×
Otros destinos ×

Calle Serrano. Glamour en Madrid

Serrano es la calle más glamurosa para ir de tiendas en Madrid. Quien busque los mejores lugares para ir de compras encontrará en Serrano las primeras marcas del diseño de moda, desde Loewe y Chanel, hasta Dior y Louis Vuitton, pasando por Gucci, Hermès, Prada o Valentino. No en vano se la conoce como “la milla de oro”. Claro que, si no podemos hacer frente a los precios desorbitados de algunas tiendas de lujo, siempre nos quedará como refugio El Corte Inglés, Cortefiel o Zara.

La calle, una de las arterias principales del barrio de Salamanca, nace en la plaza de la Independencia, o sea, junto a la Puerta de Alcalá, uno de los símbolos de Madrid, y desemboca en la calle de Príncipe de Vergara, a la altura de la plaza de la República del Ecuador. Y discurre casi en paralelo al paseo de la Castellana. Fue sometida a un gran lavado de cara en 2010 y desde entonces reluce mucho más, con joyerías muy exclusivas, coquetas terrazas, restaurantes de alta cocina y hasta con peatones que parecen haber sido seleccionados para la vía. Es una calle, también, para pasear y disfrutar. Sin duda.

 

 

De la prensa a las tiendas y el ocio

En la calle de Serrano también se encuentra uno de los centros comerciales y de ocio más exclusivos de la capital, con su deslumbrante e histórica fachada neomudéjar. Es el denominado ABC Serrano, que tiene su arquitectura más vistosa hacia el paseo de la Castellana. Se llama así porque en su día albergó las dependencias del veterano diario “ABC” y de la mítica revista “Blanco y Negro”. El periódico se fundó en 1903 y utilizó este edificio hasta que en 1989 la editora vendió el inmueble y se trasladó a las afueras de Madrid.

Alta gastronomía en El Corte Inglés de Serrano

La tradición y la vanguardia se mezclan en el ático del edificio de El Corte Inglés de Serrano. Aquí está el restaurante Streetxo, la propuesta más informal y “low cost”, gastronómicamente hablando, del afamado chef David Muñoz (tres estrellas Michelin por DiverXO). Pero, atención, no admite reservas y, si quieres asegurarte una mesa, tienes que ir con mucho tiempo de antelación para esperar turno. O bien comer a deshoras. Merece la pena, porque te sorprenderás con sus creativas y locas, además de sabrosas, creaciones.

Tranvías en la calle Serrano

Hay que remontarse a los años 60 del siglo XIX para conocer el comienzo de la historia de la calle de Serrano. Fue el marqués de Salamanca el que abrió esta vía, que antes formaba parte de la Ronda de Alcalá, para construir el barrio que hoy lleva su nombre. Al principio se llamó Bulevar de Narváez y, como nota curiosa, diremos que aquí, en la esquina de Maldonado, se instaló la primera estación de tranvías que hubo en Madrid. Era el año 1871.

¿Cuándo toma su actual nombre la calle de Serrano? Fue después de la revolución de 1868 y en recuerdo del general y político Francisco Serrano y Domínguez (1810-1855), que vivía en un hotel de esta calle que hacía esquina con Villanueva. El general Serrano era vecino, curiosamente, del jurista Alonso Martínez, quien también dio nombre a una icónica plaza de Madrid.

calle-serrano_madrid

Edificios de la Calle Serrano

Museo Arqueológico

Entre las calles de Jorge Juan y Villanueva, se encuentra el Museo Arqueológico Nacional, que también se sometió a una gran remodelación y modernización en los últimos años. Custodia y expone millones de piezas de incalculable valor artístico, histórico y cultural para nuestra sociedad, procedentes de las grandes civilizaciones y culturas del mundo. Imprescindible ir a visitar la elegante Dama de Elche.

Museo Lázaro Galdiano

En el  número 122 de la calle, nos topamos con otro museo estatal, pero de origen privado. Es el Lázaro Galdiano, que muestra exactamente 4.820 piezas valiosas en las cuatro plantas de un bellísimo palacete que un día fue vivienda particular del coleccionista de arte que da nombre a la institución.

En la planta baja, se puede ver la deslumbrante Cámara del Tesoro, con obras de platería que van desde el siglo III a.C. hasta finales del XIX y cuadros de autores como Teniers, Mengs, El Greco, Zurbarán o Sánchez Coello. La planta primera, con una gran exposición de arte español del siglo XV al XIX, conserva los techos originales pintados por Eugenio Lucas Villaamil y sus suelos de marquetería. La segunda planta está dedicada al arte de las escuelas europeas más importantes: italiana, flamenca, alemana, holandesa, francesa e inglesa. Y la tercera planta alberga el denominado “Gabinete del coleccionista”, con colecciones de armas, textiles, monedas, hierros, medallas, marfiles, bronces o jaeces.

calle-serrano_madrid

Edificios de la Calle Serrano

Jardines de Colón

La calle se asoma, por uno de sus laterales, a la emblemática plaza de Colón. Desde Serrano, se accede a los Jardines del Descubrimiento, que fueron inaugurados en 1970. Aquí se encuentra el impactante Monumento al Descubridor que fue levantado en tres grandes volúmenes de hormigón, con relieves alusivos al hecho histórico, por Joaquín Vaquero Turcios. Fue erigido en 1977, año en que se puso punto y final a la remodelación de la plaza. Más tarde, se colocó una bandera de España de gran tamaño que ondea sobre un mástil de 50 metros de altura.

Como anécdota, recordaremos que en el espacio que hoy ocupa la Embajada de Estados Unidos, en el número 75 de la calle, se hallaba anteriormente “la huerta de Cánovas del Castillo”, dedicada al cultivo de patatas y hortalizas. Fue el regalo de boda que el político recibió de sus suegros, los marqueses de la Puente y Sotomayor, tras contraer nupcias con su hija. Pero hay que decir también que aquella huerta contaba también con una mansión de estilo francés, que fue habitada por los marqueses, y con un frondoso parque con estanques de mármol a la italiana y jardines de diseño. No era, está claro, una huerta cualquiera.

Figuras ilustres de la calle Serrano

Ya hemos citado algunas figuras ilustres que habitaron la calle, pero hubo muchas más. Uno de ellos fue el periodista Miguel Moya, primer presidente de la Asociación de Periodistas, quien vivió en el número 4. En el número 40, tuvieron su casa el político y presidente de la Primera República española Emilio Castelar, y después, Manuel Azaña, presidente de la Segunda República. Y más hacia el norte, en el número 72, vivió el compositor Manuel de Falla en una casa en la que creó “La vida breve”. El político Ríos Rosas también tuvo su domicilio en el número 86 de la calle y hay constancia de que el médico Gregorio Marañón y el fundador de Falange Española, José Antonio Primo de Rivera, vivieron en esta calle durante un tiempo.

La calle Serrano, en definitiva, es una de las mejores opciones para descubrir las últimas tendencias en el diseño de moda y disfrutar, de paso, de restaurantes y de museos.

 

Información de interés

Cómo llegar a la calle de Serrano:

  • En Metro: Línea 4 (estación Serrano)
  • En autobús: Algunas líneas que recorren la calle de Serrano son 1, 9, 51, 74 y 146. Consulta la web de la EMT

Planes relacionados