×
Otros destinos ×

Monte Ulía, naturaleza en la ciudad

Guipúzcoa es uno de los mejores lugares para disfrutar de la naturaleza en estado puro. Los amantes del senderismo o las rutas en bicicleta encontrarán en esta provincia un enclave único y privilegiado del norte de España.

El monte Ulía es una de las propuestas que los amigos de la caminata deben tener en cuenta. Se encuentra entre los barrios de Gross y Ulía y llega hasta Pasajes, un total de casi 320.000 m2 de montañas y senderos donde perderse.

Ulía, una historia agridulce

Ulía comenzó a funcionar, a principios del siglo XX, como zona de recreo para la alta sociedad guipuzcoana. Una fecha importante en su trayectoria fue 1902, ya que se inauguró en aquel lugar el primer tranvía eléctrico de la Península, el cual debía servir como medio de transporte entre el monte Ulía y San Sebastián. Años después, se puso en marcha el transbordador aéreo, que fue todo un éxito.

Sin embargo, la creación del parque de atracciones del Monte Igueldo y la llegada de su funicular afectó al éxito del monte Ulía y entró en decadencia.

Descubre Ulía, el monte de San Sebastián

El espacio correspondiente al monte Ulía ocupa desde el centro de San Sebastián hasta una altura de 235 metros de altitud. En este gran espacio natural, uno de sus parajes más reconocidos es el merendero, que servía de centro de reuniones a cazadores y pescadores de la zona de Basollua. En dicho lugar, podrás descubrir la amplia terraza donde antiguamente se practicaba tiro al plato o tiro al pichón, y ahora es una zona ideal para disfrutar de una comida en familia.

Asimismo, los amantes del senderismo podrán practicar su deporte favorito mientras contemplan su variada vegetación y la belleza del monte.

 

 

El molino del monte Ulía y la peña del Ballenero

Lo que hoy en día se conoce como el molino de Ulía, antes era el Chalet de las Peñas, una cafetería y restaurante con una terraza exterior colgante. Realmente nunca tuvo la función de molino, simplemente se asemejaba su arquitectura.

Otro lugar que merece visitarse es la peña del Ballenero, que era utilizada como atalaya para avistar las ballenas. Actualmente su uso ha cambiado, al igual que el de otras peñas, y ahora es un mirador del entorno.

Parque de juegos en el monte Ulía

Cuando viajamos con niños, a veces resulta complicado encontrar lugares que les resulten divertidos y que les hagan el viaje más ameno. Sin embargo, San Sebastián es de esas ciudades amigas de los más pequeños en las que siempre hay actividades o lugares lúdicos donde combinar turismo y diversión.

Dentro del monte Ulía podrás encontrar una zona de juegos cuya principal característica es que todos los columpios son de madera. Los columpios, las zonas de equilibrio y una casa de madera son los más solicitados. Además, se encuentran rodeados por múltiples mesas de picnic para que sea sencillo hacer un descanso sin dejar de vigilar a los más pequeños.

Si seguimos caminando, nos toparemos con la peña del Rey desde donde, en días claros, podemos divisar la costa y el monte Jaizkibel.

monte ulia

Vistas de San Sebastián desde el Monte Ulía

Centro de interpretación de Ulía

El centro de interpretación de Ulía fue inaugurado en el año 2012 y forma parte de la conocida fundación Cristina Enea. San Sebastián es una ciudad que pretende fomentar el interés local y turístico por la preservación del medio y el cuidado de la naturaleza en general.

Todo el mobiliario que allí encontrarás está realizado con materiales totalmente reciclados como, por ejemplo, palés.

Su programa de actividades es muy amplio y para todos los públicos. Podrás encontrar desde talleres hasta rutas por el monte y visitas guiadas. Particular atención requiere su exposición permanente basada en la fauna y flora de la ciudad, así como la de la vida marina.

Los niños son cien por cien partícipes de cada actividad y se les invita a aprender tocando y viviendo una experiencia única.

Y si aún no estás convencido, te diremos que también cuenta con huerto propio donde los pequeños de la casa descubrirán las hortalizas que se cultivan y un apiario, que es el lugar donde viven las abejas y donde puedes observarlas en su hábitat natural.

Quienes quieran vivir una experiencia más completa puede alojarse una noche en un albergue del monte donde, en las inmediaciones, también se encuentra un restaurante con bonitas vistas de la ciudad.

Faro de la Plata

Desde el faro de la Plata se puede acceder a Pasajes San Pedro o bien hasta el Alto de Miracruz. Este faro, que se encuentra en la propia ladera del monte Ulía, transmite magia, amor y misterio. Tanto es así que forma parte incluso de una novela.

El monte Ulía quizá no sea uno de los principales destinos turísticos de la ciudad, sin embargo, quien lo visita vuelve completamente enamorado de sus frondosos y verdes bosques, así como de sus barrancos, de sus senderos y de los lugareños que se encargan de hacerte sentir como en casa.

Ulía es un oasis de paz y naturaleza en medio de una ciudad tan concurrida y bonita como San Sebastián. Te invitamos a que lo conozcas y disfrutes en primera persona de esta maravilla natural.

Planes relacionados