estar al aire libre, podéis acercaros hasta el Castro de Coaña para conocer estos restos de la cultura castreña que datan del siglo IV a. C. y, al mismo tiempo, conectar con los orígenes de esta rica región. Naturaleza, mar, tradición, cultura y patrimonio al alcance de los niños para vivir unos días juntos que siempre recordaréis.

 

Planes relacionados